Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El liderazgo escolar sí importa

Según un estudio realizado por la Agencia de Calidad de la Educación, existe una relación positiva entre el liderazgo directivo e indicadores de desarrollo personal y social en la comunidad escolar. Sobre este tema conversamos con Carolina Flores, jefe de la división de estudios de la Agencia de Calidad de la Educación.

Por: María Paz Muñoz Illanes

Carolina Flores, jefe División de Estudios Agencia Calidad de la Educación

Qué ocurre en sectores más desaventajados? ¿Cómo afecta la acción de la comunidad educativa en esos lugares? Según Carolina Flores, jefe de la División de Estudios de la Agencia de Calidad de la Educación —oficina que ha desarrollado diversas investigaciones sobre el tema—, “los directores de escuelas vulnerables que logran mantener buenos resultados, ejercen un liderazgo democrático, involucrando las perspectivas de los diferentes actores escolares, pero asumiendo la autoridad que les corresponde y que ha sido legitimada por la comunidad escolar, en un contexto colaborativo y de confianza”.

Según Carolina Flores, la política educativa internacional y nacional ha evolucionado a favor de la descentralización, posicionando a la escuela como unidad de cambio, es ahí donde sucede la magia del aprendizaje. Este cambio requiere equipos directivos preparados y empoderados para guiar esta transformación. En respuesta a esta necesidad, el año pasado se actualizó el Marco para la Buena Dirección con el fin de orientar a los equipos directivos de los establecimientos, quienes deben incorporar nuevas formas de gestión pedagógica de la enseñanza, de los aprendizajes y los resultados de los alumnos.

—En esa misma línea y dentro de la nueva versión del marco para la nueva dirección y el liderazgo escolar, ¿cómo debe construirse la visión estratégica y liderazgo al interior de la escuela?

—Se han establecido políticas orientadas a definir el rol de los directores de las escuelas. Uno de estos intentos ha sido el Marco para la Buena Dirección publicado el año 2005 y actualizado en 2015.
Este marco subraya —asegura Carolina Flores— la importancia que un buen liderazgo directivo tiene en el aprendizaje de los estudiantes. Esto es posible por medio de la incidencia de los directores en ámbitos como la motivación, las habilidades, prácticas y condiciones de trabajo en que se desempeñan los docentes. Las prácticas directivas están relacionadas directamente con la generación de condiciones organizacionales para garantizar el pleno ejercicio de docentes y el desarrollo de capacidades profesionales. La dirección efectiva y el liderazgo positivo aseguran la infraestructura necesaria para que las actividades pedagógicas se puedan desarrollar con éxito.

—¿Cuánto influye el liderazgo en la convivencia escolar?

—Trabajar y gestionar una adecuada convivencia escolar no puede estar ausente a la hora de planificar el mejoramiento de los aprendizajes. Los docentes deben ser capaces de inspirar a los estudiantes y padres desde el proyecto educativo del establecimiento. Casos exitosos comparten un sentido y un propósito en común, inspirado en el desarrollo integral de los estudiantes, utilizando el buen trato como herramienta para mantener un buen clima escolar y estrategias pedagógicas ajustadas a las necesidades de aprendizajes propias del contexto de los estudiantes, adecuando los planes y programas a las particularidades.

CLAVES PARA LIDERAR LA ESCUELA

1. Las acciones directivas deben tener como foco mejorar el aprendizaje de los estudiantes.

2. Los equipos directivos deben generar las condiciones propicias para que los docentes desarrollen las acciones pedagógicas necesarias para que los estudiantes puedan avanzar, que cuenten con tiempo suficiente para planificar y desarrollar sus clases en un ambiente organizado.

3. Los equipos directivos deben liderar los procesos pedagógicos, retroalimentando las prácticas docentes y éstos deben propender al mejoramiento, realizando seguimiento contínuo de las planificaciones y evaluando sistemáticamente los aprendizajes en un contexto de confianza.

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.