Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ago 2019 - Edición 233

Familia y Colegio unidos contra las adicciones

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Debate una interesante herramienta de aprendizaje

Uno a uno, se han ido sumando distintos colegios que utilizan el debate como parte de la asignatura de Lenguaje o de Historia. Otros, además, incluyen esta metodología dentro del programa y currículo del establecimiento, como es el caso del Liceo Industrial Óscar Corona Barahona, ganador del certamen que agrupa a los establecimientos que pertenecen a la Coreduc.

Por: Marcela Paz Muñoz Illanes
Debate una interesante herramienta de aprendizaje

Hace algunos meses el Liceo Industrial Óscar Corona Barahona, en La Calera, V Región, obtuvo el primer lugar entre los nueve liceos de la Coreduc, superando en la semifinal al colegio Nahuelcura de Machalí y en la final al colegio Elisa Valdés. Un triunfo que revela el trabajo de toda la comunidad, cuenta orgulloso el director del establecimiento, perteneciente a la Red de colegios de la Fundación Irarrázaval, Armando Velázquez.

—¿Es el debate una estrategia pedagógica?

—La actividad del debate tiene grandes ventajas para los estudiantes. Hemos podido observar una mejora cualitativa principalmente en su lenguaje, en la lógica argumentativa frente a sus puntos de vista, en reconocer distintos tipos de argumento, en esforzarse por lograr una comunicación eficaz.

Lo hemos podido constatar en las elecciones que se hacen anualmente para el centro de alumnos, ya que todos los candidatos que se han presentado en los últimos años provienen del taller de debates. Durante su periodo de campaña se organiza un debate entre los candidatos, ahí exponen sus puntos de vista, lo que concita el interés del resto de los estudiantes y de toda la comunidad educativa.

Cuenta el director que gracias al debate han podido observar cómo los alumnots progresan “principalmente en su lenguaje, en la lógica argumentativa frente a sus puntos de vista, en reconocer distintos tipos de argumento, en esforzarse por lograr una comunicación más eficaz”.

—¿Cómo han logrado motivar a los alumnos por el debate?

—La actividad de debates estudiantiles está inserta como asignatura obligatoria en el nivel de tercer año medio durante el primer semestre de cada año. Durante el segundo semestre se trabaja como taller con los 25 estudiantes mejor calificados y que manifiesten interés en participar de las sesiones semanales que son atendidas por dos profesores de Lenguaje en sesiones de dos horas, las que muchas veces se extienden a cuatro o a seis.

El principal interés de los estudiantes es poder participar en la competencia que organiza Coreduc y que convoca a los nueve establecimientos que administra.

—¿Qué sucede con la lectura?

—El fomento de la lectura siempre es un tema difícil de motivar. Tratamos de imponer su importancia incorporando lecturas cortas en todas las pruebas que se hacen en la mayoría de las asignaturas, entendiendo que no es solo un asunto que concierna a los docentes de Lenguaje.

—¿Cómo impacta el aprendizaje?

—La lectura, la escritura y el diálogo son un todo que impacta directamente en la forma de pensar y ver el mundo, y como tal, es un deber pedagógico fomentar esas habilidades de diversas maneras. Ahora estamos incursionando en lecturas grupales en donde los estudiantes construyen un sentido del texto a través de lecturas breves durante las clases.

Armando Velázquez

Forman parte del currículo

Cuenta Armando Velázquez que han implementado una modalidad que consiste en el planteamiento de “cuatro temáticas que sean debatibles; es decir, que permitan opiniones contrapuestas. Durante el primer semestre los estudiantes investigan acerca de las temáticas y exponen los diversos puntos de vista que encontraron en sus investigaciones, los analizan y clasifican los distintos argumentos. Cada tema se trabaja con lecturas grupales para construir un sentido y formarse una opinión al respecto”.

El director explica que, el segundo semestre, “el grupo seleccionado ya cuenta con una batería de argumentos, tanto a favor como en contra, por lo tanto, en esta etapa, solo se afinan los detalles argumentativos. Paralelamente, los profesores trabajan aspectos de dicción y oratoria, además de reforzar los distintos roles del formato competitivo: presentador, argumentador, contraargumentador”.

—¿Qué ocurre con los alumnos que se interesan por participar?

—Los estudiantes que se motivan son quienes mayor ventaja sacan con la práctica del debate, ellos entienden lo importante que es el buen uso del lenguaje para lograr sus objetivos en la vida, independiente de a qué se dediquen en el futuro. En general, son los estudiantes que presentan mayor rendimiento académico y mejor desempeño general.

—¿Qué aporte entregan estas instancias y las humanidades en la formación integral?

—Creo que el aporte es inmenso. Todos sabemos que el lenguaje es la base del pensamiento; por lo tanto, su buen manejo asegura también el desarrollo del pensamiento lógico y argumentativo, algo que es muy necesario fomentar en los jóvenes, toda vez que las clases frontales brindan poco espacio para la discusión dialógica.

En síntesis, el debate tal como coinciden los expertos puede convertirse en una estrategia de apoyo y fomento por la lectura. Los alumnos al investigar sobre temas que les motivan, se interesan  y mejoran sus habilidades en estas áreas.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.