Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2021 - Edición 250

Innovar, ¿Por qué no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Adolescentes tras la pandemia

“El principal reto al que nos enfrentamos en la reescolarización de los adolescentes es encontrar el equilibrio entre el cumplimiento de las medidas de salud pública y dar una respuesta adecuada a las necesidades sociales y afectivas que ellos tienen en una época tan crítica del desarrollo”, señala desde España la psiquiatra infantojuvenil Rocío Paricio.

Por: M. Ester Roblero
Adolescentes tras la pandemia

“Los adolescentes son una población especialmente difícil de concientizar a la hora de cumplir con la distancia social, el uso de mascarillas, el lavado frecuente de manos... Pero, por otra parte, existe abundante literatura científica que avala la importancia de las relaciones sociales y la exploración del entorno en esta etapa de la vida en la que se produce la salida de la persona hacia el exterior”, señala.

—¿Podríamos hablar de nuevas necesidades psicológicas de los adolescentes que han vivido la covid-19 el año 2020?

—Con el confinamiento global y las medidas de distanciamiento social, este proceso de desarrollo hacia el exterior se ha visto interferido. Muchos adolescentes han iniciado o agravado conflictos con sus familiares, al verse atrapados en la jerarquía familiar, y aunque todavía es pronto para conocer todas las consecuencias psicológicas de la pandemia, sí parece que entre los menores de edad han aumentado algunos problemas específicos de salud mental, como la anorexia, los cuadros ansioso-depresivos y las ideas suicidas.

—¿Cómo las familias y docentes pueden ir preparando a los adolescentes para el nuevo año escolar?

—Debemos tener en cuenta que la base segura de los niños y adolescentes somos sus adultos de referencia: madres, padres y profesorado. Por ello, es importante mostrarnos tranquilos ante ellos, huyendo de catastrofismos, pero sin negar los aspectos desagradables de la realidad actual. Los adolescentes van a tener que asumir algunos cambios en sus modos de relacionarse, como nos ha sucedido a los adultos, pero deben saber que van a poder seguir cultivando sus amistades, sus estudios, sus relaciones amorosas.

—¿Cómo evitar la frustración de padres y maestros, al reanudar la escuela presencial?

—En este punto creo que es necesario dar un voto de confianza a los adolescentes. Los adultos vimos completamente trastocada nuestra rutina y poco a poco estamos volviendo a ella. Es esperable que los menores también vayan recuperando sus hábitos. En países como España, gracias al esfuerzo de profesores y alumnos, la vuelta a las aulas ha ido mejor de lo esperado. Bien es cierto que esta crisis ha puesto de manifiesto las deficiencias de los sistemas educativos actuales, como en tantos otros ámbitos. El abandono escolar es un problema estructural, pero cuyas raíces se asientan en modelos educativos que fallan a la hora de potenciar la motivación y las capacidades individuales. Además, la actual crisis sanitaria ha destapado la denominada “brecha digital”, un nuevo tipo de desigualdad por la cual los adolescentes con menor acceso a las nuevas tecnologías prácticamente se han quedado fuera de los sistemas educativos reglados.

Dra. Rocío Paricio es graduada en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid (España) y especialista en Psiquiatría por el Hospital universitario Ramón y Cajal.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.