Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2021 - Edición 251

Volver a las humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Los movimientos artísticos

Por: María Dolores Mariscal Martín

Área Educativa Museo Artequin, Santiago. / www.artequin.cl

“Objetos sobre la mesa: Naturaleza muerta”.
Paul Cézanne - Patrick Caulfield

Un bodegón o naturaleza muerta se define como la representación pictórica de objetos inanimados, estos pueden ser naturales (como flores, frutas, verduras, etc.) o bien, hechos por el hombre (como utensilios, antigüedades, libros, etc.). El bodegón y los objetos que los artistas utilizan para representarlos, nos remiten a lo cotidiano. 

Como ocurre con todos los estilos artísticos, el bodegón ha sufrido cambios con el avance de los años y al entregar a los artistas mayor libertad creativa les ha permitido trabajar los objetos de manera muy diversa, dependiendo siempre del mensaje que desee comunicar. 

El artista Paul Cézanne trabaja el bodegón de manera excepcional, existe en ellos una muy cuidada composición que puede lograr sólo estudiando objetos reales meticulosamente antes de comenzar cada lienzo. 

Sus frutas, naranjas y manzanas se muestran y revelan en tonalidades cromáticas cálidas y reducidas a figuras geométricas simples como conos, cilindros y esferas; logrando mediante esto, alejarse del estilo impresionista que apartaba la línea y la forma por dar prioridad a los efectos de la luz, y va con ello avanzando hacia el cubismo. Cézanne da importancia a cada figura de la composición logrando sintetizarla mediante la geometría, sin dejar lugar a dudas de la veracidad del objeto que busca representar. 

Desde una vereda mucho más actual, el artista inglés Patrick Caulfield también representa objetos pertenecientes a la vida real en obras figurativas. Los objetos que escoge también pueden remitir fácilmente al espectador a los espacios que habita y utiliza; sin embargo, su composición difiere de la de Cézanne. 

Para Caulfield, el objeto se representa en la clave del arte pop (aunque se resistió firmemente a esa etiqueta, pues acercaba su obra más a las características del cubismo) y si, por un lado, se rescata nuevamente la cotidianeidad y simpleza de objetos de uso como vasijas cerámicas y lámparas, la gruesa línea negra y el color saturado y vibrante lo diferencia de la apariencia más íntima y “real” de la obra de Cézanne. 

Ambos artistas llaman a reflexionar, a observar y meditar sobre  nuestros propios espacios y los objetos que nos rodean, cómo estos hablan de nuestras costumbres personales y familiares, del avance de la cultura como humanos.

 

Actividad (sugerida para las asignaturas de Artes Visuales y Lenguaje y Comunicación de segundo ciclo)

Pedir a los estudiantes que dibujen, mediante técnica pop, cubista un bodegón utilizando objetos que para ellos sean significativos. Lo importante, más allá de conseguir buenos resultados en cuanto a lo técnico, es que logren rescatar lo esencial de los objetos escogidos y la importancia que tienen para ellos. 

Posteriormente, escribir un relato en el que comparen los objetos que ellos escogerían para realizar su bodegón y los objetos que sus padres, tíos, hermanos mayores o abuelos escogerían si se les hubiese hecho la misma propuesta. Comparar en cuanto a diferencias y semejanzas, resaltando cómo esta comparación estará basada en las características generacionales de cada grupo.

Pedir finalmente a los estudiantes que compartan su relato con sus compañeros para ver si encuentran similitudes en sus elecciones.

 

 

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.