Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Un 30% de los profesores está de acuerdo en ser evaluados”

Tres de cada cuatro profesores considera necesario contar con una política que legisle el desarrollo profesional docente, que considere una evaluación a su desempeño. Esa fue una de las revelaciones que arrojó la encuesta “Voces Docentes”, desarrollada por el Centro de Políticas Públicas UC junto a Elige Educar. Allí se recogió la opinión de mil profesores de aula de todo Chile respecto a su profesión. Conversamos con Ignacio Irarrázaval, director del Centro de Políticas Públicas UC sobre los alcances de la investigación.

Por: Marcela Paz Muñoz Illanes
“Un 30% de los profesores está de acuerdo en ser evaluados”

“Voces Docentes” también arrojó que el 82% de los docentes sostiene que ellos o sus pares deben ser reconocidos por desempeñarse en contextos vulnerables.

La muestra, representativa a nivel nacional, consideró la opinión de profesores de aula de educación inicial, básica y media provenientes de establecimientos municipales, particulares subvencionados, de zonas urbanas, rurales y con distintas trayectorias laborales de todo el país. En cuanto a los principales resultados, el estudio mostró que el 76% de los profesores considera que sí es necesario contar con una política que legisle el desarrollo profesional docente, y el 58% cree que esta política debe ser universal, es decir, para todos los docentes.

“Voces Docentes tiene un valor extraordinario ya que se trata de una muestra estadísticamente representativa de todos los docentes de aula del país. Es una gran oportunidad para entender la mirada, aprensiones y disposiciones de los profesores frente a la Política Nacional Docente”, dijo el director del Centro de Políticas Públicas UC, Ignacio Irarrázaval.

—El estudio realizó una radiografía del profesorado en Chile: existen 218.144 docentes, 73% mujeres y 27% hombres, con edad promedio de 42 años. 76% trabaja en escuelas con algún nivel de vulnerabilidad y 71% tiene más de cinco años de ejercicio. Durante su vida laboral, educan a 6 mil estudiantes. ¿Qué piensan los profesores sobre las evaluaciones?

—En primer lugar, con respecto a una carrera docente en general, incluyendo sus beneficios y obligaciones, que sea para todos los docentes de forma obligatoria, es algo altamente deseado por los docentes, quienes, de acuerdo a la encuesta Voces Docentes, están en un 58% muy de acuerdo o de acuerdo con esta afirmación, versus un 23% que opina lo contrario.

Segundo, que el hecho de que los profesores pasen de una etapa profesional a otra deba estar definido por algún tipo de evaluación docente, tiene opiniones divididas, con un 30% completamente de acuerdo o de acuerdo, un 26% que no está de acuerdo ni en desacuerdo y un 43% completamente en desacuerdo o en desacuerdo. ¿Significa esto un rechazo a la idea de evaluarse? Definitivamente no, pues, primero, aquí se ve una opinión variada sobre la materia y, segundo, porque en otras preguntas se expresa la voluntad de someterse a evaluaciones, lo que no es sinónimo de relacionarlas con el progreso en la carrera docente.

—¿Consideran los profesores el portafolio como instrumento de evaluación?

—Un aspecto interesante es la valoración de los profesores por la pertinencia del portafolio como instrumento de evaluación. Primero, que se evalúen las prácticas pedagógicas dentro del aula es considerado muy importante por un 79% de los encuestados, y algo importante por un 16%, siendo el aspecto más valorado. Segundo, al pedírseles que prioricen los aspectos a evaluar el desempeño en la carrera docente según importancia, el 68% de los profesores indica las prácticas pedagógicas, las que son actualmente evaluadas por el portafolio.

Otro asunto relevante es la percepción sobre el valor de una prueba de conocimientos específicos para la evaluación de desempeño, algo que incorpora el proyecto de ley. A diferencia de lo que se podía esperar (un rechazo a este instrumento), el 61% de los encuestados señala que es muy importante incluir una prueba de estas características en la evaluación de desempeño, y un 24% cree que es algo importante. Sin embargo, al preguntárseles por la pertinencia de este instrumento para evaluar el desempeño dentro de la carrera docente, las opiniones están más divididas, estando un 57% a favor y un 42% en contra. De todas formas, considerando cómo se dio el debate público en esta materia, es un alto apoyo para un instrumento que fue bastante polémico.

—¿Cuál es la percepción del rol evaluador del equipo directivo?

—Finalmente, es interesante la percepción sobre el rol evaluador del equipo directivo de los establecimientos. Un 60% está muy de acuerdo o de acuerdo con que la evaluación de desempeño sea realizada por ellos (el porcentaje más alto dentro de estas respuestas); sin embargo, al preguntárseles sobre el impacto de la evaluación del equipo directivo en la determinación de las remuneraciones, un 41% lo considera muy importante, siendo el elemento considerado menos importante de los evaluados (por ejemplo, la vulnerabilidad de los estudiantes es considerada muy importante por un 81%, el perfeccionamiento por un 77% y la experiencia por un 76%).

En definitiva, estos datos muestran que los profesores consideran valiosas las evaluaciones, que hay cierto consenso sobre la importancia de aspectos a evaluar y distinguen la evaluación en sí misma de una evaluación con consecuencias en la carrera docente. Considerando estos datos, los instrumentos de evaluación que propone la futura ley de carrera docente (portafolio y prueba de conocimientos disciplinarios) tienen un amplio apoyo entre los profesores.

—¿Qué sucede con el mal desempeño y la posibilidad de abandonar el aula?

—Con los datos recopilados, podemos concluir que gran parte de los profesores sí creen que quienes no logren ciertos mínimos de desempeño deben abandonar la sala de clases. Por ejemplo, el 64% de los docentes considera que quienes reprueban entre una y tres evaluaciones deben abandonar el aula y, más específicamente, el 46% cree que esta salida debiera darse a la tercera evaluación.

—¿Cree beneficioso el hecho que el actual proyecto de ley propone que cada docente alcance el nivel óptimo de la carrera (avanzado), pero no genera mecanismos para quienes no sigan esta progresión?

—El proyecto de ley sí considera la obligatoriedad de acceder al tramo avanzado para los profesores que ingresen a la carrera docente luego de haber recibido la formación inicial con los nuevos estándares que establece la ley. Esto es nominalmente un avance. No obstante, el plazo de 16 años para hacer efectiva esta salida es irrisorio. Si bien reconocemos que hubo una mejora considerable sobre este aspecto en la tramitación legislativa (haciendo más exigente la progresión en la carrera y dando más apoyo a los profesores en forma local), ciertamente aquí estamos ante una falencia de la normativa. El plazo para alcanzar en forma obligatoria el tramo avanzado debiera ser cerca de 6 años, para que así —luego de dar el apoyo respectivo y tres oportunidades—, la sanción debiera ser la salida del profesor de la sala de clases. Así, resguardamos el derecho a una educación de calidad de los niños y jóvenes.

 

  • 64% de los docentes considera que quienes reprueban entre 1 y 3 evaluaciones debiesen abandonar el aula.
  • 4 años promedio necesita un profesor para alcanzar un nivel competente en sus prácticas en el aula desde que inicia su trabajo docente.
  • 64% de los encuestados cree que el profesor alcanza un nivel competente en sus prácticas en el aula entre el primer y el cuarto año de ejercicio.
  • Las prácticas pedagógicas son vistas como centrales en la evaluación de los profesores. Cerca del 70% cree que es el factor prioritario. Además, la cercanía con el equipo evaluador es valorada positivamente.
  • La mayoría de los docentes señalan que el mal desempeño en las evaluaciones debe tener como consecuencia abandonar el aula y priorizan la “didáctica” como el principal apoyo que requerirían. Solo un 16% piensa que deberían continuar los docentes que reprueban evaluaciones.

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.