Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2021 - Edición 251

Volver a las humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Todo está en Internet, pero en realidad la tecnología no remplaza todos los procesos”

Juan Silva Director CIIET USACH

Las nuevas tecnologías han irrumpido en el mundo entero y la educación no ha estado ajena a este cambio. Desde hace algunos años los profesores se han visto obligados a romper la rutina tradicional de su sala de clases e incorporar el uso de las denominadas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación). Pero ojo, quienes miran este cambio con cierta desconfianza, están equivocados, los niños hoy aprenden tanto o más que antes, siempre y cuando el profesor logre adoptar una nueva metodología de enseñanza que apunte a desarrollar el pensamiento reflexivo y el trabajo en equipo.

Juan Silva, director del Centro de Investigación en Innovación en Educación y TIC (CIIET) de la Universidad de Santiago de Chile (USACH), profundiza sobre este tema. Lleva años trabajando en la innovación en educación, buscando la forma adecuada de integrar y conjugar las TIC y el aprendizaje.

¿El uso de las TIC en los procesos de enseñanza, en algún caso, puede ir en desmedro de algunas acciones cognitivas, como por ejemplo la memoria?

No, yo creo que eso pasa por el tipo de actividad más que por usar o no la tecnología, porque si tú haces pruebas donde los niños tienen que replicar lo que aprendieron en clases, no incorporarán esos contenidos como conocimiento, todo lo contrario los perderán, en cambio, si le asignas tareas donde tienen que construir cosas, adquirirán un conocimiento que perdurará en el tiempo y justamente la tecnología ayuda en eso.

Por ejemplo aprender las tablas de multiplicar, ¿podría ser un conocimiento que no es necesario que el niño lo maneje de memoria?

Todo está en Internet, pero en realidad la tecnología no remplaza todos los procesos, igual hay cosas que es necesario hacerlas sin usar la tecnología. Hay que identificar en qué procesos el uso de la tecnología es pertinente o no, por ejemplo aprender las tablas, yo me las puedo aprender de la manera clásica o usando algún programa o aplicación, donde los niños a la vez que usan la tecnología, van aprendiendo las tablas de multiplicar. Hay videojuegos que para ir avanzando te exigen ir respondiendo preguntas relacionadas con las tablas de multiplicar, son formas más lúdicas y entretenidas para que los niños aprendan.

¿Qué deben hacer los profesores para incorporar el uso de TIC en la sala de clases?

Primero tienen que conocer los recursos, apropiarse del uso de éstos y después integrarlos curricularmente. Estas son las etapas que se definen para la integración curricular de las TIC. Este proceso, muchas veces, requiere de formación por parte de los docentes en cuanto a la nueva metodología que deben utilizar con las TIC, porque debe existir un cambio metodológico.

¿Cómo es ese cambio metodológico?

Hay dos extremos, te estresas porque quieres saber todo de tecnología, aún más que los estudiantes, o te haces aliados de ellos, para aprender junto con ellos y les cedes un rol más protagónico en el tema de manejo tecnológico, pero el tema curricular lo debes manejar tú: ¿Qué hacer con esas tecnologías? Los profesores no necesitan saber usar todas las tecnologías, deben conocer el potencial que poseen y saber guiar el foco de la tarea.

Aquí no hay una brecha de acceso ni de manejo de las tecnologías, sino que existe una brecha de uso, que se denomina la segunda brecha, que es: En qué se usa la tecnología y cómo se usa. Los profesores deben dejar de preocuparse por el uso instrumental de la tecnología, sino que deberían preguntarse ¿qué tarea diseño para sacarle provecho a la tecnología?

La nueva metodología exige tareas que impliquen cruzar información, reflexionar, construir cosas, que los niños no encuentren todo en el mismo lugar, no darles la opción de un copy paste.

¿Entonces las evaluaciones también deben cambiar?

Claro, ya no tiene mucho sentido evaluar con el método clásico, porque ahora se deben evaluar los productos que los estudiantes desarrollan. En este caso es mejor usar una matriz de valoración, donde pones ciertos criterios y evalúas en función de eso. Además, ahora los trabajos no necesariamente son individuales, también son grupales.

Hay un estudio qué arroja que los estudiantes no ponen en primer lugar el uso de tecnología, ponen en primer lugar trabajar en actividades que sean atractivas, luego en grupo y finalmente que se desarrollen usando tecnologías. No necesariamente una actividad que use tecnología va a enganchar a los estudiantes. ¿Qué capacidades fomenta el uso de tecnologías en la sala de clases? Los niños con el uso de las TIC adquieren las llamadas habilidades blandas del siglo XXI, que es aprender a buscar y seleccionar, trabajar en equipo, entre muchas otras, que son habilidades transversales y le servirán para toda la vida.

¿Este cambio de metodología implica un mayor trabajo para los profesores?

Al comienzo, porque tienes que planificar, modificar, la forma de trabajo, desarrollar material, etc., pero después se hace más sencillo, porque el trabajo ya está listo y sólo se requiere ir haciendo algunas modificaciones, porque puedes reutilizar lo que ya tienes. Puedes enriquecer el material de acuerdo a la experiencia, lo que funcionó y lo que no. Al principio hay que invertir tiempo, por eso se aconseja que no sea un trabajo individual, por ejemplo en los colegios se puede hacer de forma colaborativa.

Hoy estamos frente a niños nativos digitales, ¿ellos adquieren el conocimiento de una forma diferente a la de un niño de hace 20 años atrás?

Sí, porque ellos son capaces de estar trabajando con varias aplicaciones a la vez, con varias tecnologías de manera simultánea, además trabajan más colaborativamente. Y Pareciera ser que es mucho más cómodo para los profesores seguir haciendo la clase tradicional y a lo más usar un PPT, y dar tareas fuera de aula donde hay que usar tecnologías, y es ahí donde los chicos ponen en práctica todo su bagaje tecnológico. Lo ideal es que se trabaje en la sala de clases con tecnología, pero eso pasa poco, incluso en las universidades.

¿Los profesores que no pueden acceder al uso de tecnologías igual deberían cambiar su metodología de enseñanza?

Sí, porque a través de esta nueva metodologías les darás un plus general a los estudiantes, si no lo haces, agrandas aún más la brecha de acceso al conocimiento. Independiente de cuanto se incorpore la tecnología en el colegio, se debería cambiar la forma de trabajar en la sala de clases.

En general ¿los profesores de Chile en qué etapa están respecto al uso de las TIC?

Los profesores pasan por ciclos en el uso de la tecnología: usarla para hacer lo mismo que hacían antes, integrarla en la sala de clases y finalmente el tema de la innovación. Yo creo que estamos en una etapa de uso, pasando en algunos casos a un tema de integración, pero más que nada estamos usando las tecnologías para hacer lo mismo que se hacía antes.

Deja un comentario

Últimos Artículos

¿Cómo enseñar a los jóvenes a amar?

Ver más →

Con gran convocatoria se lleva a cabo seminario Grupo Educar sobre la importancia de la lectura

Ver más →

5 excelentes podcasts de cuentos e historias para leer con los ojos cerrados

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.