Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Jul 2021 - Edición 253

Lecciones del mundo TP en pandemia

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Medir las habilidades de pensamiento científico es una tarea difícil”

0

A partir de este año, la Prueba de Selección Universitaria (PSU) de Ciencias evaluará las habilidades de pensamiento científico. Sobre esta medición y los beneficios del desarrollo de estas aptitudes en los estudiantes, hablamos con Maximiliano Montenegro, profesor de Didáctica de la Ciencia de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC).

Por Angélica Cabezas Torres

Las habilidades de pensamiento científico se refieren a un conjunto de aptitudes y acciones que se ponen a prueba al realizar alguna actividad científica, tanto experimental como teórica. “Cualquier persona, al hacer una investigación experimental debe, por lo menos, hacerse una pregunta sobre este fenómeno y recoger evidencia, para luego analizarla y así responder la pregunta. Este proceso, que es simple de describir, tiene  pequeñas actividades que están conectadas como: observación, recolección  y  representación de datos, que están interconectadas y de las cuales depende el éxito o fracaso de la investigación”, revela el profesor Maximiliano Montenegro. 

Mediante un ajuste en el año 2009, las habilidades de pensamiento científico fueron incluidas en el currículo nacional. ¿Cuáles son específicamente?

–Formulación de preguntas, observación, descripción y registro de datos, ordenamiento e interpretación de la información, elaboración y análisis de hipótesis, procedimientos y explicaciones, la argumentación y el debate en torno a controversias y problemas de interés público, y la discusión y evaluación de implicancias éticas o ambientales relacionadas con la ciencia y la tecnología.  

¿Por qué es importante el desarrollo de este tipo de aptitudes en los niños y jóvenes?

–Al incluir el desarrollo de habilidades científicas en el aprendizaje, les estamos entregando una visión más completa y auténtica de la ciencia, donde no solo van a comprender un conjunto de conceptos,  sino también los procedimientos de cómo ese conocimiento fue construido y sus limitaciones.  

Asimismo, las habilidades científicas se pueden aplicar a otras actividades, produciéndose realmente un impacto en la vida de nuestros estudiantes, además de prepararlos para los trabajos del siglo XXI. La OCDE en su reporte “Education at Glance” (2014) revela que la proporción de trabajos rutinarios que requieren habilidades básicas está disminuyendo globalmente junto con sus salarios, mientras que los trabajos que requieren algunas más avanzadas están aumentando y poseen altas remuneraciones. En el caso de los estudiantes, estas aptitudes les van a permitir desenvolverse mejor en un mundo cada vez más complejo, con mucha información disponible, donde una elección puede ser crucial para sus vidas. 

A partir de este año, estas habilidades serán evaluadas en la PSU, ¿cómo se logrará medirlas? 

–Medir las habilidades de pensamiento científico es una tarea difícil.  Algunas  requieren de información compleja o de contextos especiales, pero en el caso de las elegidas por el DEMRE -el organismo encargado de la PSU- se consideraron aquellas que puedan ser respondidas dentro de la estructura de la medición, es decir que se puedan evaluar usando preguntas de opciones múltiples,  comunes a los tres subsectores. Estas dos condiciones claramente limitan las habilidades que se pueden medir. 

¿Qué habilidades quedarán fuera de la medición? 

–Una que no va a estar presente es la de “registro de datos” ya que requeriría que los estudiantes tuvieran acceso a un instrumento de medición, como tampoco estará la de “formular preguntas” ya que requeriría que los alumnos generaran una respuesta que debería ser corregida por correctores. En el documento que está publicado en el sitio web del DEMRE se entrega el listado de las que se van a medir en los módulos comunes y electivos.   

¿Les tomará más tiempo a los estudiantes responder estas preguntas?

–El DEMRE tiene una larga experiencia haciendo pruebas de selección y no tengo dudas de que las preguntas que se incluyan han sido probadas con anterioridad con estudiantes reales para asegurarse de que no requieran más tiempo que las otras preguntas de la prueba. Esos sí, aconsejaría a los estudiantes que les dedicaran un poco más de atención que al resto de las preguntas cuando realicen la prueba, porque van a ser preguntas a las que no van a estar acostumbrados a contestar y, por lo tanto, más susceptibles a inducir errores. 

¿Qué sugerencias les puede entregar a los profesores de ciencias para desarrollar estas habilidades en los alumnos de manera efectiva?

–Las habilidades de pensamiento científico, como cualquier otra habilidad, requieren mucho tiempo para desarrollarse y, por lo tanto, hay que introducirlas desde temprano en nuestros estudiantes. Sin embargo, hacer un experimento en clases no necesariamente desarrolla esas habilidades; ejecutar un experimento es una situación compleja que requiere usar todas las habilidades en forma simultánea, de manera que si el estudiante no sabe utilizar correctamente cada una de ellas, el resultado va a ser incierto. 

Por ejemplo, en vez de realizar una actividad experimental completa, el profesor debería describir la actividad y lograr que los estudiantes comprendieran cómo la pregunta de investigación o la hipótesis se relaciona con los conceptos que han estado desarrollando, cómo se relaciona la evidencia recogida con la hipótesis o cómo es posible construir conclusiones a partir del experimento. Por otro lado, cuando presente nuevas teorías, debería discutir con los alumnos cómo aquellas se sustentan en evidencias, cómo se obtuvo esa evidencia, por qué la evidencia descartó otras posibles explicaciones.  

El profesor debe buscar actividades que se focalicen en cada una de las habilidades y explicar al estudiante en qué consiste cada una de ellas y, en lo posible, modelarlas. Si nuestros profesores estuvieran sólidamente formados en el desarrollo de habilidades de pensamiento científico o existiera material de calidad disponible para ello, la tarea sería relativamente simple.  

¿Son insuficientes los recursos disponibles?

–Los recursos educativos disponibles para las aulas chilenas no permiten desarrollarlas al nivel requerido; en un estudio que hicimos para el Ministerio de Educación en 2012, junto a las profesoras Alejandra Meneses y Marcela Ruiz, mostramos que los textos escolares chilenos licitados están dedicados principalmente a la entrega de conceptos y en un porcentaje mínimo al desarrollo de habilidades (menos del 2%).  

Deja un comentario

Últimos Artículos

En el crecimiento energético al 2050: La importancia de contar con mano de obra calificada

Ver más →

¿Qué es el trastorno por déficit de atención? Todo lo que necesitas saber

Ver más →

Me cuido, cómo mejorar nuestro bienestar

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.