Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2020 - Edición 239

Recreos, un espacio de aprendizaje para tiempos de cambios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Las tecnologías impactan el aprendizaje

Sí o sí los docentes deben apoyarse y usar las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) para mejorar el aprendizaje y la motivación de los alumnos. De aquello nos cuentan un profesor del Liceo Politécnico El Señor de Renca y tres de sus alumnos.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
Las tecnologías impactan el aprendizaje

Ganador del premio docente colaborador destacado de Duoc UC (2016), finalista en el año 2013 del Premio Nacional Innovación en Educación Científica, categoría TIC de Fundación Ciencia Joven y autor de “Nuevos paradigmas en la educación bajo la aplicación de inteligencia artificial y realidad aumentada”, Juan Cabrera, profesor TP del Liceo Politécnico El Señor de Renca, y docente de la Escuela de Ingeniería Duoc UC, es un convencido del impacto que generan las tecnologías en el aprendizaje.

Conoce de muy cerca el tema y está fuertemente convencido de que “hay que tomar en cuenta que las tecnologías se mueven e incorporan a la vida cotidiana más rápido de lo que uno cree, los jóvenes y adolescentes tienen una habilidad increíble para adaptarse al uso de nuevas aplicaciones, la inquietud no es si los docentes están preparados, sino más bien qué tan dispuestos están para incorporar nuevas tecnologías y prepararse continuamente”.

Porque, dice, uno de los impactos más relevantes es el efecto que se genera en la motivación de los alumnos. De eso nos cuenta, Nicolás Vargas, de tercero medio del Liceo Politécnico El Señor de Renca, establecimiento que pertenece a la Red de Colegios de la Fundación Irarrázaval.“Con las tecnologías, las clases son más didácticas y por eso, recomendaría que se usaran en todas las asignaturas. Así nos darían más ganas de aprender”.

Sin embargo, asegura el académico, la preparación y capacitación de los docentes en esta temática es continua y es atemporal: “Frente a esto hay algunos que sí están dispuestos, pero requieren de herramientas que los ayuden a acercar sus conocimientos a las nuevas tecnologías”.

Asegura el profesor que las tecnologías, las redes sociales y los sistemas multimedia son un aporte significativo al ámbito educativo, porque facilitan considerablemente el aprendizaje. Por ejemplo, cuenta que una estrategia razonable de adaptación es la incorporación a comunidades tecnológicas. “Existen redes del movimiento makers en las que podemos replicar técnicas y ejercicios probados en diversos ambientes educativos. Los recursos disponibles son open source, así es que no estaremos violando reglas ni vulnerando licencias de desarrollo”.

Las tecnologías entregan más versatilidad. “Los docentes por medio del uso de los data, por ejemplo, nos pueden mostrar de mejor manera el material de apoyo que utilizan para hacer sus clases. Nos ayuda mucho a entender mejor la materia”, nos cuenta Nicolás Vargas.

Coincide con esta idea el alumno Christian Solís, también de tercero medio de ese colegio, quien asegura que “cuando escuchas clases de dos módulos seguidos, te aburres. Pero si el docente se apoya en el uso de las tecnologías, resultan más entretenidas y nos podemos concentrar mucho mejor”.

Además, agrega Solís, las tecnologías nos ayudan también a entender mejor la materia. “Se puede comprender mejor, y muchas veces hasta de forma más rápida. Yo recomendaría que todos los docentes las usaran, si les agregan proyecciones u otras herramientas como robótica, nos motivaríamos más”.

Sucede que se incrementa la posibilidad de aprender ideas y conceptos nuevos. “La tecnología nos da esa posibilidad. Me motiva mucho, porque aprendo cosas nuevas, circuitos nuevos que me gusta conocer y compartirlos con otros compañeros”, explica Stephania Fernández, también de tercero medio del Liceo Politécnico El Señor de Renca.

Capacitación de los docentes

Parte del trabajo de los profesores, dice Juan Cabrera, es comprender que la tecnología debe ser capaz de involucrar mayor cantidad de sentidos que los antiguos métodos de estudio; es decir, leer desde un libro o leer desde un computador no es ningún aporte ni cambio al proceso educativo.

“Las herramientas tecnológicas no se hacen importantes solo por el hecho de usarlas, sino más bien se hacen importantes cuando son capaces de generar cambios en quienes las usan y aumentan la interacción social”, dice el profesor Cabrera.

Afirma el docente que existen múltiples plataformas de apoyo a la educación: “Por nombrar solo dos: Lab Experiencie, donde hemos digitalizado el juego pasapalabra para ampliar el uso del lenguaje y promover competencias internas en los cursos; y Pinturillo2, en la cual el profesor de arte entrega desafíos de dibujos a los alumnos para adivinar y ganar puntos como equipos”.

Por ello, señala que la labor real para el docente consiste en alinear los objetivos con las aplicaciones disponibles en la red. “Sin duda, estamos por debajo de lo que considera la Unesco respecto a las competencias mínimas para los docentes, pero aquello se debe a la falta de tiempo. El proceso de culturización local implica saber que lo que ha resultado perfecto en otros lados, no necesariamente será lo indicado para nuestra clase”.

¿Algún consejo para los docentes? “Obviamente, para seguir avanzando habría que liberar un poco la carga académica del profesor, o bien asignar alguna unidad educativa a la innovación y aplicación. En corto tiempo, podremos ver mejoras en las evaluaciones y en la carga laboral del docente”, termina Juan Cabrera.

¿Qué deben manejar los docentes respecto de las tecnologías?

• Herramientas digitales que favorezcan metodologías de aprendizaje activo; por ejemplo, herramientas que promueven la participación de los estudiantes en foros a distancia o debates en clase.

• Conceptos y habilidades disciplinarios relevantes en ambiente digital, como la capacidad de representar ideas usando herramientas de simulación y modelamiento en ciencias o de producción multimodal en lenguaje o artes visuales.

• Habilidades para aprender, representar y comunicar información e ideas de forma efectiva en ambiente digital.

• Conceptos y criterios para reflexionar sobre temáticas propias del contexto digital, como, por ejemplo, nuevos dilemas éticos y de autocuidado asociados al uso y publicación de información en las redes sociales.

• Metodologías inclusivas con apoyo de herramientas y recursos digitales que permiten la participación de personas con diferentes características cognitivas, emocionales y de personalidad en la sala de clases.

Fuente:
OPED (http://oped.educacion.uc.cl)

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.