Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2020 - Edición 246

Deserción escolar, todavía estamos a tiempo

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

PSU de Lenguaje y Comunicación: cambios y desafíos para 2014 y 2015

0

Por Nicolás Salerno Fernández. Doctor en Literatura, Pontificia Universidad Católica de Chile. Director y Docente del Diplomado de Literatura y Comprensión Lectora del Instituto de Humanidades, Universidad del Desarrollo.

Recientemente el Departamento de Medición y Registro Educacional de la Universidad de Chile (DEMRE) anunció una serie de cambios en las distintas Pruebas de Selección Universitaria (PSU) a implementarse entre los años 2014 y 2015, siendo una de las más afectadas la de Lenguaje. A pesar de que estos cambios han causado un revuelo mediático, eran previsibles, en la medida en que responden al Ajuste Curricular (Decreto 254 del Ministerio de Educación) que se hizo en el subsector del Lenguaje y Comunicación en el año 2009, los cuales implicaban un cambio en la manera de enfocar la asignatura, que enfatizaba el desarrollo de competencias y habilidades lingüísticas: tales como la comprensión lectora y la redacción (estos últimos medidos en la PSU de Lenguaje por medio de las preguntas de Conectores y Plan de redacción) por sobre la adquisición de contenidos. Esto responde a un esfuerzo de quienes hacen la PSU (DEMRE) por alinear la prueba con lo que los Planes y Programas del Ministerio de Educación exigían para la Enseñanza Media, aspecto siempre criticado, y que quedó en evidencia luego del informe que entregó la consultora educacional Pearson el 2013.

En segundo lugar, esto último no implica de ningún modo que no se vayan a preguntar contenidos en la PSU de Lenguaje, sino que, tal como lo plantea el ajuste curricular y el nuevo temario de la PSU, se pondrá un fuerte énfasis en la aplicación de los contenidos, los cuales deberán ser utilizados por los alumnos como herramientas para la comprensión lectora, sobre todo aquellos relacionados con literatura. Esto se evidencia aún más en el cambio de nombre de la asignatura, que desde el año 2015 pasará a llamarse “Lengua y Literatura” en Enseñanza Media. De esta manera, el eje temático fundamental del ciclo medio, y por ende, el que será medido en la PSU, será la Literatura, muy por sobre los ítems relacionados antes con contenidos de Lengua Castellana y Comunicación y Medios de Comunicación de Masas, otrora preguntados equitativamente.

Lo que sí varía para quienes rinden la PSU de Lenguaje y Comunicación este año es que ya no existirá una sección dedicada exclusivamente a preguntar contenidos, sino que estos estarán insertos en las de comprensión de lectura, exigiendo no solo que el alumno conozca tales materias y sea capaz de reconocer sus definiciones, sino que además pueda reconocerlos en textos literarios, no literarios y pertenecientes a los Medios de Comunicación de Masas, aplicándolos como herramientas para la comprensión de los mismos.

Debido a todo lo anteriormente mencionado, las preguntas de la PSU de Lenguaje y Comunicación del año 2014, proceso de admisión 2015, se repartirán en dos ítems de indicadores de producción de textos (Conectores y Plan de Redacción, 10 y 15 preguntas respectivamente) y dos de comprensión de lectura (Comprensión de Lectura y Vocabulario Contextual, 40 y 15 preguntas respectivamente). A estos cambios se suma que no se descontará puntaje por las alternativas erradas en ninguna de las pruebas de selección, por lo cual se espera que pronto el DEMRE revele la nueva escala para otorgar puntajes al instrumento.

Todos estos cambios plantean, sin duda, un gran desafío para los docentes del área y un enfoque que parece más propicio para el desarrollo de habilidades de comprensión lectora en los alumnos. Es por ello que se vuelve indispensable que los profesores estemos a la altura de estas reformas, ya que solo veremos resultados óptimos en los estudiantes en la medida en que logremos incluir eficazmente la literatura en el aula: su estudio contextualizado y su enorme valor como instrumento para aumentar el capital cultural de los alumnos, y con ello, incrementar nuestros alicaídos niveles de logro en comprensión lectora.  

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Estudio: Cuando la familia marca la diferencia

Ver más →

Conferencia internacional por la diversidad e inclusión en la educación

Ver más →

Mineduc fija el 1 de marzo inicio del año escolar 2021

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.