Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Es necesario que el docente use las tecnologías, pero sin abusar de ellas”

Eduardo Cortés, profesor de Tecnología de la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple (Quillota) fue el ganador de la segunda versión nacional del Global Teacher Prize, más conocido como el Nobel de la Educación. Está convencido de que la innovación en el aula marca la diferencia, y que el rol del docente es clave.

Por: Angélica Cabezas
“Es necesario que el docente use las tecnologías, pero sin abusar de ellas”

De su sala de clases han salido grandes inventos, como una “lavacleta”, una lavadora que funciona a través del ejercicio físico; un cortador de botellas de vidrio, que mediante un choque térmico separa la botella en un corte perfecto; o una máquina de soldar que está hecha con transformadores de microondas, todos productos creados e inventados por sus alumnos.
Eduardo Cortés, profesor de Tecnología en la Escuela Industrial Ernesto Bertelsen Temple de Quillota, se caracteriza por su preocupación por innovar y cautivar a los estudiantes con sus proyectos, que al final del día se vayan con aprendizajes significativos para la casa.


El empeñoso y dedicado trabajo de Eduardo no ha pasado desapercibido. El año pasado fue el ganador de la segunda versión nacional del Global Teacher Prize, reconocimiento conocido como el Nobel de la Educación, que destaca a los profesores más innovadores y comprometidos que inspiren a sus alumnos y a su comunidad.
En 2015 obtuvo el primer lugar del concurso Comparte tu Mejor Clase, iniciativa de la Fundación Irarrázaval que busca destacar la innovación y creatividad en el aula entre los docentes de los colegios que conforman su RED. En esa oportunidad Eduardo presentó la clase “Instalaciones eléctricas domiciliarias”, una instancia donde invitaba a los estudiantes a salir de la sala de clases y visitar las casas de algunos vecinos del sector para realizar reparaciones e instalaciones. Aquí los jóvenes se veían comprometidos a hacer un trabajo bueno y eficiente, porque estaban en una situación real, además de valorar enormemente su trabajo al estar realizando una labor social.

Eduardo Cortés


—¿Cuál crees que es el aporte del uso de las tecnologías en la sala de clases?


—La tecnología y todo lo que signifique que el alumno manipule e interactúe con ésta, es de vital importancia para el desarrollo de las habilidades sicomotrices y blandas.
El trabajo grupal se ameniza mucho cuando los jóvenes trabajan en proyectos sobre tecnología; además, obliga al estudiante a realizar una investigación, porque no puede llegar y hacerlo sin mayor conocimiento. Este trabajo le ayuda a desarrollar ciertas habilidades y que no son solo manuales.


Por ejemplo, en marzo llevé a algunos alumnos a exponer a la Plaza de Armas de Quillota, para mostrar a la comunidad sus trabajos realizados en el taller de la asignatura a base de materiales reciclados y utilizando energías renovables. Para esto, tuvieron que aprender los contenidos, pero también a desenvolverse, debían explicar con buenas palabras de qué se trataba su proyecto.
La tecnología es un enganche importante para los jóvenes de hoy.


—¿Y qué sucede con el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)?


—Los estudiantes nacen con el internet, con las redes sociales, con el celular en la mano, lo que se transforma en un exceso que no hace bien; sin embargo, es necesario que el docente aproveche las TIC para el desarrollo de su clase, porque el alumno está encantado con el teléfono, es su bien preciado.


—¿Cuánto influye realmente el uso de la tecnología en la sala de clases y permite fomentar el emprendimiento?


—Los jóvenes están muy interiorizados en este tema, usan plataformas como YouTube. Por ejemplo, yo les hago hacer un trabajo con el tema medioambiental que consiste en tres videos: uno es una entrevista con respecto al tema, otro es un video denuncia, y el tercero es un video propositivo donde ellos manifiestan su idea de cambio con respecto al entorno. Para ellos desarrollar un trabajo que tienen que exhibir se les hace más familiar, más amigable. Es un factor que hay que aprovechar, tampoco digo que es el único y que tengamos que enfocarnos en las redes sociales, pero sí, se puede aprovechar y no solo en Tecnología sino todas las asignaturas podrían hacer algo.


—¿Cuál es el cambio que debe realizar el profesor para incorporar las tecnologías?


—Primero, no saturar, vemos muchos profesores metidos en el PPT y dejando de lado la pizarra. Yo creo que uno tiene que interactuar con todas las herramientas, enfocarse solo en una termina con alumnos somnolientos, porque no hay interacción. Al estudiante le interesa que el profesor se mueva, es necesario que el docente use las tecnologías, pero sin abusar de ellas.

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.