Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2019 - Edición 235

Aprendizajes en la era moderna

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Los profesores que no entienden que la lectura es de importancia central en la educación, deberían retirarse”

Así de tajante es la opinión de Matías Rivas, escritor y director de publicaciones de Ediciones UDP, al preguntarle cómo motivar a los profesores a incentivar la lectura en sus alumnos.

Por: Paula Elizalde
“Los profesores que no entienden que la lectura es de importancia central en la educación, deberían retirarse”

Para Matías Rivas, el último editor de Nicanor Parra en Chile, licenciado en Literatura y Lingüística de la Pontificia Universidad Católica y actual director de publicaciones de Ediciones de la Universidad Diego Portales, leer es un hábito y agrega que quienes quieran conocer, deben considerar a los libros, “sus más leales compañeros”. En definitiva, ¿cómo motivar a la lectura? Aquí sus respuestas:

—¿Cómo relevar el papel de la lectura y las humanidades en la formación de los alumnos?

—Leer es un hábito que se aprende con voluntad y disciplina. Hay que erradicar la idea de que la lectura es una forma de diversión. Leer es una experiencia, lo que es muy distinto. Sobre todo, cuando se trata de cuestiones que pueden confundir. Los niños tienen que saber que leen para conocer a otros, para vivir otras vidas. Y que leer cuesta, es una labor equivalente a jugar concentrado algo difícil.

—¿Cómo motivar a los jóvenes a la lectura en esta era digital?

—Todas las personas importantes han escrito libros o se han escrito libros sobre ellas. Los libros contienen la mayor cantidad de conocimiento y el más sofisticado. Quienes deseen ingresar a la tarea de conocer o de aprender tienen que saber que la lectura es la herramienta fundamental que ocuparán. Más allá de la tecnología, que da un poco lo mismo. Un libro electrónico dice lo mismo que uno de papel. Lo importante es eso. Los libros, además, permiten acceder al arte, a la poesía, a la literatura. Escribir bien y saber leer son destrezas superiores. Los que quieran conocer, los que tengan curiosidad o ganas de avanzar en la vida, deben considerar a los libros sus más leales compañeros.

—¿Cómo enseñar a pensar hoy?

—Con ramos de literatura y no de lenguaje, con filosofía, con invitados que sean pensadores y que hayan escrito libros. Llevar gente, escritores o poetas o ensayistas, estimula mucho. La gente con pasión, la transmite.

—¿Qué te motivó a ti a dedicarte a la escritura, lectura, edición?

—La lectura de ciertos autores que me dieron energía y aliento para dedicarme a la literatura, lo que es un camino duro.

—Por último, ¿cómo motivar a los profesores a darles la debida importancia a la lectura y a las humanidades en general?

—Los profesores que no entienden que la lectura es de importancia central en la educación deberían retirarse. Si logran enseñarles a los alumnos a leer de forma habitual, los salvan de una vida ignorante. Los profesores son cómplices de la pésima calidad de la educación en la medida en que ellos no consumen libros. No dan ejemplo. Tengo una opinión muy dura sobre la labor de los profesores, estudié con ellos en la PUC y sé que son capaces de hacer clases de lenguaje y no leer.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.