Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Mar 2021 - Edición 249

2021 La escuela que viene

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Sencillez profunda

Cartas. Lunes 18 de marzo de 2013, El Mercurio

Anibal VialSeñor Director:

«Le agradezco a mi padre que me haya mandado a trabajar. El trabajo fue una de las cosas que mejor me hicieron en la vida y, particularmente, en el laboratorio aprendí lo bueno y lo malo de toda tarea humana» (entrevista al nuevo Papa, revista Sábado). El Papa Francisco, efectivamente, estudió en una escuela industrial para técnico químico, especialidad asociada a la alimentación, y como parte de esta formación, debía trabajar entre las 7:00 y las 13:00 horas en un laboratorio, en una hora almorzaba, para luego asistir a la escuela hasta las 20:00 horas. Esto ocurrió a los 13 años, al iniciar la secundaria.

¿Por qué él ahora valora tanto esa educación? ¿Qué es lo principal que en ella adquirió? Lo responde el nuevo Papa, recordando a una mujer, «jefa extraordinaria». «Recuerdo que cuando le entregaba un análisis, me decía: Ché… ¡qué rápido que lo hiciste! Y, enseguida, me preguntaba: ¿Pero este dosaje lo hiciste, o no? Entonces, yo le respondía que para qué lo iba a hacer si después de todos los dosajes de más arriba, ese debía dar más o menos así. No, hay que hacer las cosas bien, me reprendía. En definitiva, me enseñaba la seriedad del trabajo. Realmente, le debo mucho a esa gran mujer».

¿Hay algo más importante en la educación de un joven adolescente que aprender la seriedad del trabajo? ¿O que aprender a discernir con claridad lo que está bien de lo que está mal? El modelo educativo para una adecuada enseñanza secundaria, que hizo posible lo que el Papa relata, no es difícil de implementar. Países como Irlanda, Finlandia, Nueva Zelandia lo han hecho con probado éxito. Claramente, en Argentina, como este del Papa, hay varios ejemplos similares, aunque también es cierto que en ese país últimamente se han alejado de ese exitoso modelo educativo. Hoy que -al fin- tanto se reconoce en Chile acerca de la importancia de la educación técnica, vale la pena detenerse a considerar este gran ejemplo que puede ayudarnos a corregir el que es el lado más débil de nuestra educación, la educación media.

Aníbal Vial E.

Director Grupo Educar

Deja un comentario

Últimos Artículos

Cómo retomar rutinas y regreso a clases presenciales tras la pandemia

Ver más →

Mindfulness: más allá de una tendencia, una clave para educar en pandemia

Ver más →

Cinco charlas TED para expandir tu mente y enseñar de forma diferente

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.