Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Ene 2021 - Edición 248

Lo mejor 2020

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Robin Alexander: “Es un error centrar el currículo en lo que miden las pruebas estandarizadas”

Experto británico visitó Chile y dio luces sobre cómo visualizar una mejor educación para los alumnos.

 

Ya se entregaron los resultados de la PSU, muchos de los alumnos estarán contentos y otros no tanto. Resultados en mano, llegó la hora de hacer las evaluaciones y preguntarnos si ¿realmente esa medición constituye un indicador de la calidad de los establecimientos educacionales en Chile?

Esa crítica a la estandarización y al alto nivel de importancia que alcanzan las pruebas se repite a nivel mundial. Uno de sus principales exponentes estuvo en Chile hace algunos meses, Robin Alexander, quien es profesor de las universidades de Cambridge, Leeds y Warwick, y uno de los teóricos de la educación más importantes del mundo. Invitado por el Instituto de Educación Imaginativa de la Universidad Gabriela Mistral dio a conocer el Cambridge Primary Review (CPR), una investigación independiente sobre la situación actual y el futuro de la educación primaria en Inglaterra, la más importante que se ha realizado en ese país en los últimos cuarenta años.

En Inglaterra “llevan cerca de veinte años trabajando con la misma metodología de enseñanza, sin que nadie cuestione el sistema y la forma de enseñar”, dice el destacado investigador. El año 2009, tras dos años de investigación junto a su grupo de trabajo lanzó un libro que entrega datos sobre “las prioridades políticas para la educación primaria”. Lejos una de las conclusiones que más llama la atención es el hecho de que “los test no son el único camino y que es necesario redefinir los estándares de excelencia en todos los dominios, no solo en la Lectoescritura y Matemática”.

Además, se indica en el estudio, la importancia de “ayudar a los colegios a trabajar en conjunto, y revertir la tendencia a la centralización, reanimando el compromiso de la comunidad con la educación”.

La imaginación

Asimismo, destacó lo importante que es dejar de pensar solamente en las letras y en matemática “y buscar la forma de desarrollar la imaginación en los alumnos, desde los niveles iniciales”. Un error frecuente, dijo es “solamente centrar el currículo en lo que miden las pruebas estandarizadas, como el SIMCE, la PSU, TIMS (que mide ciencia y matemática)”.

¿Por qué? Las investigaciones han demostrado que cada vez más “los colegios ingleses están enfocados en cumplir con lo que piden las pruebas.” Asegura que La lectoescritura y las matemáticas son esenciales, “pero la educación primaria es más que eso y la visión sobre el proceso de alfabetización es lejano y estrecho”.

Comúnmente la mayor parte de los países utiliza las pruebas como una estrategia para medir el aprendizaje de los alumnos, al igual como sucede en nuestro país. De hecho, una de las principales conclusiones del profesor Alexander es que “la obsesión británica por la estandarización, es la que termina perjudicando al sistema educativo en general y deja fuera a niños valiosos”. Explica que existen muchos estudiantes que no tuvieron buen rendimiento en el colegio, pero luego les va muy bien en la universidad.

Además, resalta que los mejores colegios en el mundo enseñan también a sus alumnos otro tipo de habilidades, como arte, música, ciencias y literatura. En esos casos, por lo general, al desarrollar otro tipo de habilidades, “los estudiantes suben los niveles de aprendizaje de matemáticas”.

¿Cómo es posible mejorar? La clave entonces, asegura el experto es trabajar con los profesores. “La solución no está en hacer pruebas, sino en entrenar mejor a los profesores”. Ese mismo enfoque es que realizan países exitosos en materia educativa, como es el caso de Finlandia. Allí los mejores son quienes resultan seleccionados para estudiar pedagogía, pero además, todos poseen un grado académico más allá de su licenciatura. “Los alumnos ingresan a la educación formal recién cuando tienen siete años, de modo que ya están más preparados”.

El hecho de valorizar la profesión y buscar que sean los mejores quienes enseñen, además de no centrar todo en las evaluaciones podrían ser algunos de las claves de cómo mejorar la educación no solamente en Chile, sino que también en el resto del mundo.

Deja un comentario

Últimos Artículos

9 proyectos de la plataforma Daleprofe donde los docentes quisieron ir más allá

Ver más →

daleProfe invita a profesores a presentar proyectos para buscar financiamiento hasta el 22 de enero

Ver más →

100 años de Fundación Irarrázaval: Encuentros sobre el valor de pertenecer a la RED

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.