Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2021 - Edición 251

Volver a las humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Buque Escuela Capitán Williams: Voluntades unidas por la educación técnica de calidad en el mar

El primer barco de instrucción civil marítima de Chile es una iniciativa de Armasur A.G. en asociación con ONG Canales, con el fin de entregar un aula vivencial para todos los alumnos de establecimientos de la red formativa que apoya el gremio, y acortar con ello la brecha entre la educación técnica y las necesidades del mundo productivo donde estos jóvenes se desempeñarán. Una iniciativa posible gracias a los aportes de los socios de Armasur y de la Fundación Irarrázaval, que permitirán que pronto zarpe esta nave educativa pionera de la marina mercante nacional.

Buque Escuela Capitán Williams: Voluntades unidas por la educación técnica de calidad en el mar

  

Para Armasur es importante tener un papel activo en los procesos donde se vincula a las futuras generaciones que trabajarán en el mar con su mundo productivo, para aportar a que la formación de éstos responda a las necesidades que tiene el sector, y que conoce a cabalidad como el mayor clúster marítimo portuario de Chile. Con 30 empresas asociadas, en una zona del país que representa más del 80% de la flota de naves y el 90% de los puertos privados que entregan conectividad permanente en los lugares más apartados del sur austral, generando más de 7 mil puestos de trabajo directo en sus más de 160 embarcaciones.

“El proyecto del buque escuela apunta directamente a solucionar el problema de conectividad y acceso a experiencias técnicas de los colegios, llevando a esos lugares apartados formación técnica marítima”, asegura León Urruticoechea, director de Gestión Educacional, Fundación Irarrázaval.

Por eso se creó el Buque de Instrucción Marítima (BIM) Capitán Williams en asociación con ONG Canales. El barco fue donado en 2016 por la empresa miembro del gremio Patagonia Wellboat y desde entonces, éste ha sido protagonista de una completa transformación en el astillero Skorpios, ubicado en el sector de Chinquihue de Puerto Montt. Avanza en su preparación en los frentes de casco, sala de máquinas, sala de clases y taller; puente de mando y cubierta. Está programado su término para el segundo semestre de este año, tras lo cual, será entregado en comodato a Fundación Carlos Condell, a través de la cual prestará servicios al Instituto del Mar de Chonchi en Chiloé y a la red de establecimientos con especialidades técnicas marítimas de la red de Armasur A.G.

Orlando Almonacid, presidente de Armasur destacó la importancia de la iniciativa. “El Buque de Instrucción Marítima Capitán Williams es una forma concreta de acortar la brecha entre la educación técnica y las necesidades del mundo productivo marítimo; una plataforma práctica y vocacional para los estudiantes que ven en el mar su fuente laboral”, señala.

La inversión total del BIM Capitán Williams es cercana a US$1.000.000. El financiamiento para la refacción y el equipamiento de la nave ha sido entregado por los asociados de Armasur y por Fundación Irarrázaval.

León Urruticoechea, director de Gestión en Educación de la Fundación Irarrázaval.

León Urruticoechea, director de Gestión en Educación de la Fundación Irarrázaval, señala que la Fundación tiene la misión de apoyar la educación técnica profesional, y muy particularmente se esmera por fortalecer la comunicación de los colegios que integran su Red. La Fundación Irarrázaval donó 180 millones de pesos canalizados en la fase de acomodación del barco con fines educativos, considerando tecnología de punta que garantiza las mejores condiciones y espacios para aprender. Radar, ecosonda, carta electrónica con GPS, radio VHF, radio HF, Navtex, anemómetro, Sart, EPIRB y compás satelital estarán en distintos puntos del barco, a lo que se suman un dron para toma de imágenes aéreas; un robot submarino (rov); y un banco de baterías que se abastecerá con paneles solares ubicados en la cubierta, más una planta de tratamiento de las aguas grises de la nave, que permitirán que los estudiantes se familiaricen con las energías limpias y las mejores prácticas medioambientales.

También considera una sala de aprendizaje con señales repetidoras de todo el equipamiento del puente, lo que hará que las maniobras que ejecuta el capitán, sean vistas en tiempo real por los alumnos en su aula dentro del barco. Contempla adicionalmente una grúa, con la cual los estudiantes aprenderán a subir pallets reales con alimento para salmones.
.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.