Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2021 - Edición 248

Lo mejor 2020

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Fundación SM: una nueva mirada para la educación chilena

Por: Álvaro Marchesi, nuevo Asesor Ejecutivo de Fundación SM.
Fundación SM: una nueva mirada para la educación chilena

La Fundación SM tiene nuevos desafíos para sus 4 ámbitos de acción: formación docente, investigación educativa, promoción de la lectura y proyectos socioeducativos. Para ello, un rol clave es el que desarrollará Álvaro Marchesi (ex secretario de Estado español y secretario general la OEI) en la asesoría institucional de la Fundación. Aquí, se refiere a los aspectos que deberán enfrentar la Fundación SM y la educación chilena.

“Una Fundación sin ánimo de lucro de la que dependen no solo una editorial, sino un conjunto de proyectos, tiene un enorme valor por su independencia económica y su visión de servicio. El reto es mantener esa perspectiva y conseguir que los materiales educativos y las actividades que ofrece a la sociedad no pierdan de vista ese enfoque social”, dice Marchesi, y agrega que “la Fundación SM tiene como objetivo principal la mejora de la calidad y de la equidad en los sistemas educativos. Por ello, ofrece colaboración sobre todo en el campo del desarrollo profesional de los docentes, en los procesos de evaluación, en la calidad de la educación inicial, en los procesos de lectura y en la educación en valores. Parte de ello es un recién firmado convenio con la OEI”.

En especial, se refiere a algunos desafíos clave para la educación chilena. Uno de ellos es la formación de liderazgo en los equipos directivos. Dice Marchesi: “Los líderes escolares son aquellos capaces de desarrollar un proyecto compartido, que escuchan a los otros y favorecen su participación, que generan acuerdos mayoritarios y que ofrecen confianza y lealtad a aquellos que trabajan con ellos. Es preciso preparar este estilo participativo, también llamado distribuido, del liderazgo escolar, no solo en la dimensión de gestión o administrativa, sino también en la de la innovación educativa”.

En este sentido —de la formación de equipos, pero también de la formación docente— se enmarcan los seminarios internacionales de educación que realiza la Fundación SM. Su compromiso está relacionado con los objetivos de reforma que cada país se plantea. De esta forma, además, se favorece la participación de la comunidad educativa y se facilita la construcción de acuerdos.

Otros aspectos clave en el futuro de la educación chilena son la innovación y la relevancia del pensamiento creativo. En opinión del especialista, se deben abrir cauces de actuación a los alumnos, permitirles que se expresen con libertad, dar opciones para inventar y evaluar positivamente aquellas propuestas que reflejen esta visión diferente. “Hay modelos de enseñanza que favorecen la innovación de los alumnos –comenta–. Por ejemplo, el aprendizaje cooperativo por problemas o por proyectos. O la incorporación en ellos de las TIC. La capacidad de innovación es un valor que debería estar presente en las actividades que diseñan los profesores para el aprendizaje de sus alumnos. Algunos de ellos se manifestarán mejor en el campo de la literatura, otros en las ciencias o en las matemáticas. Lo importante es que el alumno perciba que se valora su espíritu creativo y que lo puede conseguir más fácilmente si trabaja con otros compañeros que si lo intenta solo”.

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.