Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Oct 2020 - Edición 245

Educar en el cuidado del medio ambiente

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Enseñando en motocicleta por La Tirana

La pandemia no la ha detenido. Esta profesora de La Tirana llevaba solo algunos meses viviendo ahí cuando empezó la cuarentena. Ubicado en un sector de alta vulnerabilidad y baja conectividad, Paola Gary debió buscar otros métodos para seguir en contacto con sus alumnos. Tomó la moto de su pareja y los salió a buscar.

Por: Verónica Tagle
Enseñando en motocicleta por La Tirana

Paola Gary es una reencantada de la educación. Después de pasar varios años en diferentes colegios, decidió renunciar e irse a trabajar a las cárceles, para descubrir qué es lo que le encantaba de enseñar: trabajar en colegios más pequeños, más libres y buscar formas más entretenidas de aprendizaje. Fue así como volvió a las aulas como profesora de matemática en la escuela La Tirana, Región de Tarapacá con alumnos de quinto a octavo básico. “En uno de los colegios grandes a los que fui, me dijeron que no me esforzara mucho, porque los niños ahí tenían techo. Eso me impactó mucho”, recuerda Gary. Ha sido destacada por la evaluación docente y nominada al Global Teacher Prize por sus alumnos, sin duda reconocimientos que la motivan a seguir adelante. 

Convencida de que la educación es el único motor para la movilidad social, Paola busca que se acerquen a la educación en general y que se proyecten más allá. “Que se crean el cuento de que pueden”, asegura. Poco a poco fueron subiendo el nivel de matemáticas del colegio, hasta llegar a ser los segundos de la comuna Pozo Almonte en el Simce, a dos puntos del primer lugar. Cuando los invitó a hacer un video sobre el número Pi para un concurso nacional, y ganaron, se dieron cuenta de que podían lograr cosas grandes. “Estos niños pueden estar en la mitad de la nada, pero su cabeza no lo está», explica Paola. 

“Desde el colegio de Pozo Almonte, que recibía a los estudiantes de octavo, los profesores me comentaban que mis alumnos llegaban más preparados, con ganas de lograr más. Para enseñar, es primordial conocer el corazón de los niños. De esta forma su alma va a estar más preparada para recibir cualquier materia. Ellos tienen que confiar en mí, no tener vergüenza”, cuenta la profesora.

Luego de algunos años viajando a la Escuela desde Pozo Almonte, decide irse a vivir a La Tirana junto a su pareja para estar más cerca de los niños. A los dos meses empezó la pandemia, y los docentes que vivían en la zona se organizaron para seguir ayudando. Se repartían guías de trabajo junto a las cajas de la Junaeb y daban apoyo virtual si es que era posible. “Ahí se empezó a complicar, porque en el sector donde viven la mayoría de los alumnos, Las Parcelas, hay muy poca conectividad y es muy precario”. Los estaban perdiendo. Fue así como Paola Gary salió a recorrer la zona. Tomó la moto de su pareja y los fue a ver. Fue a ver a una alumna que sabía donde vivía, y el hermano de ella se subió a la moto y la acompañó para mostrarle dónde vivía el resto. 

Los niños se sorprendieron, e incluso avergonzaron, al verla. Paola es muy alta, algo que a veces intimida, y muchas de las familias son de padres bolivianos y hablan una mezcla entre aymará y español, por lo que cuesta entenderse y a veces es más fácil con bromas y risa. Ver a la profesora en moto se convirtió en una rutina, y los alumnos la esperaban. 

Uno de los grandes desafíos ha sido la deserción. Paola ha tenido que buscar a cada uno, y convencerlos de que no dejen el colegio. Es muy tentador comenzar a trabajar especialmente en estos tiempos de crisis. «Ya tenemos a todos los de octavo inscritos para primero medio», cuenta feliz. 

Sobre lo que se viene tras la pandemia, se siente optimista. «Los profes estamos dispuestos a luchar para que siga la normalidad con ellos. Además, el valor de la familia aquí no está tan arraigado y creo que se ha ganado eso. He visto a niños aprender a trabajar la tierra junto a sus papás. Eso sí, es importante que no se desconecten porque los profes somos parte de ese grupo familiar. Los niños saben que van a volver a un colegio donde los queremos de vuelta a todos». 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Ya está abierto proceso de postulación FUAS 2021

Ver más →

¿Qué informaciones debo tener en cuenta al momento de decidir mi futuro profesional?

Ver más →

¿Cómo tomar mejores decisiones vocacionales?

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.