Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2020 - Edición 239

Recreos, un espacio de aprendizaje para tiempos de cambios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

«Antes de que me cambiaran de colegio, lo pasaba muy mal y era víctima de bullying»

Si bien era indisciplinado y llevaba en su currículum de estudiante anotaciones negativas, suspensiones y cimarras, Rodrigo Guendelman asegura no haber sido de los más malos. Salió con promedio 6,2 de enseñanza media, por lo cual se autodefine como un buen alumno del montón.

Por: Dafna Ergas
«Antes de que me cambiaran de colegio, lo pasaba muy mal y era víctima de bullying»

Actualmente conduce un programa en Radio Zero llamado Santiago Adicto, tiene un espacio en el noticiero de canal 13 el día viernes llamado “Hay que ir” y escribe una columna cada dos semanas en Tendencias del diario La Tercera. Eso es a lo que se dedica el periodista Rodrigo Guendelman, quien a través de esta entrevista dio a conocer su lado B; su época escolar y su fascinación por recorrer las calles de Santiago.

Época escolar…

–Mi mejor recuerdo es cuando logré que mis padres me cambiaran de colegio en octavo básico. Lo pasaba muy mal, era víctima de bullying y con el cambio volví a tener una oportunidad de ser alguien y dejar de ser el niño al que molestaban. Fue un gran momento.

¿Cómo era su conducta?

–Era bastante inquieto, tenía algunas anotaciones, incluso alguna vez en media fui suspendido. Si bien era un poquito indisciplinado, no era tampoco de los más malos. Salí con promedio 6,2 de enseñanza media, así que yo diría que era un buen alumno del montón.

¿Se considera un buen lector?

–Soy un buen lector de revistas, leo mucho en internet y trato de leerme algunos libros en el año, pero donde realmente puedo concentrarme en la lectura, es en el verano cuando tengo vacaciones y ahí trato de leer dos libros grandotes durante un par de semanas.

 

¿Qué hace en su tiempo libre?

–Lo dedico a caminar por la ciudad, sacar fotos y aprender más de Santiago. Es mi trabajo pero al mismo tiempo es mi hobby; por lo tanto, eso es lo que hago en mi tiempo libre, caminar, recorrer, perderme en la ciudad.

Cuenta además que su mayor desafío ocurrió en el año 2000. Guendelman se encontraba trabajando en la empresa familiar, la cual quebró. A partir de eso, el periodista se dio un año para ver si iba a poder solventar sus gastos siendo periodista y, si no, iba a tener que buscar trabajo en aquello a lo que se había dedicado y no en lo que había estudiado, que finalmente era lo que de verdad le gustaba.

En pocas palabras…

Educación:
Injusta en todos los niveles.

Profesores:
Gente esforzada que necesita más apoyo.

Periodismo en Chile:
Rol de fiscalización que funciona pero que podría ser mucho mejor.

Familia:
La principal razón que hace felices a los chilenos.

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.