Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2019 - Edición 229

Desafíos para una sana salud emocional de los alumnos

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Por una sana convivencia digital

Conocer el ecosistema digital, saber los conceptos y palabras que se usan, es el primer paso para lograr una sana convivencia digital escolar.

Por: Paula Elizalde
Por una sana convivencia digital

Conversamos con Pablo Christiny, director ejecutivo de la Fundación Nativo Digital, una entidad que nace el año 2015, con el objetivo de “poner la tecnología y la creatividad al servicio del desarrollo sicosocial de la infancia”. En este tiempo, además de realizar el primer festival que une a la industria creativa con la infancia (Fun Chile), realizan charlas, seminarios y un diplomado tratando temas de alfabetización digital con foco en los profesores, directivos y quienes estén vinculados al mundo de la educación.

—¿Cómo puede, un profesor, darse cuenta de que tiene un problema de convivencia digital y qué puede hacer?
Normalmente, el profesor es el último en enterarse ya que existen los grupos, de Whatsapp, de Instagram, donde él no está y el problema es ahí. Él puede creer que en su sala está todo bien hasta que queda una embarrada.

Primero, lo que nosotros planteamos es que en la medida en que los profesores están en conocimiento de la terminología, de las cosas que están sucediendo en el ecosistema digital, van a poder detectar más fácilmente lo que está pasando. Por ejemplo, probablemente estén hablando, mientras él está en la sala, de estas cosas, “oye me funaron”, “oye, ¿me posteas esto?”, quizás ha escuchado alguna vez “mándame un pack”. Si el profesor no sabe que el “pack” es una cantidad de fotos eróticas que se intercambian los chiquillos, obviamente no va a saber que ahí está pasando algo que es probablemente un riesgo.

Lo primero es interiorizarse sobre este ecosistema digital, qué es, cómo funciona, cómo se habla y a partir de eso van a empezar a detectar con mayor facilidad cuáles son las interacciones que pueden ser riesgos en su aula.

—Cuando el profesor ve que efectivamente hay un riesgo, ¿qué hace?
—Si ya ve que pasa algo, mediación inmediata. Debiera entregar herramientas a sus alumnos para que resuelvan sus conflictos. Nosotros tenemos un concepto muy potente que se llama la empatía digital, es básicamente hacerlos ponerse en el lugar del otro y decirles: ¿qué te pasaría a ti si te hicieran esto? Cuando uno les dice eso, los alumnos responden bien, son capaces de ponerse en el otro rol, lo comprenden fácilmente.

Carmen Campos, directora del colegio Técnico de Las Nieves, que pertenece a la red de colegios de la Fundación Irarrazaval, agrega: “Estamos en vías de construcción de la CUIDADANÍA DIGITAL, es para allá donde apunta la labor docente. Uno de los puntos más importantes para pensar la ciudadanía digital es comprender que nuestras actitudes online hablan de nosotros. Los valores con que contamos valen tanto para espacios digitales como analógicos. Si entendemos que ser agresivo puede lastimar a otro, lo sostenemos tanto para una pelea en la calle como una en un chat”.

Pablo Christiny, complementa: “Si hay elementos de riesgo que colindan con el delito, hay protocolos y hay una serie de resguardos del marco legal a los que el profesor puede apelar”.

—¿Cómo el profesor y un colegio pueden incorporarse al “ecosistema digital”?
—Nosotros planteamos tres grandes etapas en cualquier proceso de incorporar un plan de bienestar digital.

El primero tiene que ver con el awerness, es decir, tomar conciencia de cómo es este ecosistema, qué está sucediendo, cómo son las interacciones, cuáles son las palabras, tener un glosario, cómo están hablando y qué están hablando los alumnos (ver recuadro).

Una segunda etapa, la alfabetización digital propiamente tal, en la que además hay una dimensión ética, la ética de lo digital hoy día está tomando mucha fuerza. Nosotros planteamos que en la medida en que uno entiende cómo comportarse en el mundo offline, vas a tener herramientas para comportarte en el mundo online. No son muy distintos, tienen ciertas características muy similares.

Finalmente, está la etapa de la mentoría digital y lo que proponemos acá es que existan quienes guíen el acceso de los niños a estas plataformas digitales. La copresencialidad, la coexistencia en este ecosistema es fundamental. Hoy, regalarle a un niño a los 10 años un teléfono y dejarlo solo, es lo mismo que pasarle las llaves de un auto a ese niño y decirle “maneja”. Al principio se va a pegar un montón de tortazos. Va a aprender a manejar quizás, pero probablemente va a manejar mal, no va a conocer las leyes del tránsito, por lo tanto no va a tener un sistema de límites ni va a saber cuáles son los riesgos. Lo mismo pasa con lo digital. Sin guía, sin estar presentes, sin preguntarle qué está viendo y por qué está viendo eso, tienes una veleta, se puede ir para cualquier lado y eso es lo que pasa hoy porque los padres no están viendo ni las oportunidades, ni los riesgos de este sistema digital. Hay que estar presente.

En este tercer estadio nosotros empoderamos a los padres, a profesores y a líderes de los colegios para ser mentores digitales.

Carmen Campos concluye: “Todas estas actitudes van formando lo que entendemos por convivencia social y digital. Ese es el desafío que tenemos como educadores, formar ciudadanos digitales responsables, respetuosos y éticos”.

Palabras que matan

Fundación Nativo Digital elaboró el primer diccionario sobre ciberacoso escolar. Aquí rescatamos algunos de los 100 conceptos del diccionario:

Confesiones:
Grupos privados en redes sociales creados originalmente para declararse románticamente de manera anónima para posteriormente derivar en confesiones de cualquier tipo, sin importar si se trata de información verdadera o falsa.

Cyberstalking:
Acosar, hostigar, intimidar o acechar a una persona o a un grupo de personas por medio del uso de la tecnología.

Deep Web (web profunda):
Repositorio de diversas páginas web que tienen contenidos que Google y otros buscadores conocidos a nivel mundial no pueden mostrar, debido a que en su mayoría infringen la ley de servicios y noticias en internet.

Flaming:
Intercambio de insultos o mensajes violentos (acalorados)

Doxing (doxeo):
Práctica de investigar y posteriormente divulgar vía internet información privada con la que es posible identificar a quién pertenece. La información se obtiene desde redes sociales o a través de metodologías de ingeniería social.

Happy slapping:
Grabar con el celular una agresión física para subirla a internet o compartirla mediante mensajería instantánea como Whatsapp.

Newbie:
Sinónimo de novato, sin experiencia. Se utiliza a modo de menosprecio. También se puede encontrar escrito de diversas maneras: nooby, noobie, N00b13, noob y otros.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.