Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2019 - Edición 235

Aprendizajes en la era moderna

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Aprender a motivar con el uso de la tecnología

“ProFuturo” es una solución digital educativa que proporciona a los docentes las herramientas productivas para complementar sus prácticas didácticas y asegurar los objetivos de aprendizaje. Y de paso, mejorar la motivación y las ganas de aprender de los alumnos.

Por: Marcela Muñoz Illanes
Aprender a motivar con el uso de la tecnología

“Sabemos que para que se produzca un aprendizaje efectivo se hace necesario hacerlo cercano a los estudiantes, si ellos se sienten agradados ya empezamos con buen pie, es así como si utilizamos la tecnología, los estudiantes perciben el aprendizaje de una manera más cercana a ellos. Porque los libros con los que nosotros estudiábamos antaño han dado un paso al costado (sin dejar de ser necesarios a nivel investigativo) para que la tecnología, a través de las tablets, entren al aula”, cuenta el profesor Hernán Gallardo C. del Colegio José Bernardo Suárez de Macul, quien posee un Postítulo en Matemática para la Educación General Básica.

Cuenta el docente que los estudiantes se alegran cuando ven llegar al profesor con las tablets, buscan sus audífonos y llevan a cabo un trabajo más individualizado. “Cada niño aprende a su propio ritmo, de esta manera cada uno desarrolla las actividades planteadas a su propio ritmo, se produce entonces un aprendizaje más eficiente”.

Este trabajo y motivación de alumnos y profesores ha sido posible porque desde el año 2016 “ProFuturo”, una iniciativa impulsada por la Fundación Telefónica y “La Caixa”, ha permitido reducir la brecha educativa y digital con tecnología en entornos vulnerables. “Pro Futuro” promueve la igualdad de oportunidades a través de una educación equitativa y de calidad y utilizando las herramientas digitales”, cuenta Angélica Alarcón, quien es Gerente de Inversión Social de Fundación Telefónica.

Hernan Gallardo

Se trata de un trabajo en conjunto, coincide el profesor Hernán Gallardo. Para quien formar parte de este proyecto ha sido súper enriquecedor, ya que le ha permitido capacitarse en estas lides. “En un principio estaba yo y luego al expandir la idea dentro del colegio se empezaron a sumar más profesores y hoy contamos con docentes de todos los niveles participando del proyecto”.

Hernán Gallardo: “ProFuturo” me ha dado la posibilidad de capacitarme y conocer programas como Programación por bloque, pasando por ABP, y Programación en Schracht, que han resultado súper útiles para mejorar el aprendizaje de los alumnos de todo el establecimiento”.

—¿Cómo activar la motivación de los alumnos con el uso de la programación y de la robótica?
—En realidad, lo que debemos motivar es que los niños se atrevan a inventar, a crear y a re-inventar. La programación y la robótica son herramientas para ello, porque aprender a programar permite hacer creaciones propias, resolver problemas, obteniendo una retroalimentación instantánea. Es importante ponerse metas realistas y comprender que se trata de procesos lentos, donde el error es un gran aliado y no un enemigo; donde se puede pensar en grande, pero hay que partir con cosas pequeñas; donde hay que trabajar con pares.

Hemos visto que -como decía Seymour Papert- trabajar con programación y robots permite a los alumnos aprender no solo de lo que los profesores dicen, sino también de lo que hacen. Eso es un paso muy importante en la construcción del conocimiento y por esta vía genera una motivación genuina en los estudiantes.

—¿En qué consiste el programa que están implementando en los colegios?
—“ProFuturo” es una solución digital educativa que nos entrega una gran oportunidad como país, y la estamos aprovechando, permitiéndonos transitar desde la democratización de la tecnología hacia el desarrollo de ciudadanos digitales. Es interesante como el mundo público y privado se han unido para enfrentar un cambio vertiginoso en la era del conocimiento.

Tenemos claro que no es posible enseñar a gran escala, en forma masiva a pensar creativamente, usar programas como herramientas para inventar y resolver problemas sin el concurso de los docentes. Es por ello que el Plan Nacional Lenguajes Digitales (PNLD) parte por los docentes agentes del cambio.

Angélica Alarcón

En Movistar, a través de su Fundación, hemos revisado lo que están haciendo en otros países que han partido hace unos pocos años. Por eso es que estamos ofreciendo un itinerario de formación de aprendizaje basado en proyectos y otro de programación por bloques. Mientras el primero nos permite transformar la programación en una herramienta de uso amigable con el currículo nacional, el segundo nos enseña la habilidad de escribir un programa.

—¿De qué manera se mejora la motivación?
—Por ejemplo, el gobierno lanzó el PNLD; el Congreso está interesado a través del Senado y la Comisión Futuro; el mundo privado desarrolló el HUB Chile, programa donde se reúnen empresas y organizaciones que trabajan colaborativamente y ya están comenzando capítulos regionales; Corfo hace llamados a presentar proyectos STEM; el CPEIP pone la programación dentro de las áreas prioritarias de la formación docente; a nivel curricular se incorpora la programación para 3ro y 4to medio.

—¿Dónde se capacitan los docentes?
—Existe la oportunidad de formación gratuita en el marco del PNLD, en temas de innovación educativa. Dejamos el link directo al catálogo del CPEIP y la invitación a todos los profesores del país a acceder a la plataforma líder que promueve el desarrollo profesional docente en el mundo: Creando Códigos.

Más información en: https://catalogo.cpeip.cl/programas/programacion-por-bloques-y-aprendizaje-basado-en-proyecto/

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.