Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2021 - Edición 251

Volver a las humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

La importancia de promover la lectura

Ximena Torres Rodríguez, Directora Académica de Fundación Astoreca

Sin duda hay un consenso en que la lectura es importante. Mediante ésta nos informamos acerca de cómo funciona el mundo, nos permite estimular nuestra imaginación, extender nuestros conocimientos, desarrollar el pensamiento crítico y ampliar nuestro lenguaje y vocabulario.

También sabemos que a través de la lectura tenemos acceso a un gran repertorio literario que constituirá un aporte valioso al desarrollo emocional de las personas, ya que enseña a ponerse en el lugar de otros y entender sentimientos y motivaciones de los demás .También, le refleja sus propias vivencias y sentimientos, aportando al desarrollo de la inteligencia emocional.

Y no podemos dejar de mencionar como la lectura también puede incidir en mejorar la calidad de en vida las personas cuando ésta se transforma en una actividad placentera y de goce en nuestros momentos de ocio.

Sabemos a través de varios estudios y evaluaciones internacionales que los niveles de lectura en Chile son muy bajos. Según la Encuesta Nacional de Participación y Consumo Cultural (ENPCC,INE,2009) más del 58,2%de los chilenos declaran no haber leído un libro el último año y que casi el 40% de los hogares chilenos posee menos de 11 libros en su hogar.

Con estos datos a la vista, en la Fundación Astoreca nos hemos propuesto formar niños lectores. Para ello hemos realizado a lo largo del tiempo variadas acciones que pretenden desarrollar el gusto por la lectura y la motivación de ésta, como implementar un Programa de Lenguaje muy enriquecido en el desarrollo del lenguaje y vocabulario desde los primeros niveles , bibliotecas atractivas con un cuidada selección de su colección para responder a los intereses de nuestros alumnos , actividades como lectura comentada , pintando la lectura , hora del cuento , lectura diaria , lectura compartida, lectura en todas las asignaturas etc.

Dentro de esta búsqueda permanente nace el Proyecto “Yo amo leer” que tiene como objetivo principal motivar en los alumnos el gusto por la lectura y, en lo específico, busca fomentar la lectura durante el período de vacaciones.

Este programa está basado en distintas investigaciones que han comprobado que los estudiantes que leen durante sus vacaciones tienen resultados significativamente más altos en las pruebas estandarizadas que aquellos que no lo hacen. También, está comprobado que las brechas en el aprendizaje entre quienes tienen acceso a la lectura durante sus vacaciones y quienes no, siguen aumentando durante ese período.

La Fundación Astoreca decidió llevar a cabo este programa en sus colegios. El programa partió con un piloto en diciembre del año 2010 con los alumnos de 1º, 3º y 5º básico de los colegios San Joaquín de Renca y San José de Lampa. Partimos con una campaña interna de promoción, que incluyó a los alumnos, apoderados y profesores de los cursos en los que se ejecutaría el programa. La campaña fue tremendamente motivadora. Se colgaron carteles en las salas y en distintas partes del colegio y se repartieron chapitas de diferentes colores a toda la comunidad escolar. La intención era despertar la curiosidad y generar expectativas.

Para la elección de los libros, nuestras bibliotecas se dispusieron como una feria de libros en donde los niños podían recorrer y escoger los libros que los acompañarían durante sus vacaciones ( 5 libros como promedio) . Este punto era vital importancia ya que uno de los factores que motivan a leer es que el niño tenga la oportunidad de elegir lo que va a leer , acción no siempre instalada en nuestros sistema escolar.

Los alumnos tenían a su elección todos los libros según sus edades , para que pudieran escoger los libros que quisieran. Para lograr el cuidado de los libros se confeccionó una colorida bolsa en la que cada alumno guardó los libros que se llevaría a su casa.

Era de gran importancia para el programa que los alumnos tuvieran claro que la lectura no sería evaluada al regresar de las vacaciones, por lo que se incluyó dentro de la bolsa una tarjeta donde el niño podía señalar, pintando con una carita feliz, si le gustó o no cada uno de los libros que leyó.

Este proyecto logró abrir un espacio nuevo de lectura y, por lo mismo, una oportunidad más para leer. Fue tal el entusiasmo que mostraron algunos niños que volvían al colegio durante sus vacaciones para sacar nuevos libros. Asimismo, se logró la devolución del 100% de los libros prestados.

Actualmente, este programa se realiza en todos los cursos de nuestros colegios de manera sistemática en cada período de vacaciones, y a partir de este año nuestros profesores se han sumado también a la elección de lecturas para sus vacaciones.

Deja un comentario

Últimos Artículos

¿Cómo enseñar a los jóvenes a amar?

Ver más →

Con gran convocatoria se lleva a cabo seminario Grupo Educar sobre la importancia de la lectura

Ver más →

5 excelentes podcasts de cuentos e historias para leer con los ojos cerrados

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.