Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Abr 2021 - Edición 250

Innovar, ¿Por qué no?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Jaime Gajardo, presidente del Colegio de Profesores: “Soy de esas personas que les gusta hacer clases”

Lleva más de 30 años dedicado de lleno a la actividad sindical y desde el 2013 es presidente del Colegio de Profesores. Es padre de tres hijos y le gusta escuchar rock latino y música de los años ochenta. Trabajó muy duro para mantener a su familia, como docente de jornada completa. Hoy —con cierta nostalgia— extraña la relación con sus alumnos cuando fue “el profesor de Matemática y Estadísticas”.

Por: Marcela Paz Muñoz Illanes

 

 

Jaime Gajardo nació en Iloca en 1954, y es el mayor de siete hermanos. Estudió en la escuela de esa ciudad, y posteriormente en el establecimiento María Matte Nº19, en Peñaflor. Ingresó más tarde al Liceo Municipal de Maipú, donde realizó su enseñanza media.

En 1972, entró a la Universidad Técnica del Estado (UTE) a estudiar Pedagogía en Historia y Geografía y se recibió en 1977 como profesor de Estado en Matemática y Estadísticas. En los años 80, incursionó en la enseñanza en centros de formación técnica, y entre 1993 y 2005 dictó clases en el sector municipal en colegios emblemáticos de Santiago Centro, como el Liceo Darío Salas, el Internado Nacional Barros Arana (INBA), el ex Liceo de Niñas N°2 Técnica 28, y el Instituto Nacional José Miguel Carrera, donde fue Coordinador de Nivel y profesor de Matemática.

¿Qué extraña de los años en que fue profesor de aula?

—Yo alcancé a estar treinta años en el sistema educativo, en el año 1978 empecé a ganarme la vida como profesor. Echo de menos la relación con los jóvenes. Día a día, ellos te van inspirando y enseñando cosas nuevas. El profesor se va siempre actualizando con sus estudiantes. Echo de menos ese trabajo, ya que la actividad sindical me ha significado muchos costos personales y agotamiento. Soy de esas personas que les gusta mucho hacer clases.

Por ello, ¿cuál es su pasatiempo favorito? ¿Cómo descansa del trabajo gremial?

—Disfruto leyendo entrevistas y libros sobre la historia recién pasada. En estos momentos estoy disfrutando con la entrevista que le hace Luis Corvalán a Margot Honecker sobre la historia de la República Democrática Alemana (“La otra Alemania, RDA”), y también otro libro de los espías soviéticos durante el período de la Guerra Fría.

¿Qué música le gusta escuchar y compartir en familia?

—Soy fanático de Charly García y del grupo La Ley. Disfruto escuchando la música de los años ochenta y rock latino, pero desgraciadamente no alcanzo ni puedo ir mucho a los conciertos de esos artistas. Soy también un apasionado de la música andina.

¿Apasionado por el cine?

—Veo muchas películas de Art TV. Son muy buenas y me entretienen.

¿Qué haría como ministro de Educación?

—La primera medida que tomaría sería desmunicipalizar la educación, y en términos de gestión y financiamiento, contar con una red de servicios públicos.

¿Cuál es el costo de ser dirigente gremial?

—Desde que empecé a trabajar en los años ochenta vinculado al mundo gremial, se ha transformado en una forma de vida para mí. Se ha producido un desgaste importante en mi persona.

En pocas palabras…

Educación municipal: Hay que cambiarla.

Alumnos en paro: Una necesidad.

Profesores: Mucho sacrificio.

Proyecto de carrera docente: Hay que avanzar mucho más.

Gratuidad en educación: Una necesidad y un imperativo histórico para emparejar la cancha.

Educación técnico profesional: Hay que modernizarla y revitalizarla.

 

 

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.