Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2018 - Edición 227

Educar desde los primeros años

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Inclusión, el cambio en las Bases Curriculares para la Educación Parvularia

En el 2019 entrarán en vigencia las nuevas Bases Curriculares para la Educación Parvularia. Las que, elaboradas por la Subsecretaría de Educación Parvularia, son el resultado de un proceso participativo de estudio y consulta a diversos actores nacionales e internacionales vinculados con este nivel.

Por: Ivette Arriagada
Inclusión, el cambio en las Bases Curriculares para la Educación Parvularia

Con el paso del tiempo, y el desarrollo de la ciencia, es necesario modificar ciertas cosas, y en educación particularmente, en los últimos años se han producido cambios significativos en la política y por su parte la neurociencia, ha otorgado nueva información sobre los procesos de aprendizaje. Por esto, nace la necesidad de tener nuevas bases curriculares para la Educación Parvularia.

Esto tiene relación con la evolución que tienen los niños y la sociedad, según lo señala Claudia Sánchez, Educadora de Párvulos y profesora de la carrera en el instituto AIEP, señala que “Era necesario actualizar las primeras Bases Curriculares de la Educación Parvularia del año 2001. El motivo es, que durante 15 a 18 años ocurren muchos cambios, cambios en la manera de pensar, cambios tecnológicos, ideales, entre otros. Surgen otras necesidades que no existían hace 18 años atrás, necesidades en nuestros niños y niñas menores de 6 años, que el currículum educacional debía alcanzar”.

Estas bases son el referente que define principalmente qué y para qué deben aprender los párvulos desde los primeros meses de vida hasta el ingreso a la Educación Básica, según requerimientos formativos que emanan de las características de la infancia temprana.

Incorporan, por una parte, la actualización permanente de los avances en el conocimiento sobre cómo aprenden los niños y el desarrollo en esta etapa de la vida y los aportes en el campo de la pedagogía del nivel de Educación Parvularia.

Para Claudia Sánchez, un avance destacable de estas nuevas bases tiene relación con la Inclusión, “ésta se refiere no solo a las Necesidades Educativas Especiales (NEE), sino a la diversidad de alumnos y alumnas dentro del aula. Es decir, educación inclusiva, interculturalidad (etnias e inmigrantes), enfoque de género, religión, entre otros”.

La educadora señala que si bien, tanto en las bases anteriores como en las nuevas, existen 8 principios pedagógicos y el juego se valora como eje fundamental para el aprendizaje en ambas, en las que se aplicarán a partir del 2019, la descripción del juego es más extensa.  “….otro gran cambio es que los ámbitos de experiencia son transversales, antes cada ámbito era presentado y trabajado individualmente”. … por ello, se cambió el nombre de los Aprendizajes Esperados, por Objetivos Transversales, agrega.

Claudia Sánchez explica que estas nuevas bases cumplirán el objetivo, siempre que vayan en la mejora de los procesos de enseñanza aprendizaje. Cada educadora, de cada establecimiento de Educación Parvularia y docentes formadores de educadores y asistentes de párvulos, debe lograr comprender que las actuales bases son una herramienta al momento de planificar nuestras clases, unidades temáticas, tomando en cuenta la real necesidad de nuestros párvulos, empatizar con ellos”.

Julia Sandes, Jefa de Gestión Curricular y Calidad División Políticas Públicas de la Secretaría de Educación Parvularia, en una charla impartida en el CFT AIEP Bellavista señaló que “…lo que se pretende lograr es que nosotras como educadores debemos adecuarnos a la diversidad de alumnos que tenemos en el aula, no que ellos se adecuen a nosotros, planificar con ese objetivo, no hacer adecuaciones curriculares, si no nosotros adecuarnos a ellos”.

La importancia de todo cambio en la materia, se debe a que esta etapa del niño es de gran trascendencia. Entre los 4 y 5 años, es cuando se producen la mayor cantidad de redes neuronales, se forma la personalidad y el coeficiente intelectual. Por esto, Claudia Sánchez, señala que “se necesitan más recursos, para no dejar niños marcados y con desventajas solo porque no hubo en su momento recursos y voluntades para otorgarle una buena calidad de educación”.

Deja un comentario

Últimos Artículos

ScolarTIC, una plataforma gratuita de actualización docente

Ver más →

Generación Z no se siente preparada para el mundo laboral, según encuesta

Ver más →

Del 14 al 20 de enero: Congreso Futuro, y la especie que queremos ser

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.