Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Mar 2021 - Edición 249

2021 La escuela que viene

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Profesores, directivos y otros profesionales de la educación pueden transformarse en directores de excelencia

Por Violeta Arancibia Clavel, Directora del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, Ministerio de Educación.

Si queremos avanzar en educación y dar un salto a la calidad, es necesario cambiar el rostro a las escuelas de Chile. La estrategia de cambio requiere potenciar el liderazgo pedagógico de los directores de escuela, pero esto no es algo que se adquiere de un día para otro. Si queremos directores de excelencia, necesitamos un trabajo formativo y de acompañamiento de primer nivel.

En Chile, por medio del Ministerio de Educación, se han desarrollado políticas e iniciativas fundamentales para el desarrollo de directores de calidad. A partir de la Ley para la Calidad y la Equidad de la Educación publicada en 2011, el Sistema de Alta Dirección Pública lleva a cabo un exigente proceso de selección de los directores para los colegios, a quienes se les solicita el cumplimiento de metas claves de las cuales deberán rendir cuentas.

En esa misma línea, el Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP), ha puesto en marcha el Plan de Formación de Directores de Excelencia por tres años consecutivos, buscando formar a profesores que desean ser directores de excelencia, a directores en ejercicio y a otros profesionales con las mismas aspiraciones, a fin de que puedan transformar la calidad de la educación en las escuelas a través del liderazgo pedagógico. Para ello, el Plan da la oportunidad de realizar programas de estudio de alta calidad (cursos, magíster, diplomado, pasantía), que son financiados por el Ministerio de Educación a través de becas a las cuales se puede postular.

A través de estas acciones formativas, se busca entregar las competencias directivas necesarias que les permitan liderar, como profesionales, la gestión de sus organizaciones escolares, dando un empuje significativo a la gestión pedagógica, dirigiendo a los profesores, para llevarlos a un entorno de excelencia y así, mejorar los aprendizajes de los alumnos.

Los testimonios de quienes han participado hablan por sí mismos: “Con el Plan de Formación de Directores de Excelencia adquirí importantes conocimientos sobre liderazgo pedagógico, planificación, control y gestión, aprendí que la observación de la clase centrada en los estudiantes es fundamental y que esta observación se puede articular con la visión del docente” (Cecilia Alejandra Vila, docente); “A partir de la formación recibida implementamos en mi colegio acciones para el crecimiento profesional de los equipos con una mirada en el logro de metas y resultados” (Sergio Montenegro, director del Liceo José Ignacio Zenteno, Maipú); “Con este Plan aprendí que la excelencia no es función de las circunstancias, sino un tema de elección, disciplina y convencimiento” (Juan Marcelo Barría, Director de la Escuela “18 de Septiembre” de Punta Arenas).

En los primeros dos años de ejecución del Plan de Formación de Directores de Excelencia, se adjudicaron 1.684 becas, superando de esta forma la meta presidencial de formar a 1.500 directores de excelencia durante su gobierno. Y durante el 2013 se adjudicarán 1.000 becas más.

Por otra parte, países como Inglaterra, Australia, Canadá y Estados Unidos, entre otros, han demostrado con su experiencia que la formación rigurosa y la elaboración de estándares para directivos han sido beneficiosas en la mejora de los resultados de sus escuelas. Y nuestro país no se ha quedado atrás. El Ministerio de Educación ya está realizando un proceso de elaboración de estándares e indicadores de desempeño para directivos, que definan con claridad lo que deben “saber” y “saber hacer”, con el propósito de constituir una referencia en la definición de políticas de formación, selección y evaluación de directivos escolares.

Los Directores de Excelencia son un imperativo en los tiempos que estamos viviendo. Por esta razón, invito a los profesores que desean cumplir con esa tarea y generar un cambio en sus establecimientos educacionales, a los directores en ejercicio y a otros profesionales que quieran compartir este mismo desafío, a sumarse al Plan de Formación de Directores de Excelencia. Esta iniciativa es una gran oportunidad de desarrollo profesional, que les entregará herramientas para generar hoy los cambios que necesitan las escuelas de Chile.

Deja un comentario

Últimos Artículos

Cómo retomar rutinas y regreso a clases presenciales tras la pandemia

Ver más →

Mindfulness: más allá de una tendencia, una clave para educar en pandemia

Ver más →

Cinco charlas TED para expandir tu mente y enseñar de forma diferente

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.