Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Mar 2019 - Edición 228

Entran al colegio el arte, la música y la danza

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Marcela Fontecilla, directora nacional de Educación de Fundación Integra “Hoy debemos apostar a respetar la niñez”

Asegura Marcela Fontecilla que “Chile es un país que avanza en el desarrollo de la niñez, que se ha hecho cargo del tema. Si miramos y comparamos con otros países a nivel mundial, estamos en el camino de alcanzar sus logros”.

Por: Marcela Muñoz Illanes
Marcela Fontecilla, directora nacional de Educación de Fundación Integra  “Hoy debemos apostar a respetar la niñez”

¿Cómo está Chile en educación inicial? Explica Marcela Fontecilla, directora nacional de Educación de Fundación Integra, que a nivel latinoamericano se observa una nación que hoy mira la niñez, se preocupa y se ocupa, y aun cuando creemos que el discurso supera a la acción, si lo comparamos consigo mismo, es un país que ha avanzado. “Hoy debemos apostar a respetar la niñez, en sus derechos; por tanto, los niños chilenos deben jugar más genuinamente, moverse, participar, crear, imaginar desde el principio de la participación, para que en este espacio privilegiado que es el jardín infantil, formemos ciudadanos activos, críticos, éticos, con valores, en una sociedad que se entiende mejor, que dialoga, que resuelve pacíficamente los conflictos, que participa, propone y se hace cargo de una verdadera formación ciudadana desde la niñez. Estamos en el camino mirando los avances que como sociedad hemos tenido y los desafíos que aún tenemos en ese sentido”.

—¿Por qué es clave ocuparse como país del tema?

—Cuando hacemos referencia a la importancia de la educación inicial es que cuando un niño o niña nace, su cerebro inmaduro necesita entender, adaptarse y sacar los insumos que requiere de un ambiente, aún desconocido, para sobrevivir, crecer y desarrollarse. Las relaciones que establece el ser humano, desde los momentos iniciales de su vida, al conformar una diada con el adulto, tienen doble significado: por un lado, le permiten regularse emocionalmente, crear vínculo y tener modelos a seguir y, por otro lado, le ayudan a regular todos sus sistemas, recibiendo del adulto mediador la posibilidad de apropiarse de los estímulos adecuados en el momento adecuado.

Es de vital importancia tomar conciencia de que no solo es la experiencia en sí, sino también es el adulto, el otro ser humano y las relaciones interpersonales, que van a mediar el desarrollo cerebral en los primeros años de vida. Sin duda alguna, eso nos permite entender que lo que hace, piensa, siente y habla un adulto a los niños y las niñas, en una etapa de alta plasticidad cerebral, va a influenciar directa e indirectamente en la calidad de su desarrollo.

 

Según el estudio Contreras (2007) los estudiantes que asistieron a preescolar obtuvieron alrededor de 6 a 8 puntos más en las pruebas de Lenguaje y Matemáticas.

 

Asegura Marcela que se debe velar por optimizar la calidad de la educación parvularia. “Los programas son concebidos como modalidades curriculares, la principal característica es que sean holísticos, globalizadores. En palabras más simples, desde un todo, el niño y la niña de esta edad comprenden desde el todo y no desde las partes, por tanto fragmentar el currículum, atenta contra sus formas de entender el mundo”.

Explica lo importante que es capacitar a los profesionales de la educación y que “consideren su permanente formación, siendo su responsabilidad la autoformación a través de la búsqueda de bibliografía actualizada, asistencia a seminarios, cursos de postítulos o posgrados, que les permita estar siempre a la vanguardia para ejercer una mejor docencia”.

“Ahora, desde las mejores metodologías, se encuentra el aprendizaje entre pares profesionales que, desde su propia experiencia en terreno, puedan problematizar y avanzar en la producción de sus propios conocimientos, es por ello que la formación en sus propios contextos se constituye en un elemento fundamental para un mayor expertise profesional. A través de la carrera profesional docente, esperamos que estimule la mejora en el trabajo de las educadoras, que exista un real apoyo a su práctica pedagógica y reciban los aportes necesarios para que todas puedan transitar hacia una mayor profesionalización de la carrera, donde las horas no lectivas permitan estudiar, investigar, perfeccionarse y desarrollar un mejor trabajo con los distintos estamentos del jardín infantil”.

 

Fundación Integra cuenta con 1.200 jardines infantiles y salas de cuna gratuitos en todo Chile.

 

—¿Cómo definirías el desafío que tiene este sector?

—El gran desafío es que la calidad educativa que tanto anhela la sociedad chilena y se ha instalado en el discurso social y político, llegue al aula, se concretice en las prácticas pedagógicas, esto a todos los niveles educativos, y en particular en la educación parvularia. Este nivel es una etapa reconocida como clave, asumiendo que lo que no se hace en esta edad tendrá efectos en el desarrollo del potencial de los niños y las niñas, lo que tiene costos a nivel familiar, comunitario, social y de país.

Por lo tanto, el anhelo de calidad educativa que los estudiantes instalaron en la agenda pública hace 12 años, debe transformarse hoy en prácticas educativas de calidad, con liderazgos pedagógicos apreciativos y distribuidos, con un equipo educativo que trabaja colaborativamente, para lograr materializar experiencias educativas que multipliquen los aprendizajes en ambientes emocionales saludables, cálidos, lúdicos, proporcionándoles a niños, niñas y sus familias y al equipo educativo el bienestar necesario para crecer y aprender juntos.

Otro desafío importante es la apropiación de las (Bases Curriculares Educación Parvularia) BCEP (2018), que recogen todo lo señalado y que se convierten en el instrumento curricular de referencia, que orientará las acciones, la gestión de los centros, para construir una sociedad más justa, con equidad, igualdad y la aceptación e inclusión de nuestras diferencias, para construir un Chile mejor.

Fundación Integra

  • Es una institución sin fines de lucro que pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia y tiene 28 años de experiencia.
  • Más de 90 mil niños y niñas reciben educación parvularia de calidad de través de jardines y salas de cuna Integra.
  • Más de 23 mil personas, en su mayoría mujeres técnicas y profesionales, trabajan para que los niños y las niñas aprendan, jueguen y transformen el mundo. 
  • Los requisitos que se deben cumplir para asistir a una sala cuna o jardín infantil de la Fundación Integra son: Que los niños y las niñas tengan entre 84 días y 3 años 11 meses y 29 días de edad y que su familia esté en situación de pobreza y/o vulnerabilidad.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.