Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El celular en clases, de enemigo a aliado

Desde plantillas Excel hasta apps de aprendizaje, aulas y pizarras virtuales. De manera autodidacta, Santiago Fuentes, profesor de Matemática del Colegio Juan Piamarta, intenta acercar a los estudiantes a todas las herramientas digitales que permitan mejorar sus aprendizajes y aporten a la motivación y comprensión.

Por: Verónica Tagle
El celular en clases, de enemigo a aliado

“En mi época, la fuente de información era la biblioteca; hoy, es el teléfono”. Santiago Fuentes, de 58 años, es tecnológico de manera autodidacta. Cuando se dio cuenta de que internet y los celulares estaban invadiendo su sala de clases, con niños metidos en las redes sociales, decidió sacarles ventaja. “Los veía todo el tiempo en el teléfono y, en vez de pelear con ellos, les pedía que busquen una definición, o información, hacía que las leyeran y entre todos elegíamos la más adecuada”, cuenta.

Santiago Fuentes es profesor de Matemática hace más de diez años en el Colegio Juan Piamarta de Talca y es el coordinador del departamento de la misma asignatura en enseñanza media. “En mis clases siempre, aparte del material que preparo, estoy tratando de acercar a los estudiantes a todas las herramientas digitales que permitan mejorar su aprendizaje y aporten a la motivación y comprensión”, explica.

Con el tiempo ha insertado a sus alumnos en las calculadoras gráficas, plantillas de Excel, plataformas de matemática como Descartes y KhanAcademy, formularios Google y Jamboard (pizarras digitales). Con la pandemia y el trabajo remoto, aprendió a usar una plataforma llamada Canvas, que hace de sala de clases virtual donde revisa trabajos, publica las correcciones y se comunica con sus alumnos.

—¿Cómo surgió esta inquietud de acercar la tecnología a las clases?

—La idea era evitar que el trabajo de profesor se hiciera muy tedioso. Como profesor, siento que, si no logro que el chico trabaje y se involucre con la clase, no voy a lograr aprendizaje. La tecnología hace que nosotros los profesores podamos acercarnos más a los chicos. Tenemos que enseñar a los niños a usar bien la internet.

—¿Cuáles han sido las limitaciones de aplicar la tecnología en el aula?

—Mi colegio es considerado de alta vulnerabilidad, y muchos de mis estudiantes tienen teléfono, pero no acceso a internet. Solo unas bolsas de datos para utilizar redes sociales. En la pandemia, los que no tienen internet deben ir al colegio una vez al mes a buscar una carpeta con fotocopias del material que les hacemos, no tienen retroalimentación de ningún tipo. Creo que deberíamos poder asegurar a todos la conexión a internet.

—¿Podrá la tecnología alguna vez reemplazar las clases presenciales?

—La tecnología y su uso siempre será un complemento a la labor del docente ya que, si bien esta permite la autonomía del estudiante, en el proceso de adquisición de habilidades matemáticas siempre surgirán dudas que generarán una discusión enriquecedora que solo puede darse con el docente. En este sentido, la tecnología, y su uso, solo la veo como una oportunidad de cambiar las estrategias de enseñanza.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.