Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Prevención del abuso sexual infantil desde un enfoque de confianza y cuidado

Por: María Soledad Latorre, Directora Ejecutiva Fundación para la Confianza

El tema del abuso sexual se ha hecho visible en nuestro país, a raíz del aumento de las denuncias por delitos sexuales y la cobertura mediática que han tenido algunos casos, especialmente los ligados a establecimientos educacionales o jardines infantiles. Se ha convertido en un motivo de preocupación para quienes toman decisiones o trabajan directamente con niños, niñas y jóvenes.

Ante estos hechos sentimos alarma y desconfianza, lo que lleva a preguntarse ¿Cómo y por qué suceden estas situaciones? ¿Quiénes son los responsables? ¿Cómo podemos anticiparnos para prevenir que los niños y niñas sean víctimas? Y en la eventualidad que lo sean ¿Qué podemos hacer como sociedad para reparar?

Esta reflexión nos permite mirar de manera profunda cómo estamos enfocando el tema de la protección de los niños y cuáles son las herramientas con que contamos para hacerlo de manera efectiva.

La Fundación para la Confianza, ha asumido como parte de su misión la promoción del buen trato, la investigación y la creación de herramientas concretas para la prevención, capacitación y formación de actores claves, en temas de abuso sexual infantil.

Como parte de estos actores claves, se releva el rol del contexto escolar como instancia privilegiada para el desarrollo de acciones preventivas, tanto a nivel primario como secundario, en el entendido que la escuela no sólo es un lugar para adquirir aprendizajes conceptuales, sino también sociales, afectivos y actitudinales necesarios para afrontar situaciones de riesgo. La educación tiene como meta el desarrollo integral de la persona, lo que involucra desempeñar un papel en la protección infantil, generando condiciones para el cuidado y resguardo de la integridad física, emocional y sexual de los niños/as, junto con un desarrollo de sus potencialidades en un ambiente de respeto, confianza y ejercicio de libertades y responsabilidades.

La escuela tiene un potencial de actuación que no tiene ninguna otra institución social: la posibilidad de favorecer procesos graduales de aprendizaje y de dotarlos de estabilidad en el marco de su proyecto educativo, junto con la posibilidad de hacer participar a toda la comunidad escolar, lo que tiene un efecto multiplicador incomparable.

Se reconoce el rol de los profesores como agentes de prevención, desde su posición privilegiada de vinculación y enseñanza a los niños/as. Tienen un vínculo continuado con los alumnos, pudiendo observar sus conductas y detectar cualquier cambio relevante.

Es posible que esta figura se constituya en un recurso de apoyo confiable para el niño/a, pudiendo ser una de las pocas personas a la cual la víctima de abuso sexual pudiera recurrir, especialmente si el abuso es intrafamiliar. De hecho, es muy frecuente que los niños/as escojan a sus profesores u orientadores para develar las situaciones de abuso que viven.

Al enfrentar cualquier tarea preventiva, debemos reconocer que existe una serie de barreras, que son necesarias de explicitar y cuestionar:

  • La percepción de invulnerabilidad ante este hecho, creer que sucederá a otros, y no a los de mi círculo cercano.
  • El silencio de las instituciones, incluyendo las escuelas, y las familias ante el abuso sexual.
  • La ausencia de procesos intencionados, sistemáticos y permanentes de educación sexual, especialmente en las escuelas, es un hecho que limita el desarrollo a acciones concretas y efectivas contra el abuso sexual.  
  • La tendencia a enfocar la prevención hacia intervenciones alarmistas o atemorizantes. Prevenir el abuso sexual no consiste en crear paranoia social, generando sentimientos de desconfianza colectiva y generalizada. Precisamente una de las metas es enseñar a que los sujetos discriminen y diferencien cuando están siendo objeto de un abuso sexual.  
  • Enfocar la prevención a simples instrucciones defensivas hacia los niños (“tienes que cuidarte”, “no te dejes tocar por nadie”), sin el desarrollo y entrenamiento en habilidades de protección asertiva y la promoción de ciertos valores de convivencia (confianza, respeto, reciprocidad, etc.).

Nuestro enfoque de prevención está centrado en el concepto de Confianza Lúcida, que busca cuestionar la mirada a la confianza como absoluta y ciega, de descansar plenamente en la expectativa de que los demás se van a comportar correctamente, que no nos van a dañar. Creemos que en toda relación, especialmente si hay desigualdad de poder, cabe algún tipo de abuso o transgresión.

La idea no es promover la desconfianza generalizada en el mundo y en las relaciones. Pensar que todos son potencialmente abusadores, caer en la paranoia y aislarnos. La confianza lúcida es un concepto que está al medio, entre la confianza ciega y la desconfianza. Es un tipo de confianza despierta, vigilante, que genera un espacio, una justa distancia para verse a uno mismo y a los otros y poder encontrar claves para relacionarse de una manera responsable y mutuamente cuidadosa.

En base a este concepto, construimos propuestas y herramientas de prevención de abusos sexuales, sobre las siguientes premisas:

La protección de los niños es responsabilidad de los adultos en tanto garantes de sus derechos, los que deben velar por generar condiciones efectivas para que estos se desarrollen y no vean dañada su integridad física, psicológica o sexual.

  • El abuso es un fracaso colectivo público y privado en la obligación de proteger a los más vulnerables.
  • El abuso es un proceso posible de revertir o detener.
  • El abuso se da en el contexto privado y es una ruptura con lo social.
  • El abuso se sostiene en base a la Ley del silencio, manteniéndose gran parte de los casos sin develar por períodos largos de la biografía de los sujetos.

Un programa de prevención debe centrarse en las instituciones, en los actores de la comunidad y la familia. Es absolutamente insuficiente pretender sostener una estrategia preventiva en los niños, haciéndolos responsables de autoprotegerse.

Otra consideración importante es que en cualquier grupo humano van a coexistir personas que han sido víctimas con otras que no lo han sido. Eso significa que cuando pensamos en prevención tenemos que dirigir estrategias que nos permitan anticiparnos al abuso, trabajando sobre los factores de riesgo y protección. Y por otra parte, dirigir estrategias hacia quienes pueden estar viviendo o haber vivido abuso sexual en silencio, facilitando que puedan reconocerse como víctimas y brindándoles seguridad y confianza para que puedan develar lo sucedido y pedir ayuda.

En este sentido, un pilar central de cualquier programa preventivo es nombrar y visibilizar el tema del abuso sexual. Sólo de esa manera se revierte el silencio y el ocultamiento. Tenemos que cuestionar activamente los mitos existentes sobre el tema, informarnos y posicionarnos éticamente, haciendo explícito el horror y la indignación que nos generar el tema. Tenemos que derribar el mito existente en nuestra cultura de que podemos llamar a la desgracia si la nombramos. Es todo lo contrario: nos cuidamos mejor.


 

La Fundación para la Confianza se dedica a crear herramientas para la prevención del abuso sexual infantil. Dentro de los servicios que ofrece a la comunidad están:  

  • Charlas de sensibilización y prevención de abuso sexual infantil.
  • Cursos de Prevención, Detección y Primera Acogida en Abuso Sexual
  • Talleres para Padres, Apoderados y Niños, que fomentan el cuidado, la autoprotección y el contacto positivo.
  • Asesorías a Colegios, jardines e instituciones en elaboración de protocolos de abuso sexual
  • Diplomado Abuso Sexual Infantil: Prevención, Resiliencia y Confianza Lúcida, que se impartirá entre septiembre y diciembre de este año.

Para obtener mayor información:

www.paralaconfianza.com

Seguir en twitter @paralaconfianza

Mail: mslatorre@paralaconfianza.com

 


 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Exitoso seminario de deserción escolar

Ver más →

Conéctate con la naturaleza con estas Apps

Ver más →

Enseñando en motocicleta por La Tirana

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.