Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2020 - Edición 246

Deserción escolar, todavía estamos a tiempo

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Cartas

La voz de nuestros lectores. Sé parte de Grupo Educar y envíanos tus opiniones y comentarios a mmunoz@grupoeducar.cl.

Por: Educar
Cartas

SOBRE EL PROYECTO DE LEY QUE BUSCA RESTRINGIR LAS TAREAS 

 

Sra. Directora: 

Este proyecto supone una nueva injerencia en la autonomía de los establecimientos educacionales y, sobre todo, desconoce la capacidad de tener un criterio pedagógico a la hora de gestionar la actividad escolar. 

Uno de los fundamentos que se esgrimen es que la Jornada Escolar Completa es la responsable de la “competencia” por el rendimiento del colegio, afirmación que no está avalada por ningún estudio serio conocido. 

No me cabe la menor duda de que quienes educamos lo hacemos pensando en el desarrollo integral de nuestros estudiantes y, dentro de él, en su capacidad de socializar de manera sana y positiva con su entorno, de jugar, de practicar deportes, etc. Pero también somos responsables de prepararlos para la disciplina del estudio y del trabajo que deberán enfrentar en su vida adulta. Lo que pedimos entonces es que se reconozca nuestra competencia para tomar decisiones pedagógicas, las que de ninguna manera deben ser fijadas por una normativa legal. 

Finalmente, nos llama la atención que el Colegio de Profesores no haya dicho una sola palabra sobre este tema. 

Samuel Hudson Garrido 

Director 

Escuela Agrícola San Vicente de Paúl 

 

Señora Directora: 

Desde Enlaces hemos recorrido parte de los 20 años de revista Educar junto a ella. La existencia de este medio nos ha dado la posibilidad de mostrar y analizar cómo esta política pública lleva la tecnología a la sala de clases como un instrumento más del hacer escolar, permitiendo a los profesores innovar en sus prácticas pedagógicas y avanzar hacia el desarrollo de las habilidades requeridas en nuestros tiempos. 

En un país donde los medios de comunicación especializados en temas educativos son muy pocos, la revista Educar tiene un valor importante que aportar al ecosistema educativo. Más cuando a lo anterior se suma que es un medio que se orienta específicamente a los docentes, entregándoles soluciones directas y efectivas para su desempeño en el aula. 

Deseo que los próximos 20 años de la revista sean tan prósperos como los pasados. Reciban mis felicitaciones por el trabajo realizado. 

María Cristina Cruzat T. 

Área Inclusión Digital de la Familia 
Enlaces, Centro de Educación y Tecnología 

 

Sra. Directora: 

 Cuando era alumno, en mi etapa escolar, nadie hubiera puesto en duda ni por un instante la importancia de “hacer las tareas”, que por definición debían realizarse en la casa. Hoy, al cambiar la sociedad, el rol activo de la mujer en el campo laboral, la vorágine de la prisa inserta en cada cosa que hacemos, las tareas de algún modo quitan ese espacio de tiempo hoy muy valioso. La tarea, en muchos casos —sobre todo en los preescolares— terminan haciéndolas los adultos, y en peores casos aun, a sabiendas de educadores y profesores, desnaturalizando de ese modo la cualidad esencial de la tarea: que el niño, el joven siga aprendiendo en casa. Con esos antecedentes, y con unas jornadas escolares realmente extenuantes, pareciera que las tareas para la casa ya son una señal más de atrofia que de progreso del sistema educativo. Pero, cuidado, no perdamos de vista que el aprendizaje es una acción continua y que la escuela no es el único espacio de crecimiento. Tareas para la casa dosificadas, integradas a una planificación, con sentido para el alumno, son no solo útiles, sino indispensables para otorgarle continuidad al proceso formal de la educación. La tarea debe ser una cadena fina y valorada entre la casa y la escuela, y no una soga tosca y rígida que se convierta en una carga por sí misma. Finalmente, los profesores debemos hacer desafiante y atractiva la tarea, para que el estudiante no solo quiera hacerla, sino que, haciéndola, experimente el gozo que ocasiona el aprender mediante la construcción del propio conocimiento. Sin duda, tenemos aún tarea para la casa en esta materia. 

Francisco Rodríguez 

Director 

Liceo Industrial de la Construcción 

Víctor Bezanilla Salinas 

 

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.