Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Mar 2019 - Edición 228

Entran al colegio el arte, la música y la danza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

¿Desde qué edad fomentar la música y el arte en los niños?

Desde siempre, así lo hace el programa Music Together que busca desarrollar competencias básicas de música desde los cuatro meses. Así mismo, en el Centro Educativo Salesianos de Talca los niños comienzan con talleres desde los cuatro años, ahí desarrollan capacidades creativas y reflexivas.

Por: Paula Elizalde
¿Desde qué edad fomentar la música y el arte en los niños?

“Para los Salesianos y las Comunidades Educativas, el arte es una de sus características fundamentales. Don Bosco, fundador de la Congregación, aprendió y ejerció el arte en varias de sus dimensiones, y más tarde lo utilizó como herramienta de aprendizaje, y como eje motivador en el desarrollo de su proyecto educativo y pastoral con los jóvenes”, así lo señala Claudia Varas, encargada de Comunicaciones del Centro Educativo Salesianos de Talca, que pertenece a la red de colegios de la Fundación Irarrázaval.

“La realización de actividades artísticas se ha transformado en una experiencia que cautiva a los jóvenes, y desarrolla en ellos la creatividad y el pensamiento crítico, cuestiones que son de vital importancia en el proceso de enseñanza-aprendizaje”, complementa Claudia. En los Salesianos de Talca los alumnos tienen la posibilidad de participar gratuitamente en diferentes talleres, entre ellos los de arte. Los niños más pequeños participan en talleres de pintura y manualidades; desde tercero básico pueden participar en los talleres de orquesta de cuerdas, talleres de folclor, música popular y banda. Desde quinto básico pueden participar en la academia de teatro, y para los jóvenes hay talleres de baile urbano, folclor, orquesta, banda y teatro, entre otros.

Paloma González asegura que a partir de las seis semanas de nacidos se trabaja estimulando a los niños con la percepción del entorno y la comprensión del cuerpo y sonidos a través de la música.

“Cada taller busca desarrollar las capacidades y habilidades artísticas de los estudiantes, donde tienen que realizar muestras constantes de sus trabajos en diferentes plataformas de circulación. Con esto aprenden a expresarse de mejor manera, desarrollando habilidades comunicativas como saber escuchar, empatía con la realidad del compañero, asertividad, además de mejorar sus capacidades de expresión oral y escrita, que en el futuro serán un aporte a su presentación personal y profesional”, concluye Claudia.

Todos los talleres y academias funcionan fuera de la jornada de clases, financiados por la ley SEP. Ese subsidio permite que los alumnos tengan instrumentos musicales, vestimenta, micrófonos, etc., y la posibilidad de costear movilización si tienen que trasladarse a presentaciones fuera del colegio.

Todos los niños son musicales

Así como en los colegios los talleres de artes complementan el aprendizaje, existen programas externos que también lo hacen. Uno de ellos es Music Together: “Un programa de estimulación temprana que busca desarrollar las competencias básicas de la música (canto y movimiento) a través de una rutina lúdica junto al adulto cercano”, cuenta Paloma González quien enseña la modalidad en Chile desde hace más de nueve años.

¿Desde qué edad es importante fomentar la música? “Un niño, ya sea desde el útero o ya nacido, baja inmediatamente su nivel de cortisol al oír la voz de la madre o el padre cantar. Qué mejor que la evidencia científica para comenzar cuanto antes, exponiéndolos a experiencias musicales” enfatiza Paloma.

La primera etapa del programa comienza con bebés a partir de las seis semanas de nacidos y consiste en estimular la percepción del entorno y la comprensión del cuerpo y sonidos a través de la música y el apego. “Como los niños no son capaces de hacer música, nosotros les cantamos y trabajamos el ritmo con ejercicios adecuados a su nivel de desarrollo para que interactúen con su propio cuerpo” cuenta Paloma.

Una vez que el bebé es más activo pasa a “Family class”, donde se encuentra con niños de entre uno y cinco años de edad. Son clases más activas y dinámicas.

“Music Together es un programa basado en la investigación y postula que ‘todos los niños son musicales’, eso significa que, independiente de su aptitud, todos son capaces de cantar a tono y moverse al ritmo de la música luego de una experiencia rica como actores y no espectadores. La música es una manera de comunicarse y el movimiento una manera de expresarse. Juntos desarrollan habilidades de lenguaje, motricidad fina y gruesa, oportunidades de liderazgo y desarrollo de autoestima”, señala Paloma.

“Los cambios que he visto con Music Together han sido fascinantes. Se crean instancias familiares, los niños mejoran la capacidad de concentración y seguimiento de instrucciones, hay un importante progreso en la autoestima de los niños y empatía entre pares. Aumento de la memoria auditiva y mejoramiento del lenguaje, entre otros beneficios”, finaliza Paloma.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.