Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2020 - Edición 239

Recreos, un espacio de aprendizaje para tiempos de cambios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Colegio Técnico Las Nieves en Puente Alto: Haciendo historia en computación y tecnología

Orgullosos cuentan que fueron la primera escuela técnica de mujeres en prepararse en programación en nuestro país, y no solo eso: una de sus alumnas fue reconocida con el primer lugar de Cisco el año pasado, entre 1.500 participantes.

Por: Marcela Muñoz Illanes
Colegio Técnico Las Nieves en Puente Alto: Haciendo historia en computación y tecnología

“Habíamos detectado en el mercado una gran necesidad de mujeres expertas en programación”, cuenta Nelson Miranda, profesor a cargo de crear el primer programa de telecomunicaciones de la escuela y coordinador de la especialidad de Telecomunicaciones. Un trabajo que realizaron en conjunto con la Fundación Telefónica y del cual se siente muy orgulloso, cuenta ahora que está de Jefe de la especialidad de Telecomunicaciones del Duoc UC.

En el Colegio Técnico Las Nieves de Puente Alto, que pertenece a la RED de colegios FAIC, antes de la implementación del programa solo existían tres especialidades: educación de párvulos, gastronomía y vestuario, pero esta última no era muy viable. Por ello “se cerró y se creó una nueva especialidad, con una mayor demanda laboral hace cerca de cuatro años”.

Se trató de una experiencia muy gratificante, porque faltaban técnicos en el mercado y no había mujeres. “Solo existía hasta la fecha un 3% de mujeres expertas en el tema, lo cual es muy poco”.

Asegura Nelson Miranda que una de las mayores dificultades que debieron enfrentar fue el tema económico. “Con el terremoto de 2010 se cayó nuestra escuela, lo cual fue muy fuerte… En el 2014, a mediados de julio, nos entregaron el colegio nuevo. Tratamos de empezar de inmediato a implementar el tema de los laboratorios de telecomunicaciones”.

—¿Cómo caracterizarías el aprendizaje de las alumnas?
—En pocas palabras: real, significativo, pero especialmente muy positivo y buscando siempre la solución a los problemas.

—¿Alguna dificultad con las prácticas?
—Al principio nos costó posicionar a nuestras estudiantes en las empresas, dado que los empleadores no estaban acostumbrados a conocer y trabajar con un colegio de telecomunicaciones de solo mujeres. Primero que todo dimos herramientas y educación de calidad a nuestras alumnas para que destacaran por su profesionalismo y dedicación por sobre el resto.

El problema es que a pesar de todos nuestros esfuerzos, algunas empresas nos dijeron que solo necesitaban hombres. No importando estos problemas y discriminación, hoy tenemos un 95% de alumnas en práctica.

—¿Cómo lograron empoderar a las alumnas?
—Con visitas técnicas, charlas de exalumnas, talleres y concursos. Tener el discurso que siempre pueden salir adelante a pesar de todos los problemas y prejuicios. Educar a toda la comunidad educativa y ver las dificultades como oportunidades de mejora. Les entregamos las herramientas para que vean que sí es posible salir adelante.

Revisaron sus notas y se dieron cuenta de que eran muy capaces de sacar adelante los objetivos planteados. Normalmente, se cree que las mujeres no son buenas en matemática y programación, pero aquello no es cierto, es solo un mito.

El resultado es que, año tras año, se ha ido incrementando el porcentaje de alumnas en práctica y aquello ha sido muy positivo, dice Nelson. Además, una de sus alumnas resultó ser la ganadora del concurso High School Excellence de Cisco, en el cual durante los últimos tres años han tenido importantes logros, saliendo con el primer lugar el año pasado.

Cisco Networking Academy consiste en un programa amplio de contenidos presenciales y en línea, que enseña a los estudiantes las habilidades tecnológicas de redes de datos esenciales en una economía global.

—¿De qué manera trabajaron con el programa?
—Trabajamos con los planes y programas del ministerio y nos enfocamos en realizar muchos laboratorios prácticos. La estrategia es “aprender haciendo”.

Al observar buenos resultados con las alumnas, empezaron a crear sus programas propios en tercero y cuarto medio, lo cual les ha generado también interesantes resultados.

—¿Cómo surgió la alianza con Telefónica?
—Esta alianza nació en el año 2014. Ellos nos contactaron y nos presentaron el proyecto, que nos pareció potente e innovador, así que adaptamos el horario para poder incorporar ese nuevo proyecto a la institución.

Tal como se describe en el sitio web del colegio, gracias a ese esfuerzo, ahora las alumnas son capaces de “armar y ensamblar circuitos electrónicos básicos; instalar equipos y sistemas de telecomunicaciones para envío de señales electromagnéticas aéreas y confinadas; realizar cableado, enlaces, pruebas de conexión y de continuidad de señal –de voz, imagen y datos– en equipos, sistemas y redes de telecomunicaciones; y programar y operar sistemas y equipos de telecomunicaciones de generación, transmisión, repetición, amplificación, recepción, distribución y consumo”, entre otras habilidades.

Si quieres conocer más sobre este tema, inscribiste en nuestro seminario gratuito "enseñar en tiempos de tecnología" aquí

 

Deja un comentario

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.