Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2019 - Edición 235

Aprendizajes en la era moderna

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“La lectura profunda y efectiva es el medio para adquirir conocimientos y conocer el mundo”

A través de distintos programas como “Yo amo leer”, “Pintando la lectura”, “Bibliotecas de aula”, “Almuerzos literarios”, desarrollados por la Fundación Astoreca, en el Colegio San Joaquín de Renca se ha logrado generar una comunidad en que la lectura es una parte importante de la vida cotidiana. Así nos cuenta Magdalena Plant, directora de este colegio.

Por: Paula Elizalde
“La lectura profunda y efectiva es el medio para adquirir conocimientos y conocer el mundo”

Magdalena Plant

Convencida de la importancia del tema, Magdalena Plant, directora del Colegio San Joaquín de Renca, afirma que “la lectura es uno de los ejes del proceso de aprendizaje en los colegios de la Fundación Astoreca. Estamos convencidos de que la lectura profunda y efectiva es el medio por el cual nuestros alumnos pueden adquirir conocimientos, conocer el mundo y adquirir cultura”.

—¿Qué importancia se les da a la lectura y a las humanidades en el Colegio San Joaquín?

—Las humanidades se abordan en el contexto de las asignaturas de Lenguaje e Historia. La lectura se trabaja exponiendo a los alumnos a textos de gran calidad literaria, fuentes históricas y otros escritos que les permitan desarrollar estrategias de lectura adecuadas a los textos complejos que tendrán que enfrentar en la educación superior.

—¿Qué programas o actividades concretos muestran esta importancia? ¿Tienen resultados?

—En Astoreca se han desarrollado varios programas y actividades que promueven el gusto por la lectura: “Yo amo leer”, “Pintando la lectura”, “Bibliotecas de aula”, “Almuerzos literarios”, hora de biblioteca dentro del horario escolar. Ellos nos permiten tener alumnos a los que les interesa y les gusta leer; de este modo, nuestros estudiantes leen entre 15 y 20 libros al año.

El mayor desafío, cuenta Magdalena Plant, es formar alumnos lectores, porque en Chile “siempre ha sido difícil promover la lectura, ya que los estudios indican que los chilenos leemos poco y muy mal”.

—¿Cómo motivar a los alumnos para desarrollar el gusto por la lectura?

—Fomentamos la lectura diaria por medio de los libros “Curiosidades” de Astoreca Editorial, que en sus versiones sobre el mundo, la naturaleza y Chile, promueven la curiosidad intelectual y el asombro, y permiten aprender de un modo entretenido, además de fomentar la lectura como hábito permanente.

Además, nuestra biblioteca es un motor de las actividades de fomento lector: organiza actividades y campañas, adquiere nuevos libros en forma mensual pensando en los intereses de los alumnos, y se encuentra permanentemente abierta para que acudan a ella en busca de material de lectura y estudio.

—Por otro lado, ¿cómo motivan a los profesores a darle la debida importancia a la lectura?

—Se trabaja en conjunto con los docentes para definir estrategias con los alumnos. Por ejemplo, en este momento en los cursos superiores estamos implementando algunas de las estrategias sugeridas por Doug Lemov en su nuevo libro “Comprensión Lectora Revisada”. En los niveles inferiores, los profesores trabajan las mismas estrategias de lectura en todos los cursos, de modo que los alumnos las adquieran en forma progresiva.

Participa toda la comunidad escolar en esta motivación. Además, todos los profesores y funcionarios del colegio pueden arrendar libros de nuestra biblioteca, tanto para su lectura personal como para sus familias. El objetivo es generar una comunidad en que la lectura sea una parte importante de la vida cotidiana.

—¿Con qué obstáculos se encuentran a la hora de motivar a la lectura?

—En Chile siempre ha sido difícil promover la lectura, los estudios indican que los chilenos leemos poco y mal. Además, el uso de redes sociales y los videojuegos han ido disminuyendo el poco tiempo que se le dedicaba a la lectura. En este sentido, pensamos que es mayor el desafío de formar alumnos lectores, pero nos encanta enfrentarlo. Porque sabemos que son esas mismas tecnologías las que permiten a nuestros alumnos acceder al conocimiento que se está desarrollando a nivel mundial y tenemos que prepararlos para eso.

—Por último, en los tiempos de la tecnología, ¿existe alguna herramienta que facilite la lectura?

—Actualmente hay dispositivos que permiten leer libros en forma digital, aunque no contamos con ellos en nuestros colegios. De todos modos, creo que la tecnología se puede usar para fomentar la lectura, ya que permite a los alumnos acceder a una infinidad de textos y documentos de su interés (revistas, investigaciones, publicaciones internacionales se encuentran disponibles en formato digital). El desafío como profesores es orientarlos para aprender a buscar y encontrar lo que les sirva e interese.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.