Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2021 - Edición 250

Innovar, ¿Por qué no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Objetos cotidianos en el arte de la luz, Matilde Pérez – Iván Navarro.

Por: Daniela Diaz, Área Educativa Museo Artequin, Santiago.
Objetos cotidianos en el arte de la luz, Matilde Pérez – Iván Navarro.

Iván Navarro, “You sit, you die” (2002). Tubos Fluorescentes, cables eléctricos, cordones de zapatos, papel impreso y madera pintada.

A partir del siglo XX las posibilidades de experimentación en el campo del arte aumentaron de manera radical. Nuevos me-dios, formatos y materiales llevan a los artistas a realizar nuevas búsquedas de sentido amparados en esas posibilidades. Es en estas nuevas búsquedas expresivas, en las que los objetos cotidianos pasan a formar parte de la obra, ya sea siendo descon-textualizados y trasladándolos al espacio del museo tal como lo hiciera Marcel Duchamp con sus ready-made, o bien plas-mándose en la obra pictórica poniendo en valor su forma o color. Más que el objeto en sí mismo, el arte ha explorado en la relación que tenemos con los objetos, en las huellas que dejamos sobre ellos y que los dota de significado más allá de lo material. Durante ese período, dos artistas chilenos tomaron un objeto de uso cotidiano como es una silla, volviéndolo protagonista de su obra, respondiendo a sus propios recursos y estilos.

Conocido principalmente por sus instalaciones lumínicas, el artista chileno Iván Navarro (1972) convierte objetos cotidianos como puertas, sillas, rejas y armarios en obras de arte minimalista gracias al uso de luces fluorescentes de colores, espejos y otros materiales industriales; con estos materiales descontextualiza los objetos alejándolos de su uso. El trabajo de Navarro también reflexiona sobre la historia reciente de nuestro país y en el sentido estético y político que ha tenido la electricidad. Al comienzo de los años 2000 es su serie de sillas construidas con tubos fluorescentes, obras clave del arte contemporáneo chileno que nos remiten al instrumento con que se aplica la pena capital a los condenados a muerte: la silla eléctrica. Siendo aún más explícito en esa relación, presenta el año 2002 la obra “You Sit, You Die” que consiste en una silla de playa cons-truida con tubos fluorescentes y asiento de papel donde puede leerse una extensa lista de nombres de personas ejecutadas en el estado de Florida mediante ese método. En la obra el mensaje es directo y claro desde su título, “Te sientas, te mueres”; un mensaje simple y expuesto, como los materiales con que es realizada, cableado y circuitos que no se ocultan, dando a la obra un aspecto crudo.

Matilde Pérez, “Composición sillas” (1953). Óleo sobre tela, 116 x 81 cm. 95.3 x 61 x 121.9 cm

Desde la creación pictórica la artista Matilde Pérez, también chilena, toma la silla y la representa en su obra. Pintora, escul-tora y artista visual fue una de las principales exponentes tanto en Chile como en América Latina del arte cinético u Op Art, estilo artístico que se caracterizó por presentar juegos ópticos entre la figura y el fondo de las obras, dando la apariencia de movimiento. Su obra “Composición sillas”, de 1953, es fundamental y marca el inicio en su búsqueda de generar la ilusión de movimiento. En esta obra el objeto ya no es cuestionado en cuanto a su uso ni a su significado como lo hace el artista Iván Navarro al que remite, sino a su forma. En un fondo rojo vibrante, la artista ubica varias sillas del mismo modelo, con asientos y respaldos del mismo color, superponiéndolas entre sí, logrando una trama en un espacio que no busca asemejar la realidad, solo jugar con las líneas y formas geométricas del objeto escogido. Esta obra además marcará un paso decisivo entre sus obras de carácter figurativo y las posteriores que serán marcadamente abstractas.

Actividad:

Recomendada ara estudiantes de 1° a 4° Medio.

Se propone profundizar en la obra del artista Iván Navarro, recalcando el interés de este por tomar los objetos cotidianos y realizar con ellos una crítica social y política, además de la transformación que realiza de ellos mediante elementos tecnológicos asociados a la luz. Propiciar una reflexión en los estudiantes acerca de los objetos que componen su cotidiano y como estos tienen sentido para ellos en cuanto a su uso. Luego, realizar pequeñas esculturas lumínicas que representen objetos utilizando pulseras de neón y creando estructuras con ellas, adheridas con pegamento transparente. Para finalizar, cada estudian-te debe presentar su trabajo y comentar su creación propiciando la reflexión entre los compañeros.

www.artequin.cl

 

 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.