Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2019 - Edición 235

Aprendizajes en la era moderna

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Somos optimistas del futuro de la formación técnica en Chile”

Conversamos con Gonzalo Toledo, director del Centro de Desarrollo para la Educación Media de Inacap, quien confirma esta frase señalando: “Hemos sido testigos de la valoración que la sociedad le ha entregado a este segmento de la educación, lo que se ha traducido en importantes cambios que han permitido a miles de jóvenes optar por la educación técnico-profesional”.

Por: Paula Elizalde
“Somos optimistas del futuro de la formación técnica en Chile”

Desde el año 2011 que existe, en Inacap, el Centro de desarrollo para la Educación Media (CEDEM) perteneciente a la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio y Comunicaciones, creado para potenciar los vínculos con los establecimientos educacionales del país a través de programas gratuitos para estudiantes y profesionales de la educación. Gonzalo Toledo, director del CEDEM nos cuenta cómo ha impactado positivamente a más de 200 mil estudiantes de enseñanza media y 20 mil docentes de todo el país y cómo ve hoy la educación técnica profesional en Chile.

—¿Qué es el Centro de Desarrollo para la Educación Media y qué busca?
—El Centro de Desarrollo para la Educación Media (CEDEM) tiene como propósito potenciar los vínculos de la Institución con los establecimientos educacionales del país. Por ello nuestras acciones son desarrolladas por todas la Sedes de INACAP, de Arica a Punta Arenas, y de esta manera buscamos ampliar las posibilidades de trayectorias educativas exitosas en los alumnos de enseñanza media de todo Chile, contribuyendo en la mejora de sus procesos formativos, con actividades que intentan impactar de manera integral en su proceso formativo.

Para cumplir este objetivo, desarrollamos programas centrados en la formación y actualización continua de estudiantes y profesionales de la educación, asegurando impacto nacional con acciones pertinentes a la realidad local y nacional.

“Creemos que la riqueza de la formación técnico-profesional, solo podrá tener un impacto real en la empleabilidad de los jóvenes cuando se comprenda la importancia de la formación integral en 3° y 4° medio de su formación diferenciada”.

—¿Qué logros ha tenido?
—Durante estos ocho años hemos podido impactar positivamente a más de 200.000 estudiantes de enseñanza media y 20.000 docentes y directivos de todo el país. Gracias a la amplia cobertura geográfica de INACAP, tenemos presencia en todas las capitales regionales del país y nos caracteriza la continuidad de nuestros programas, es decir, cualquier miembro de una Comunidad Educativa que participe de algún programa desarrollado por CEDEM, puede tener la confianza en que es una actividad que ha sido diseñada con base en las necesidades de las comunidades educativas y está siendo replicada en distintas Sedes de INACAP a lo largo del país. Es importante destacar además que el 100% de nuestros programas son sin costo alguno para los participantes, por lo que pueden acceder gratuitamente en alguna de nuestras 26 Sedes. Actualmente nuestra cobertura alcanza al 68% de los establecimientos educacionales que dictan Enseñanza Media en Chile, es decir, en dos de “cada tres establecimientos educacionales del país, al menos un docente, directivo o estudiante ha participado en alguno de nuestros programas.

—¿Tiene algún referente CEDEM?
—Cuando iniciamos el programa revisamos exhaustivamente tanto la incipiente experiencia nacional de la época como la internacional, y a partir de ello delineamos un camino propio a seguir.

Decidimos convertirnos en un actor comprometido con el devenir de la Educación Media, desarrollando un programa que entre sus primeras acciones acoge el desafío de desarrollar un propedéutico centrado en la EMTP, para ello nos hicimos asesorar por universidades que estaban desarrollando el programa y lo adaptamos a nuestra propia realidad, convirtiéndonos con el paso de los años en el programa de este tipo más grande del país.

Con el tiempo, hemos ido generando acciones propias que responden a las necesidades de los establecimientos de Educación Media y que se encuentran alineadas con los desafíos del Ministerio de Educación. Aprovechando nuestra presencia nacional, hemos logrado entregar respuestas que, manteniendo un estándar de calidad, al mismo tiempo pueden hacerse cargo de las particularidades de cada contexto regional.

—¿Cómo participan los alumnos y en qué los beneficia?
—Tenemos dos formas de llegar a los estudiantes del país: de manera indirecta, a través de sus docentes; y en programas en los que participan ellos presencialmente.
Con el fin de mejorar los resultados del proceso educativo de un establecimiento, tratamos de impactar positivamente tanto a estudiantes, profesores y cuerpo directivo. Para ello hemos generado programas de capacitación dirigidos a docentes y directivos, en los que les entregamos herramientas útiles para la actualización constante de sus conocimientos y habilidades pedagógicas para los primeros, como aquellas de gestión y liderazgo para los directivos de cada colegio.

— ¿Cuál es la importancia de la educación técnico-profesional para ustedes?
—Es el foco de nuestro quehacer: los desafíos país y nuestra trayectoria de más de 50 años trabajando por la formación técnica en Chile, nos hacen conscientes de la vital importancia que esta tiene en el desarrollo país. A través de la formación técnica hemos podido contribuir y seguiremos contribuyendo para que los ciudadanos de Chile desarrollen al máximo su potencial laboral y profesional, aportando así al crecimiento de nuestra economía, sobre todo en aquellos jóvenes provenientes de sectores más vulnerables, quienes son los principales beneficiados con este tipo de educación. La educación TP les permite obtener una cualificación laboral concreta al egresar de la Educación Media, lo que les brinda la posibilidad de trazar un camino formativo de acuerdo a sus necesidades y expectativas, ya sea ingresando inmediatamente al mundo laboral, siguiendo estudios superiores o integrando ambas posibilidades.

—¿Cómo ven el futuro de la educación TP en Chile?
—Somos optimistas del futuro inmediato de la formación técnica en Chile. En los últimos años hemos sido testigos de la valoración que la sociedad le ha entregado a este segmento de la educación, lo que se ha traducido en importantes cambios que van en la dirección correcta y que han permitido a miles de jóvenes optar por la educación técnico-profesional.

En este sentido entendemos que en la formación técnica de los jóvenes es clave la integración de contenidos transversales que faciliten su incorporación en el mercado laboral, en la Educación Superior o en ambos.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.