Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2020 - Edición 239

Recreos, un espacio de aprendizaje para tiempos de cambios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Inasistencias controladas y avisadas

Debido a que diariamente falta a clases el 5.7% de los estudiantes del distrito de Miami-Dade, es que surgió la iniciativa iAttend Miami, en que a través de mensajes de texto se les avisa a los padres de la inasistencia de sus hijos. A nivel nacional, la Fundación del Magisterio de la Araucanía también ha implementado estrategias que han dado sus frutos.

Por: Dafna Ergas
Inasistencias controladas y avisadas

¿Te imaginas que tus padres reciban un llamado de alguno de tus profesores informándoles que faltaste a clases? Esta es una de las medidas con las que cuenta el proyecto iAttend Miami. Diariamente son más de 20.000 los alumnos que no asisten a clases en los colegios del distrito de Miami-Dade.  Esta alarmante cifra ha llamado la atención de las autoridades, las cuales en el año 2015, decidieron impulsar dicho proyecto.

Esta iniciativa busca que todos los miembros de la comunidad escolar de las escuelas públicas del condado de Miami-Dade, ya sean padres, alumnos o profesores, sean partícipes y conscientes de la importancia de disminuir el ausentismo escolar. Además, este proyecto busca dar a conocer la directa relación entre asistencia a clases y éxito académico.

Según cifras de Miami-Dade County Public Schools, cerca de un 22% de los alumnos faltan 21 o más días a clases; esto corresponde a casi el 10% del año escolar y la mayor cantidad de inasistencias se da en los alumnos de enseñanza media.

Katherine Espinoza, es profesora jefe del 2° A del Colegio José Agustín Alfonso, “Siempre la motivación en ir a clases era lo primero, si no hay asistencia diaria es muy difícil obtener buenas notas y tener oportunidades de aprendizaje real”

 

Otra cifra que puede ser alarmante para muchos, es que según datos de Miami-Dade, los alumnos de tercero básico que presentan un ausentismo crónico (faltar el 10% o más a clases en un año), tienen menos de la mitad de probabilidades de leer que un niño de su mismo curso que asiste regularmente al colegio.

Es por eso que iAttend Miami en una primera etapa busca identificar a aquellos estudiantes que tengan un alto porcentaje de inasistencia. Luego, pretende generar instancias de monitorización directa sobre el estudiante para averiguar información como el motivo de ausencia, a través de mensajes de texto a los padres e incluso visitas a la casa de los mismos estudiantes para encontrarse con sus apoderados. A su vez, agencias externas, especializadas en el tema del ausentismo escolar, son contactadas como medio de ayuda para combatir este problema.

Los resultados ya se pueden ver. Esta iniciativa se puso en marcha a mediados del año 2015 teniendo efectos muy positivos para la comunidad estudiantil del distrito de Miami-Dade. Según cifras de dicho condado, el porcentaje de alumnos que tenían un 30% o más de inasistencias a clases, se redujo de un 15% en el año escolar 2014-2015, a un 8% en el período 2015-2016.

Una realidad chilena

En la Región de la Araucanía, el Magisterio –que tiene a cargo 111 establecimientos educacionales con más de 19 mil alumnos– también lleva a cabo estrategias para hacer frente y evitar el ausentismo escolar.

Pese a que el ausentismo no se ve como un gran problema en el Magisterio, ya que este no llega más allá del 6% de los alumnos, René San Martín, jefe del Departamento de Educación de la Fundación del Magisterio de la Araucanía, señaló que “nuestros directores tienen la misión de mejorar aún más, ya que eso repercute en los resultados académicos de nuestros alumnos y en el aporte de la subvención del Estado”.

Dentro de las estrategias que usan para mantener esa escasa cifra de ausencias, está el deber del alumno de traer, una vez que se incorporó nuevamente a clases, un justificativo escrito y firmado por su apoderado. Algunas veces, lo que también se hace es que el apoderado debe ir presencialmente a la escuela a justificar la inasistencia del alumno. También, cuando se tiene el número de teléfono del apoderado, se le llama preguntando el motivo de la inasistencia del estudiante.

“Creemos que el bajo ausentismo escolar que se da en nuestros establecimientos, se debe al trabajo que se realiza en cada una de nuestras escuelas, en relación a prevenirlo y, por lo tanto, también evitar la deserción”, señala René San Martín. Esta labor la realiza todo el equipo del establecimiento, comenzando por el profesor jefe de cada curso, el equipo técnico y el líder pedagógico de cada escuela, como lo es el director.

San Martín indica que otro de los motivos del bajo ausentismo escolar en los establecimientos pertenecientes al Magisterio de la Araucanía, es el transporte que cada escuela tiene, lo cual evita las inasistencias relacionadas con el hecho de que los apoderados no pudieron ir a dejar o a buscar a los alumnos. Además, menciona que la asistencia a clases es un tema obligado en las reuniones de apoderados.

Katherine Espinoza es profesora jefe del 2° A del Colegio José Agustín Alfonso, ubicado en la comuna de Pedro Aguirre Cerda. Su curso es el que tiene la mejor asistencia de todo el colegio. Durante el año 2017, el 2° A obtuvo el 95% de asistencia, mientras que el resto de los cursos de enseñanza media y el resto de los colegios de la institución SIP, lograron el 92%.

Espinoza ha implementado estrategias para llegar a estos resultados. “El primer día de clases, una vez que ellos hablaron de sus metas y expectativas para el año escolar, les dije ‘jóvenes: ustedes serán el mejor curso del colegio’. Al principio hubo risas nerviosas y un poco de duda entre ellos, pero durante el transcurso del año ese lema empezó a tomar peso y entre ellos su actitud frente al colegio comenzó a tomar forma.

 

René San Martín, jefe del Departamento de Educación de la Fundación del Magisterio de la Araucanía: “Nuestros directores tienen la misión de mejorar aún más, ya que eso repercute en los resultados académicos de nuestros alumnos y en el aporte de la subvención del Estado”.

Además, hubo un trabajo en conjunto con los apoderados durante las reuniones que se hacen mes a mes. Durante ellas, uno de los temas principales fue la asistencia y puntualidad, se les mostraba a los apoderados las cifras de asistencia de los demás cursos y del de sus hijos y se hacía el análisis de la importancia de asistir diariamente a clases relacionado con el promedio de notas del curso.

A su vez, Espinoza citaba a los apoderados de los estudiantes con baja asistencia y se firmaron compromisos para mejorar. Para que dichos compromisos se cumplieran, se hizo un seguimiento de ellos en conjunto con el área de orientación del colegio. “Sin embargo, una de las estrategias que tuvieron más resultados fue el constante contacto que tuve con los apoderados de mi jefatura, por medio de un grupo de Whatsapp, el cual tenía un uso exclusivamente pedagógico, en torno a progresar como curso. A través de este grupo yo mantenía contacto directo y obtenía información de manera eficaz con respecto a la asistencia de los estudiantes”, indicó la profesora.

Las distintas estrategias utilizadas tanto por el Magisterio de la Araucanía como por el Colegio José Agustín Alfonso dieron resultados. Ninguna de las escuelas pertenecientes al Magisterio posee casos de ausentismo crónico y el señalado logro del 2° A fue reconocido y premiado por la Dirección del colegio.

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.