Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2021 - Edición 251

Volver a las humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La revolución de las Matemáticas: El Método Singapur

0

Desde hace algunas décadas Singapur lleva la delantera en educación, Matemática no es la excepción. Por eso, no es de extrañar que grandes naciones, como Estados Unidos, hayan puesto sus ojos en este pequeño país y hayan importado algunas de sus metodologías de enseñanza, como es el Método Singapur, un programa matemático que hoy, gracias a un plan piloto del MINEDUC, llega a 300 colegios chilenos y promete mejorar los malos resultados que año a año se obtienen en esta materia.

El Simce de Matemática dejó en evidencia que el 46% de los niños que llegan a cuarto básico lo hacen con dos años de retraso en sus conocimientos. Es por eso que es necesario buscar nuevas metodologías de enseñanza de esta asignatura, con las que se logre nivelar a los alumnos, para que todos sean capaces de entender y trabajar con los números. Es en estos momentos, en los que nuestro país busca respuestas en naciones que hayan obtenido logros internacionales en esta materia y en cómo lo han hecho para convertirse en los líderes.

Una de las respuestas es Singapur. En los años 60 dejó de ser colonia inglesa y debido a su pobreza nadie quiso hacerse cargo de su territorio. Su producto bruto era menos que la mitad del de Argentina. Hoy gracias a su preocupación por la educación es el noveno país más rico del mundo en ingreso per cápita. Argentina ocupa el número 81.

En este tiempo de crecimiento esta nación asiática pasó de un alto nivel de analfabetismo a desarrollar metodologías que traspasan las barreras internacionales. De hecho ocupa el primer puesto en pruebas como el TIMSS, destinado a evaluar la capacidad de los estudiantes de cuarto y octavo básico en Matemáticas y en Ciencias, donde Chile está muy por debajo del promedio internacional. Así es como desde este año el Ministerio de Educación ha puesto en marcha un plan piloto que utiliza los textos de Matemáticas que se usan en este país asiático y que se han convertido en un fenómeno en muchos países del mundo.

La llegada a nuestro país

El año 2007 el Método Singapur para enseñar matemáticas desembarcó en nuestro país para ser implementado en los Colegios McKay de Viña del Mar, San Miguel Arcangel y Villa María Academy de Santiago. En este último, Loreto Jullian, Coordinadora Académica fue la responsable de introducir los textos a las salas de clases. Cuenta que usaban textos americanos y que estos eran tremendamente mecánicos. Además, aunque las profesoras estaban bien alineadas, tenían sus propias conductas, intereses y motivaciones, entonces la diferencia entre un curso y otro podían ser notorias. ‘Lo que yo veía era que no había un hilo conductor y que tampoco había un lineamiento curricular, porque lo que leíamos en el programa del Ministerio de Educación de alguna manera estaba, pero los saltos entre nivel y nivel eran muy grandes y cómo llegaban preparadas las alumnas al nivel superior tampoco era el mejor’, explica Loreto.

Hasta que el año 2008 llegó a sus manos el texto del Método Singapur, ‘My Pals are Here’, que no se había implementado en ningún colegio en Chile. Investigó la metodología y se encantó con los libros y de a poco empezó a conquistar a la directora y demás docentes del establecimiento. Así fue como en noviembre del mismo año vino a nuestro país Yeap Ban Har, uno de los impulsores de esta innovadora metodología a difundirla entre los interesados. Hizo una capacitación a profesores, que fue una clase teórica.

Con eso, comenzaron a usar esta metodología para enseñar las matemáticas. ‘Les dijimos a los profesores que íbamos a usar textos nuevos, que los siguieran al pie de la letra y que no se saltaran nada. Ese año tuvimos miles de dudas, de preguntarnos si lo estábamos haciendo bien o mal en cuanto a tiempo y profundización. Lo que no teníamos eran dudas metodológica, porque el paso a paso estaba muy claro’.

Luego, a fines de ese mismo año, recibieron dos capacitaciones más de manos de Ban Har sobre la metodología en sí misma. Les enseñó cómo usar el material concreto y los textos. En estos tres años, los profesores, en un principio algo escépticos, se han fascinado con los textos y el material didáctico. ‘Las profesoras antes veían estos libros y les daba susto, pero ahora están encantadas con este método, que se aplican desde kínder a 5º básico. Las niñitas también están muy contentas, ya que las que tenían dificultades han logrado nivelarse con sus compañeras, porque al volver al tema del concreto, pictórico, gráfico y simbólico se acaban las lagunas’, explica María José Labra, profesora y asesora de matemáticas del Primer Ciclo.

Pensar sin límites

El Instituto Felix Klein de la Universidad de Santiago, recibió los textos el año 2007. Fue en ese entonces que comenzó una adaptación para la enseñanza chilena, ya que el libro estaba en inglés y usaba monedas y términos ajenos a nuestra realidad. Así fue como nació ‘Pienso sin Límites’, la traducción de ‘My Pals are Here’.

Fue una apuesta, aunque según Lorena Espinoza, Directora del Instituto Feliz Klein les pareció una buena metodología para Chile, ya que los textos no estaban totalmente alejados de la realidad del país, ‘estos hacen una condensación de las ideas didácticas matemáticas más potentes, más probadas, más experimentadas y difundidas y las condensan de tal modo de plasmarlas en números. Por eso tienen tanta sintonía con nosotros, porque nosotros hemos trabajado con algunas de esas ideas. Por ejemplo, una problemática que hay en Chile y el mundo, es cómo les enseñamos a los niños a resolver problemas y esa es justamente una de las ideas más fuertes del Método Singapur’, explica la doctora.

Pero, ¿cuáles es la base de este Método? Un enfoque en la resolución de los problemas, más que en las fórmulas y teoría. Lo que se consigue con una disposición gráfica de los datos o el manejo de algunos objetos, llamados material concreto, como apoyo a la comprensión, explicación y respuesta que se da al problema. La metodología propone seguir ocho pasos: leer el problema, decidir de qué o quién se habla, dibujar una barra de unidad o model, ilustrar las cantidades del problema, identificar la pregunta, realizar las operaciones correspondientes, escribir las respuestas.

Además, en las Matemáticas de Singapur todo conocimiento nuevo está asentado en el anterior, lo que evita la formación de lagunas en la mente y como va de lo concreto a lo abstracto, lo que no es necesariamente una idea nueva, los niños y niñas pueden volver una y otra vez a los concreto si es que los conceptos no les quedaron tan claros.

Plan piloto

Una vez que los textos se tradujeron fue más fácil introducirlos en nuestro país y fue así como el Ministerio de Educación, decidió desde este año implementar el Método como una de las medidas que se están llevando a cabo para mejorar las Matemáticas, como una manera de premiar a los colegios que les estaba yendo mejor en esta asignatura. Para esto se seleccionó una muestra representativa a nivel nacional según dependencia (subvencionado o municipal), nivel socioeconómico y región. En base a eso se eligió 300 establecimientos que cumplían requisitos como haber sacado más de 250 puntos promedio en las tres últimas evaluaciones Simce y tener más de 20 alumnos por clase. Según Ana María Oyaneder, coordinadora pedagógica de textos escolares del Mineduc, ‘este proyecto es un plan piloto que dura hasta el 2013. Partimos con primero y segundo el 2011, seguimos con tercero el 2012, hasta llegar a cuarto el 2013. Nosotros vamos a usar la prueba Simce para medir el aprendizaje, pero también otro métodos, porque el aprendizaje no es el único objetivo’.

Aclaran que este es un proyecto de textos escolares, es por esto que no han hecho una gran capacitación para profesores y comenta que una de las gracias de los libros del Singapur es esa, que estos puede ser independiente de la capacitación, porque es muy claro y va explicando paso a paso. ‘Está demostrado que una política educativa costo-efectiva es el tema de los textos. Se logran objetivos a costos muy bajos. La capacitación es mucho más cara’, explica Oyaneder.

Aún dicen que es pronto para sacar conclusiones sobre su implementación, ya que solo llevan unos pocos meses, sin embargo como comenta la coordinadora ‘se ve mucho entusiasmo por parte de los profesores, llaman y preguntan. Están ansiosos por sabe más y hacerlo bien’.

No será hasta algunos año más donde se verán los resultados concretos de la implementación del Método Singapur y ver si este se adapta a nuestra realidad, así como lo ha hecho en otros países como Estados Unidos, Israel y Finlandia, quienes gracias a su uso hoy se encuentran entre los con mejores resultados en esta materia.

LAS VENTAJAS DEL METODO SINGAPUR

Ana María Oyaneder, Coordinadora pedagógica de textos escolares del Mineduc.

‘La claridad del método que enseña el libro, hay una consistencia a lo largo de todo el texto. Además, se incita al profesor a aprender lo que está enseñando, si no lo aprendió antes, lo puede hacer a través del libro. Tienen una cantidad de ejercitación importante, que en eso adolecen muchísimo los textos escolares que tenemos en Chile. Hay una diferencia abismante.

‘El objetivo del texto está claro y se cierra al final de la unidad, lo que es importante para los niños. En la presentación de los contenidos se discute el conocimiento previo que tiene el niño de lo que se está viendo, entonces este logra hacer conectar lo que sabe para poder seguir’

‘En general los textos de matemáticas tratan de hacer que sea contextualizado como uno de los beneficios, pero no está bien hecho. En el Método Singapur, esto está bien hecho’.

Lorena Espinoza, directora del Centro Feliz Klein, Usach.

‘Es de mucha simpleza. En una hoja sintetizan, resumen. Tienen un curriculum bastante menos denso que el nuestro, pero mucho más profundo. Ellos apostaron por la profundidad en el aprendizaje, entonces buscaron las ideas, conceptos, nociones claves y esas las profundizaron’.

‘Tiene un curriculum en espiral. Cada vez que revisitan un concepto, ven un aspecto nuevo. Se hace cargo de cómo enseñamos a un estudiante a resolver problemas. Le dan valor a la argumentación desde los niños, lo que es tremendamente valioso para un profesor, porque va a poder incidir de una manera mucho más efectiva en el niño, en la medida que entiende cómo este está pensando. Hay un desarrollo de competencias en los estudiantes, lo singapurenses están siempre pensando en las capacidades matemáticas que están desarrollando los niños’.

Loreto Jullian, coordinadora académica Colegio Villa María Academy

‘El nivel de resolución de problemas y razonamiento al que son capaces de llegar los niños que usan el método singapur es impresionante. Los textos tienen mucho sentido común en el tratamiento de todos los conceptos: empezar con el material concreto, después seguir con la parte visual para terminar con la operatoria’

‘Lo bueno es que en esta metodología se mezcla el trabajo en clases y el material y está todo explicado paso a paso. No hay nada nuevo en los conceptos, pero sí se refiere a un nivel de planteamiento distinto del que estábamos acostumbrados. Esa es la parte novedosa. Además, la parte de resolución de problemas es mucho más guiada y lo que hacen los models es que te llevan a resolver problemas muchísimo más complejos y por eso los niños se manejan mejor’.

Deja un comentario

Últimos Artículos

¿Cómo enseñar a los jóvenes a amar?

Ver más →

Con gran convocatoria se lleva a cabo seminario Grupo Educar sobre la importancia de la lectura

Ver más →

5 excelentes podcasts de cuentos e historias para leer con los ojos cerrados

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.