Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2020 - Edición 237

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Yoko Ono: La obra de arte colaborativa

Por: María Dolores Mariscal Martín, Área Educativa, Museo Artequin.
Yoko Ono: La obra de arte colaborativa

Yoko Ono nace en Japón en 1933. Pertenece a la aristocracia japonesa y toda su infancia y juventud estuvo marcada por constantes viajes entre Japón y Estados Unidos. Esto marca en ella un desarraigo territorial.

Gran parte de la obra de Yoko Ono trata de temas como libertad de pensamiento, paz, lucha contra el racismo, homofobia y sexismo, y la valoración de pequeñas grandes sensaciones cotidianas.

Formó parte del movimiento vanguardista de los años 60 y fue integrante del grupo Fluxus. Su loft por un año se convierte en plataforma para mostrar el trabajo de la vanguardia experimental neoyorquina (Phillip Glass, Merce Cunningham Cage…). A estos happenings llegaron a asistir 200 personas; entre ellos, el artista francés Marcel Duchamp y la coleccionista y mecenas estadounidense Peggy Guggenheim.

Yoko Ono ganó fama al convertirse en la segunda esposa de John Lennon. En el año 1970 ambos se convierten en figuras fundamentales en la lucha por la paz y los derechos civiles.

Las ideas son el principal componente de sus obras: ideas poéticas, absurdas y utópicas, factibles, específicas. Todas con un sentido del humor y su actitud crítica y social. Sus obras se consideran incompletas sin la participación física o mental del espectador.

Destacamos una de sus instalaciones: Media Habitación, 1967. En ella, Yoko corta por la mitad algunos objetos cotidianos, los pinta de blanco y los mete en una estancia: media silla, medio armario, media tetera… Esto va acompañado de un cartel «La vida es solo la mitad de un juego, las moléculas siempre están a punto de medio desaparecer y medio emerger».

Árbol de los deseos son obras participativas pertenecientes a una serie que la artista inicia en 1996, cuyo origen se encuentra en una tradición japonesa que consiste en colgar oraciones de un árbol o bambú. La artista invita a que los visitantes escriban sus deseos de “paz” y los cuelguen del árbol; posteriormente, estos mensajes se envían a la artista para integrarse en el proyecto Torre Imagina la Paz (Imagine Peace Tower, 2007), instalación lumínica ubicada en la isla Viðey, en Reikiavik, creada por Ono en memoria del que fue su esposo, John Lennon (1940–1980). La artista ha creado distintas versiones de esta obra, que se hallan en distintos museos.

ACTIVIDAD recomendada para estudiantes de primer ciclo básico

Se plantea una actividad artística donde los estudiantes trabajen la instalación artística a partir de un elemento natural como lo es un árbol o arbusto que tengan en sus centros educativos o bien un árbol artificial que creen entre todos.

Para las culturas antiguas, el árbol de los deseos representa la conexión del ser humano con su lado espiritual y su relación con el universo como una sola unidad. A él se le encomiendan los anhelos, sueños y esperanzas que son materializadas a posteriori.

Será una obra participativa donde cada estudiante puede colgar frases con deseos de paz. Serán tiras de papel con un agujero para poder colgar con un hilo o cinta en las ramas.

Los temas a trabajar pueden ser muy diversos: deseos de paz, medidas ecológicas para cuidar el medio ambiente, medidas para ser una sociedad más justa y equitativa. Para finalizar, se comentará la creación grupal propiciando la reflexión crítica entre los compañeros.

www.artequin.cl

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.