Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Mar 2019 - Edición 228

Entran al colegio el arte, la música y la danza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Algunas claves para el cambio

Algunas claves para el cambio
Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia de la Calidad de la Educación.

Carlos Henríquez, secretario ejecutivo de la Agencia de la Calidad de la Educación.

Llegó marzo, inicio del año escolar, momento justo en que es necesario transmitir a las comunidades educativas que todos los establecimientos pueden mejorar. ¿Cómo? Con profesionalismo, foco pedagógico y el compromiso de todos los actores en poner los aprendizajes integrales de cada estudiante en el centro de sus decisiones y quehaceres.

Con esta mirada, como Agencia queremos seguir relevando los análisis de la Categoría de Desempeño 2018 –entregada a fines del año pasado–, con lo cual es posible identificar cómo han logrado mejorar los establecimientos que se movilizaron positivamente de categoría.

No existen recetas, pero sí experiencias de mejora de las cuales podemos aprender. Por ejemplo, en los establecimientos que mejoran y que tienen alto desempeño se observa mayor comunicación respetuosa entre docentes y estudiantes, mejor manejo de los tiempos, docentes que entregan respuestas oportunas a los estudiantes, que favorecen la apropiación de conceptos a través de distintas estrategias, que revisan los trabajos en clases o corrigen sus tareas en el contexto de una buena y pensada retroalimentación.

En los colegios que han logrado avanzar desde la categoría Insuficiente a otras mejores, los profesores declaran los objetivos de aprendizaje en clase o resumen lo aprendido, en el marco de una eficiente conducción de clases. A su vez, realizan sus clases con entusiasmo, logran mantener la atención de los estudiantes y aportan a la mejora de la calidad educativa de los establecimientos.

Al mismo tiempo, en estos establecimientos que han confiado en el logro de su tarea, el equipo técnico pedagógico observa clases, se involucra en el proceso de retroalimentación docente y elabora mejoras para el aprendizaje en aula. Adicionalmente, su equipo directivo suele resguardar el tiempo de diseño y análisis de las evaluaciones, además de favorecer la existencia de instancias de coordinación y reflexión entre docentes.

Por lo demás, se destaca un clima de convivencia escolar propiciado por un ambiente organizado, seguro y de respeto. En el área de liderazgo directivo y sostenedor, se visualizan equipos estables y validados que crean y comunican metas, además de promover un ambiente de altas expectativas, en donde se reconocen el logro y las posibilidades de todos los estudiantes.

Focalizar los esfuerzos, fortalecer la colaboración de acuerdo a un propósito común con sentido de urgencia, hacerse cargo de lo que hay que mejorar y ubicar los aprendizajes de cada estudiante en el centro, son tareas para todos los actores del sistema educativo.

Finalmente, se trata de confiar en que el cambio y la mejora ocurren todos los días, en absolutamente todas las cosas que nos rodean, en nosotros mismos, en nuestras relaciones. Cada día es una oportunidad para generar ese cambio con nuestros estudiantes, nuestra comunidad, familia y con nuestro país.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.