Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2019 - Edición 234

Profesores Extraordinarios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Se deben crear planes de estudio que permitan a los estudiantes buscar, cuestionarse y madurar su fe”

Desde el año 2014, Voces Católicas trabaja en la formación de profesores de Religión. Por su programa “Formador de Formadores” han pasado más de 600 docentes de 30 colegios de Santiago y de regiones. Sobre qué aspectos de la religión permiten encantar a los jóvenes del mundo de hoy, conversamos con Nicolás Fuenzalida, emprendedor social y cofundador de Poliglota.org.

Por: Marcela Paz Muñoz Illanes
“Se deben crear planes de estudio que permitan a los estudiantes buscar, cuestionarse y madurar su fe”

¿Por qué capacitar en religión? Asegura Nicolás Fuenzalida, emprendedor social y cofundador de Poliglota.org y vocero de Voces Católicas, que la religión, más allá de explicar y educar acerca de la propia o de la diversidad de religiones que existen, “tiene que ver con hacerse algunas preguntas básicas acerca de nuestro origen, y quizás por eso siempre han estado tan de la mano de la filosofía y de varias corrientes profundamente humanistas”.

De hecho, etimológicamente “religión” viene del latín, de re-ligar. “Es decir, unir nuevamente con nuestro origen, con Dios, con lo que somos. En ese sentido, aprender religión, sobre todo si se trata de un aprendizaje de calidad, nos agrega la posibilidad de volver a conectarnos con nuestras raíces y con lo que realmente somos”, sostiene.

Nicolás Fuenzalida, emprendedor social y cofundador de Poliglota.org y vocero de Voces Católicas.

—¿Cuál es el aporte de las clases de Religión a los alumnos?

—Creo que la religión no se puede relegar a una clase de historia de lo que creemos, a una clase del catequismo o a una lista de recomendaciones de cómo actuar. Para eso están la historia, la catequesis y la ética.

Las clases de Religión, desde mi perspectiva, deberían apuntar más a recomprender la relación que la persona humana tiene con la religión, y abrir un espacio de diálogo que permita, en el proceso formativo del alumno, comprender la significancia que tiene la religión para la vida humana. Es, en algún sentido, el comprender cuál es el fermento que permite la fe en Dios y en los demás.

—¿Qué ocurre en los colegios con la clase de Religión?

—Creo que, más allá de fiscalizar, lo relevante es crear planes de estudio y dinámicas que cautiven e interesen a los estudiantes para buscar, cuestionarse, profundizar y madurar su fe. Si logramos tener una formación con sentido y más sólida en nuestros colegios, tendríamos además una tremenda oportunidad de tener espacios de crecimiento, acompañamiento y madurez espiritual para muchos jóvenes que se encuentran perdidos en su camino de vida.

—¿Qué metodología utilizan para capacitar a los profesores de Religión?

—Utilizamos una metodología basada en ciertos principios que permitan entablar un diálogo “desde el mapa del otro”, intentando articular un lenguaje común que nos permita conectarnos más profundamente con nuestros interlocutores. Esta metodología está basada en diferentes elementos como el aula socrática, diferentes técnicas para la efectividad en la comunicación y sobre todo en los diez principios para la comunicación de Voces Católicas. Estos diez principios, con fuertes pilares en la empatía, la claridad conceptual y la actitud hacia el otro, fueron acuñados por los fundadores de Catholic Voices en Inglaterra y han sido desarrollados, adaptados y profundizados por nuestra fundación en Chile en los últimos años. 

¿Cuáles son los principales obstáculos con los que se topan?

—Vemos en las capacitaciones la frustración de muchos profesores con una generación que está distante de las clases de religión porque “no le importan” ciertas cosas y porque los mismos profesores no entienden qué buscan o en qué creen esos jóvenes. Creemos fuertemente que el camino para superar esta dificultad es justamente buscar una base común con la cual poder dialogar y construir con las nuevas generaciones. Ellos están buscando apreciar y rescatar valores que son importantes también, y como docentes tenemos que ser capaces de entenderlos, rescatarlos y descubrirlos a la luz de la fe católica. A través de un proceso de mutua empatía y crecimiento, debemos ser capaces de encontrar el valor en la base que nos conecte con las nuevas generaciones, y que nos permita a todos religarnos con nuestras raíces cristianas.

 

 

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.