Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

“Hoy se está produciendo una revolución cultural que valoriza a las habilidades blandas”

0

En el marco del ciclo de ponencias de Grupo Educar y la Facultad de Educación de la Universidad Santo Tomás (UST), Sergio Canals, Médico y Psiquiatra Infanto Juvenil expuso ante docentes y estudiantes de La Serena, sobre la valorización que hoy poseen las habilidades sociales y hábitos personales.

Fuente: Santo Tomás en Línea

¿Qué prioridad le brinda nuestro país a las habilidades blandas? ¿Las hemos olvidado o se está tratando de ponerlas a la par de la entrega de conocimientos? Tales interrogante fueron expuestas durante la charla “Habilidades blandas: ¿cómo educarlas?”, realizada en la Universidad Santo Tomás de La Serena, en el marco del ciclo de ponencias organizado por  Grupo Educar y la Facultad de Educación de la UST.

Sergio Canals, Relator de Grupo Educar, y quien es médico de la Pontificia U. Católica,  psiquiatra infanto juvenil de la U. de Chile,  diplomado en filosofía y teología en la U. Alberto Hurtado, y magíster en “Humanidades para la Gestión”, fue el orador de la jornada, que contó con un salón repleto de docentes de diversos colegios y estudiantes; conjuntamente con la presencia del Rector de Santo Tomás La Serena, Dr. Ramiro Trucco; la Directora Académica de la UST La Serena, Dra. Marcela Damke; y la Coordinadora de la Escuela de Educación de la sede, Nelsa Ardiles.

El experto expuso fundamentos teóricos, y además, respondió consultas específicas acerca de cómo el país puede mejorar la formación de las habilidades blandas, término sociológico relacionado con el cociente de inteligencia emocional, y que es el conjunto de rasgos de personalidad, habilidades sociales, comunicación, lenguaje, hábitos personales, la amistad y el optimismo que caracteriza a las relaciones con otras personas.

La valorización de las Habilidades Blandas

¿Cómo está la sociedad en cuanto a esta temática? ¿Vamos bien encaminados o nos falta aún priorizarlas?

Creo que hoy cobraron relevancia, porque siempre ha existido la educación en habilidades blandas, pero hoy fueron puestas sobre la mesa a la luz de los cambios sociales, culturales y empresariales, donde se validan todo este tipo de comportamientos que van desde lo emocional, lo social, lo ético, valórico, religioso, etc. Hoy día existe la inteligencia espiritual para poder desarrollarse y desenvolverse como persona. Ahora si nos falta, claro, porque uno tiende a minimizar este aspecto en relación al ámbito duro o científico, pero creo que hoy se está produciendo una revolución cultural donde se valoriza este tipo de habilidades, que, como dijo una persona, son más duras que las duras, porque cuesta mucho más desarrollarlas.

¿Y un sistema educacional que privilegia notas y puntajes, las perjudica en demasía?

Hay que recordar dos cosas: el pensamiento que calcula y el pensamiento que medita, donde debiese existir una visión armónica, es decir, que uno no vaya en desmedro del otro. Si a mí me preguntan cuál es el más importante, yo creo que es el pensamiento que medita que busca el sentido, el propósito, donde está el mundo espiritual; pero eso no significa que no sea necesario desarrollar el otro pensamiento que organiza y que sirve para trabajar.

Y en los hogares chilenos, donde, en la gran mayoría, los hijos ven diariamente el esfuerzo y priorización de los padres por la estabilidad económica, ¿cómo se pueden formar las habilidades blandas?

Con el amor. Al final, la mirada sobre el amor y el bien común, con comportamientos pequeños y cotidianos, va educando al niño. Cuando se ayuda a alguien que no tiene, por ejemplo un mendigo que pasa a pedir pan, si el niño ve cómo se le brinda ese trozo de pan naturalmente va a aprender a ayudar, porque ellos se emocionan. Entonces, creo, el centro está en esos dos ejes: el servicio, el amor y la búsqueda del bien común en la vida cotidiana.

¿Seríamos, entonces, un mejor país si las habilidades blandas estuviesen más arraigadas y entendidas?

La habilidad blanda, en el fondo está hablando de humanidad; es una visión del hombre, un cambio sobre una mirada en relación a la humanidad lo que nos hace seres humanos. No nos hace seres humanos sólo el cálculo, los números y el ser eficiente. Por el contrario, la esencia parece estar al otro lado en el mundo del desarrollo espiritual, del alma, de la mente desde el punto de vista emocional, los valores, etc.

¿Se espera entonces que el camino de la sociedad apunte a la búsqueda del sosiego y mirarse al interior?

Claro, hacia el silencio contemplativo. Creo que si no vamos hacia allá, el otro eje o camino es el destructivo y/o deshumanizador radical. Por lo tanto, estamos en un punto de bifurcación. O caminamos a un lado o al otro, pues no tenemos más opción; sin olvidar que la habilidad blanda también mira lo ecológico, la supervivencia de la tierra y el futuro. Es decir, es nuestra opción de humanizarnos hoy día.

Deja un comentario

Últimos Artículos

Exitoso seminario de deserción escolar

Ver más →

Conéctate con la naturaleza con estas Apps

Ver más →

Enseñando en motocicleta por La Tirana

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.