Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Proyectos de Colegios TP/ Desarrollo de habilidades blandas en contacto con la naturaleza

0

Entre araucarias milenarias, lagos y una imponente vista al volcán Llaima, alumnos de segundo medio del Colegio Padre Pedro Arrupe de Quilicura, ponen a prueba su personalidad y su capacidad para trabajar en equipo.

Por Angélica Cabezas Torres 

Se trata del “Proyecto Conguillío”, una iniciativa que se enmarca en un plan que ha impulsado el Colegio Padre Pedro Arrupe con el fin de fortalecer el desarrollo de habilidades genéricas entre sus alumnos. El proyecto consiste en una visita por 12 días a la Región de la Araucanía, donde los jóvenes, junto a sus profesores y al rector, recorren los distintos lugares y se empapan de su cultura, y por supuesto también recorren el Parque Nacional Conguillío.  

El viaje lo organizan entre todos, así que desde el primer minuto, los jóvenes necesitan desplegar al máximo sus habilidades. Luego, ya en la Novena Región, al estar en contacto con la naturaleza y deleitándose con paisajes de una belleza indescriptible, toman conciencia de la importancia del cuidado y respeto por su entorno. Para muchos de ellos, esta es una experiencia única que los marcará toda la vida. 

“La finalidad es estimular en los estudiantes ciertos aprendizajes que se producen con la experiencia. Acompañados de sus profesores, se generan vínculos de confianza y desarrollan habilidades genéricas. Asimismo, conocen su país y comparten con culturas diversas. Esta experiencia despierta emociones y aprendizajes profundos”, asegura Manuel Arredondo, rector del colegio. 

Para que un alumno sea parte de este interesante y entretenido viaje, debe cumplir ciertas metas, las que también apuntan al desarrollo de habilidades blandas. Se le exige una asistencia mínima al establecimiento (90%), puntualidad en el horario de entrada, resolver sus conflictos por medio del acuerdo y la conversación y mantener un vínculo de respeto con los miembros de la comunidad escolar. 

Los aprendizajes que logran los estudiantes mediante esta iniciativa —que ya ha impactado a dos generaciones de estudiantes— son mejorar su capacidad de coordinarse con sus pares, liderar su comportamiento y su conducta y valorar su esfuerzo permanente que se expresa a través de la gratitud vivida y expresada”, revela Manuel. 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Mineduc mapea a los posibles desertores escolares

Ver más →

Películas y documentales para viajar por Chile

Ver más →

Panoramas para un dieciocho diferente

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.