Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2020 - Edición 237

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

En uso de nuevas tecnologías ¿Están preparados los docentes?

Algunos profesores están motivados por incorporar tecnologías en el aula, con un gran interés por actualizar dinámicas y metodologías. Sin embargo, recibieron muy poca formación en pregrado relacionada con las TIC aplicadas a la educación.

Por: Marcela Paz Muñoz I.
En uso de nuevas tecnologías ¿Están preparados  los docentes?

Es clave y fundamental “que las instituciones educacionales se hagan parte de la transformación del aula, incentivando y apoyando una formación que prepare a los profesores para utilizar tecnología en el proceso de enseñanza”, señala María Fernanda Díaz, Coordinadora Pedagógica de Lenguaje y Comunicación de Colegium, institución que lleva más de 19 años apoyando a los colegios en temas de tecnología e innovación.

—¿Son las tecnologías un aporte en el ámbito educativo?
—Sin duda, las tecnologías se han instaurado como un elemento más de la cotidianidad de muchas personas, como una herramienta que elimina las barreras de la distancia, ya que permite comunicarnos en tiempo real, permite acceder a información brindada por diferentes canales, además de acceder a entretención, como los videojuegos, entre otros.

En este sentido, el aula no puede quedar ajena al avance tecnológico, pero para que los recursos provenientes de la tecnología actual sean un real aporte al ámbito educativo, deben poseer contenido pedagógico; es decir, no es suficiente usar el celular con el objetivo de navegar en internet o entrar a redes sociales, es necesario orientar estas herramientas a objetivos de aprendizaje previamente definidos.

De este modo, es posible usar la cámara del celular para documentar el crecimiento de una planta para luego analizarla en clases de ciencias, buscar videos instructivos en clases de lenguaje para identificar cada uno de sus elementos, incluso llevar a cabo las instrucciones y compartir con el curso sus productos poniendo en práctica la argumentación.

Sumado a lo mencionado, la posibilidad de trabajar con dispositivos tecnológicos mediados por plataformas interactivas aporta en la diversificación de didácticas que podrían, por ejemplo, promover la colaboración y contribuir a mejorar los sistemas de evaluación. 

—¿Cómo se deben capacitar y orientar los docentes?
—En primer lugar, se hace necesario que los docentes identifiquen las necesidades de sus estudiantes y desde ahí decidan las posibles tecnologías a incorporar en sus aulas. No obstante, este diagnóstico requiere de una guía, de una formación en herramientas tecnológicas pedagógicas y de un acompañamiento, en lo posible de su institución, durante la trayectoria de aplicación, con el objetivo de analizar su implementación y reflexionar sobre las prácticas para mejorar, modificar, potenciar lo que se considere.

Respecto a la motivación de los estudiantes, es importante evaluar el dispositivo, plataforma, aplicación, etc., que se utilizará en clases pensando en las posibilidades de acceso a ellas; es decir, la conexión a internet; también el conocimiento que se tiene acerca de su uso (si se requiere de tiempo para acercarlos a ella) y, por último, como mencioné, evaluar los avances y resultados para decidir continuar o cambiar el recurso y/o dispositivo.

En nuestro país ya se está trabajando para lograr estas competencias y un ejemplo de ello es el currículum de Lengua y Literatura, en el que se incorpora explícitamente el uso de TIC, atendiendo a la búsqueda de información para ampliar conocimientos y acercarse al proceso de investigación.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.