Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La experiencia de WorldSkills Chile

Ad portas de la segunda versión WorldSkills Chile (16 - 20 de octubre), quisimos conocer de cerca el impacto de la Olimpíada en alumnos y profesores que participaron en el evento pasado. Para este año se espera pasar desde los 50 competidores del 2016 a más de 120.

Por: Marcela Muñoz
La experiencia de WorldSkills Chile

Hace menos de un año se llevó a cabo la primera Olimpiada WorldSkills Chile, cuyo objetivo fue ayudar a introducir en el sistema educacional técnico de Chile, el estándar internacional de formación por competencias, en las carreras que están contempladas en el modelo que se ejecuta en el país y que implican oficios. Así lo explicó Arsenio Fernández, gerente general de SNA Educa y presidente de WorldSkills Chile, quien aseguró que “en las competencias pasadas logramos un gran involucramiento de profesores (expertos) y estudiantes (competidores), lo que fue muy bueno”.

 

Concuerda con aquello el profesor Jorge González, del Liceo Industrial Chileno Alemán de Ñuñoa (Lichán) de la especialidad de Soldadura, para quien se trató de una experiencia enriquecedora ya que pudo poner en práctica todos sus conocimientos previos en otras competencias WorldSkills. 

 

Cuenta el docente de Lichán que ganaron medallas de oro y plata, y que agradece la posibilidad de haber participado ya que estas instancias permiten “elevar el nivel técnico y de exigencia a los estudiantes, motivar a quienes observan la competencia y también a los profesores de otros establecimientos, lo que nos ayuda siempre a subir el nivel técnico”.

 

Gratificante también fue la experiencia para Miguel E. Huitrañán Cachaña, ingeniero electricista y jefe experto en habilidad Robótica móvil WS Chile, quien asegura haber tenido la posibilidad de  conocer y compartir con colegas de profesión “que igualmente estaban muy motivados por realizar las cosas bien, de acuerdo al espíritu de las competencias WS. En lo profesional estoy satisfecho porque participé en el diseño de las pruebas y de las pautas de evaluación que debían garantizar pruebas y evaluaciones justas para todos”.

Se trata de una actividad desafiante porque en su caso, cuenta Huitrañán, estaba a cargo de las pruebas de una habilidad específica (robótica móvil) y tuvo la oportunidad de replicar su experiencia de otra competencia anterior en la cual había participado. El año pasado su grupo ganó medalla de bronce.

Asegura Arsenio Fernández que “durante la competencia se utilizan los proyectos de prueba preparados para las competencias internacionales, lo que obliga a estar muy actualizados con las tecnologías y equipamientos que son usados en los países de mayor nivel tecnológico”. Para que el progreso tecnológico resulte verdaderamente desafiante debemos compararnos con los mejores del mundo, dice. 

 

Antes de llegar a la competencia tanto los expertos como los competidores conocen un 70% de lo que deben desarrollar durante el evento técnico, existiendo solo un 30% de materias sorpresa. De tal manera, la dificultad radica en contar con el equipamiento necesario y un entrenamiento intensivo.

 

Por ello, dice el profesor de Robótica, estas competencias permiten a los alumnos conocer e interactuar con tecnologías de punta que las empresas están utilizando hoy en día en sus procesos productivos. Pero, además, les brinda la posibilidad de orientar su futuro profesional en torno a estas tecnologías, y compartir con otros jóvenes con iguales inquietudes y sueños de futuro.

 

Desafíos para el 2017

Para este año, dice Jorge González, “esperamos un mejor y mayor nivel de competencia nacional, porque ya enviamos los planos, características y descripción técnica de las piezas en competencia”.

 

“Chile ha generado mucho crecimiento en muchas áreas de la economía, compite internacionalmente con la mayoría de los países, debe pasar desde una generación de productos primarios a otros de mayor elaboración; sin duda, ingresará como los países más avanzados al mundo digitalizado. Todo lo anterior deberá necesariamente apoyarse en la formación técnica de calidad ofrecida a sus nuevas generaciones”, rubrica finalmente Arsenio Fernández.

 

La visión DE LOS PREMIADOS

Gabriel Pino participó el año pasado en las competencias, en la especialidad Construcción en metálica (soldadura), junto al profesor Cristián Bustamante, del Liceo Industrial Chileno Alemán. Ganó el segundo lugar. “Fue aterrador, me puse nervioso, porque nunca había participado en competencias de ese tipo. Al momento de recibir el premio, me aguanté las ganas de llorar, estaba muy nervioso”, rememora de su experiencia.

Este tipo de competencias permite, dice, “aprender a realizar el trabajo de forma bien hecha, con estándares de nivel internacional. El apoyo de mi profesor fue clave, ya que me apoyó en momentos difíciles”.

 

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.