Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2019 - Edición 230

La hora de las Humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Atmósferas, color y luz

William Turner - Ann Veronica Janssens.

Por: Daniela Díaz. Área Educativa Museo Artequin, Santiago.
Atmósferas, color y luz

El color y la apariencia del cielo es el resultado de la interacción de la luz solar con la atmósfera, entonces... ¿por qué lo vemos rojizo en algunas ocasiones, gris en un día nublado o azul en una mañana despejada? El proceso responsable de esto es el de la dispersión de la luz, que en palabras simples es un fenómeno que se produce cuando un rayo de luz blanca atraviesa un medio transparente (por ejemplo, el aire) y se refracta, mostrando a la salida de este los respectivos colores que la constituyen. Pero esto, ¿qué relación tiene con el arte? Mucho, y hay dos artistas que lo demuestran.

El inglés William Turner es considerado uno de los mejores paisajistas de la historia además de un adelantado en más de 50 años al impresionismo, fue llamado “el pintor de la luz” por su especial interés en el espacio atmosférico y los efectos de la luz. Este interés se ve reflejado en la observación detallada de estos fenómenos al aire libre, incluso exponiéndose a situaciones límite como pasar a la intemperie una tormenta de nieve para experimentarla y luego traspasarla al lienzo, o amarrarse al mástil de un barco para vivir en primera persona una furiosa tormenta en alta mar, con los mismos fines. Su obra “Lluvia, vapor y velocidad” es la conclusión de sus experiencias e investigaciones sobre la luz y la atmósfera. En ella se muestra un paisaje surcado por un ferrocarril atravesando el puente de Maidenhead sobre el río Támesis, en dirección a la mirada del espectador. Ese elemento que es un avance tecnológico trascendente del período de la Revolución Industrial, es utilizado por Turner como un medio para estudiar el movimiento y la inmaterialidad del vapor, los contornos de los elementos se desdibujan dando prioridad al color aplicado en pinceladas rápidas.  La luz, el vapor y la velocidad forman la mezcla perfecta para que demuestre con gran maestría los efectos de la atmósfera que tanto le apasionaban, logrando la luminosidad precisa abriéndose paso entre las nubes vaporosas y las líneas marcadas por la lluvia.

“Lluvia, vapor y velocidad” 1844 William Turner (1775-1851) Óleo sobre tela, National Gallery de Londres.

Y si William Turner logra esta “vaporosidad” con gran eficacia mediante la pintura, la artista contemporánea belga Ann Veronica Janssens lo hace desde la instalación, desarrollando experiencias perceptivas lumínicas. Tal como si nos encontráramos dentro de las obras de Monet o del mismo Turner, en sus instalaciones es posible penetrar entre vaporosas nubes coloridas, que van cambiando a medida que se avanza entre ellas.

En la obra “Blue, Red and Yellow” presenta una especie de caja completamente cerrada a la que se puede acceder por una puerta doble, dentro de ella hay una espesa niebla artificial iluminada con focos de colores que genera interesantes efectos en los espectadores que entran a la caja. En primer lugar, una desorientación total al hacerle perder cualquier referencia conocida de dónde se encuentra y dónde están los demás, y por otro lado, disfruta de la luminosidad cambiante y lo que esta dibuja sobre su propio cuerpo en un espacio de confortable intimidad.

“Blue, Red and Yellow”, 2001 Ann Veronica Janssens, 1956 Películas de acero, madera, policarbonato azul, rojo y amarillo, y máquina de humo, Nasher Sculpture Center.

Tal como Turner fue un observador y estudioso de la atmósfera y los efectos de la luz, Janssens realiza investigaciones científicas acabadas para cada una de sus instalaciones, muchos de sus trabajos pueden entenderse igualmente como obras de arte y experimentos de laboratorio que pueden provocar en el público sensaciones como vértigo o agotamiento y que alteran la percepción que tenemos de los espacios arquitectónicos.

Actividad

Se sugiere presentar a los estudiantes algunas obras de los artistas mencionados en el texto y reforzar los conceptos de atmósfera y su mirada desde el arte. Para la actividad práctica, los estudiantes deberán en primer lugar dibujar una escena con formas simples y pocos elementos en una cartulina negra. Posteriormente, recortar y separar cada figura de la escena. Recortar un marco cuadrado o rectangular de cartón y poner una capa de papel diamante, pegar a esta capa el primer elemento de la escena, este elemento será el que se vea más cerca y menos difuso. Luego, ir intercalando más capas de papel diamante y en cada una ir pegando elementos de la escena, de ese modo algunos de los objetos irán perdiéndose entre la atmósfera nubosa que logrará la superposición de las capas de papel. Para lograr el efecto completo, acercar por detrás del marco, la luz de una linterna o de un celular. www.artequin.cl

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.