Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La importancia de las habilidades

Por: Marcela Muñoz
La importancia de las habilidades

El dilema respecto a la enseñanza de contenidos o habilidades parece estar superado. Hoy La balanza se inclina por las habilidades y los motivos que se han esgrimido son diversos. El sentido común resulta suficiente para comprender la importancia de las habilidades en este nuevi contexto: la información existe en abundancia y el acceso que hoy se tiene él es transversal; a través de la enseñanza de habilidades un ser humano debiese estar en plena capacidad de seleccionar la información que le resulte útil y utilizarla a su favor o en beneficio de terceros.

A fin de cuentas, como educadores, nos transformamos en facilitadores del proceso educativo desarrollando la técnica de nuestros estudiantes, esto es: la intervención eficaz y oportuna del conocimiento en las diversas tareas que ellos enfrenten.

Pero me gustaria proponer una nueva aproximación que relpalada la relevancia de la adquisición de habilidades (tanto socioemocionales como cognitivas). Este respaldo viene dado desde la irrupción de los procesos automatización, la inteligencia artificial[1] y el big data, y el consecuente impacto que tendrán en la humanidad – y más específicamente, el mercado… aquel del que formarán parte muchos de los que hoy educamos.

Propongo al lector que piense en el caso del Imperio Romano y su auge. Una de las mayores mejoras respecto a la competencia que poseía el imperio eran los famosos acueductos. Estos permitían transportar agua con mayor eficiencia y limpieza hacia diversas latitudes. Mucho antes que el acueducto, existía la figura (y oficio) del aguador, quien transportaba el agua en cántaros ayudado de la pericia humana o animal hacia diversos poblados para comerciar el preciado bien. Los acueductos desplazaron el oficio de aguador a un segundo plano, tornándolo ineficiente y poco rentable…

Y es aquí donde quiero detenerme: aquel avance estructural implicó un desarrollo tecnológico que mejoró sustancialmente un servicio, pero consecuencialmente destruyó el nicho económico de muchos. Sin embargo, a mi parecer, aquella “de-construcción” puede entenderse como un vejamen o, en cambio, una oportunidad. La destrucción no necesariamente es negativa, sobre todo si enfatizamos que como seres humanos tenemos la capacidad e inteligencia suficiente para desenvolvernos a través de la reflexión y el análisis; probablemente, muchos de los aguadores sucumbieron, pero tantos otros cambiaron de rubro o locación geográfica, reinventándose y adaptándose a este nuevo mundo.

Cabe entonces la pregunta: ante este nuevo proceso de irrupción tecnológica ¿qué tipo de habilidades debieran tener nuestros estudiantes (futuros trabajadores)? Frente a una pregunta compleja no pretendo entregar una respuesta sencilla sino más bien proponer dos elementos clave para aproximarse a ella, estos son:

  1. A) La inteligencia artificial es el nuevo acueducto de la era moderna y está llamada a revolucionar diversos procesos productivos y tecnológicos[2]. Tareas que estaban destinadas a seres humanos ya no lo estarán y el punto de inflexión estará dado por las capacidades y habilidades que se demandarán de unos y otros.
  2. b) Habilidades cognitivas (complejas; del nivel tres, cuatro y cinco de la Taxonomía de Bloom) y socio-emocionales serán más difíciles de emular para una máquina[3], por lo menos en este punto; copiar, leer, almacenar, memorizar, comparar y recitar son programaciones que una maquina puede realizar fácilmente, con un margen de error bastante bajo.

Es por esta razón que como docente me inclino a potenciar y desarrollar en mis estudiantes la enseñanza de habilidades, ya que dentro de un mundo cada vez más digitalizado y automatizado se demandarán trabajadores capaces de desenvolverse por lo que nos vuelve menos eficientes pero más confiables, esto es: seres humanos. Dentro de lo cognitivo, es sustancial contar con capital humano preparado para pensar, reflexionar, concluir y analizar tareas o procesos productivos. De la misma forma, en el ámbito de lo socio-emocional, es relevante la incorporación de trabajadores capaces de empatizar, participar y colaborar con sus pares[4].

Mientras más rápido entendamos lo vertiginosos que son los cambios y lo plenamente situados que nos encontramos en una nueva era[5], más fácil nos será entender el fundamento de la enseñanza de habilidades hacia nuestros estudiantes, quienes demandan nuevas y mejores herramientas para desempeñarse más allá de un sistema educacional que promueva la aritmética, comprensión de lectura y redacción como sus estandartes. Vale recordar que ya no nos encontramos en la revolución industrial… hoy es la época de la revolución digital. Para eso debemos prepararlos.

[1] Para Nicolás Merino, Ingeniero eléctrico de la U. de Los Andes y actual jefe de inteligencia artificial en WebDox, la Inteligencia artificial (IA) se define como “la ciencia de crear entidades capaces de adaptarse a un entorno, tomar decisiones en base éste y aprender de experiencias pasadas”… en sus palabras, la utilización de IA en las empresas pretende “automatizar procesos productivos para mantener un bajo incremento en los costos operacionales”.

[2]Respecto a la automatización, big data y la inteligencia artificial conectada a la aplicación de las nuevas tecnologías digitales podrían afectar el 50% de la economía de mercado.  Además, mil millones de trabajos estimados en 14.6 trillones de dólares son automatizables, desplazando trabajos rutinarios y aumentando la desigualdad. Información obtenida de la página web www.worldeconomicforum.com. Columna: “These are the world’s most digitally advanced countries”. En un estudio similar, el PIBG (el Producto Interno Bruto Global) será un 14% más alto como resultado de la incorporación de la inteligencia artificial hacia el 2030 (el equivalente a 15.7 trillones de dólares, más que la producción actual de China e India combinadas). Información obtenida de la página web www.worldeconomicforum.com. Columna: “The global economy will be $16 trillion bigger by 2030 thanks to AI”.

[3] “Las maquinas no son capaces de igualar a los humanos en tareas que requieran habilidades creativas y sociales en trabajos que requieran destreza o espacios reducidos. Algunos ejemplos que tienen baja probabilidad de automatización en el futuro cercano: cirujanos de boca (0.36%), artistas de maquillaje (1%), coreógrafos (0.4%), enfermeras (0.9%). Afortunadamente, en cuanto a los profesores (de educación básica) la muestra arroja un 0.4% de probabilidad de ser automatizado. Información obtenida de la página web www.worldeconomicforum.com. Columna: “Your next lawyer could be a machine”.

[4] En palabras de la propia CEO de Mycrosoft Satya Nadella, en su conferencia en Davos de este año: “Los valores humanos tales como la empatía o el sentido común serán escasos”. A Mayor abundamiento, un estudio realizado por Sara Konrath de la Universidad de Michigan junto a otros dos autores, propone que nuestra sociedad se estaría volviendo menos empática que nunca; por ejemplo: el 48% de los estudiantes americanos mostraron preocupación por el concepto de empatía y el 34% mostró interés por perspectivas y opiniones ajenas. Información obtenida de la página web www.worldeconomicforum.com. Columna: “The one crucial skill our education system is missing”.

[5] La revolución “4.0” está siendo impulsado por los mismos avances tecnológicos que permiten el funcionamiento de los teléfonos inteligentes en nuestros bolsillos. Es una mezcla de computadoras de bajo costo y alta potencia, comunicación de alta velocidad e inteligencia artificial. Esto producirá robots más inteligentes con mejores capacidades de detección y comunicación que pueden adaptarse a diferentes tareas, e incluso coordinar su trabajo para satisfacer la demanda sin la entrada de los seres humanos. Información obtenida de la página web www.worldeconomicforum.com. Columna: “Robots have been taking our jobs for 50 years, so why are we worried?”  

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Películas y documentales para viajar por Chile

Ver más →

Panoramas para un dieciocho diferente

Ver más →

Finaliza taller de contabilidad para profesores

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.