Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

May 2021 - Edición 251

Volver a las humanidades

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Gabriela Salgado, colegio Espíritu Santo, San Antonio: 'Ser profesor es ser joven por mucho tiempo'

Profesora jefe de cuarto medio, Gabriela comenta que es una experiencia maravillosa. Tiene que contener a sus alumnos para que logren sus espectativas.

Profesora jefe de cuarto medio, Gabriela comenta que es una experiencia maravillosa. Tiene que contener a sus alumnos para que logren sus espectativas.

Ese día estaba enojada con sus alumnos de segundo medio. Habían estado algo distraídos y sin ganas de hacer nada en la clase de Matemática. Al entrar a la sala, Gabriela oye que le dicen: ‘profesora, le tenemos una canción’. Mientras oía la melodía, se emocionó y sintió una vez más que todos los esfuerzos, e incluso muchas veces el cansancio, habían valido la pena. Porque para Gabriela Salgado Naranjo, profesora de Matemática, encargada del departamento de esa misma asignatura del Colegio Espíritu Santo de la ciudad de San Antonio, su vocación por la docencia apareció desde que era muy pequeña. ‘Cuando jugaba a la profesora, a los 10 años, ya me gustaba ser la de Matemática. Tenía como hobby hacer puzles numéricos y me gustaba mucho contar. Todo lo relacionado con los números me apasionaba bastante’, comenta. Con primos y tíos, que también han dedicado su vida a la docencia en diferentes áreas, su historia familiar comenzó en Rancagua. La segunda de tres hermanos, por el trabajo de su padre se cambió de ciudad muchas veces. Pasó por cinco colegios, lo que significó adaptarse, crear nuevas amigas y lazos. Así y todo, explica que fue una experiencia enriquecedora y, aunque más de una vez no le gustó su nueva profesora de Matemática y tendió a dejar su interés por ellas, sus padres, persistentes e insistentes, la motivaron a hacer lo que quería, a seguir adelante trabajando en lo que le gustaba.

Una profesora a toda prueba

Egresó de la Pontificia Universidad Católica de Talcahuano en 1991 y en estos 20 años ha hecho clases de Matemática y por algunos años de Física niños y jóvenes desde 4º básico a IV medio. Partió siendo alumna ayudante en su propia casa de estudios, para luego irse a San Antonio a un colegio industrial, el que asegura, fue su escuela para la vida. ‘Es un establecimiento de puros varones. Mis alumnos tenían sólo dos años de diferencia conmigo. Fue un tiempo muy especial en cuanto al aprendizaje personal, al crear carácter frente a tantos jóvenes de diversas personalidades. Siempre fui muy querida’, cuenta Gabriela. Luego trabajó como profesora de Matemática de 5º básico hasta IV º medio durante ocho años en un colegio particular de Melipilla, para partir el año 2005 nuevamente a San Antonio a ejercer su vocación en el Colegio Espíritu Santo. Hoy es la encargada del departamento de Matemática, además hace clases en octavo básico; un primero, segundo y un cuarto medio. Es profesora jefe de este último, es encargada de la PSU y hace talleres en las tardes. Parte su día a las ocho de la mañana y termina después de las cinco de la tarde. En total tiene alrededor de 127 alumnos a su cargo. Es estricta, pero los jóvenes saben que pueden contar con su apoyo y cariño en forma incondicional. Es una profesora a toda prueba. Tiene poco tiempo en la semana para descansar, lo que no le importa. ‘Los fines de semana y durante las vacaciones descanso junto a mi familia. Soy muy pasional (se ríe), soy de entrega absoluta. Si me tengo que quedar los cinco días de la semana en la tarde trabajando con los niños, lo hago sin problemas. Mi trabajo como profesora es lo que Dios me regaló en mi vida; siento que nunca me equivoqué. No hubiera sido otra cosa. Me mantiene joven, porque me obliga a conocer el mundo de mis alumnos para poder apoyarlos. Así voy ligando mi asignatura con sus ejemplos de vida diaria, su música, su ropa, todo lo que les interesa’, nos comenta Gabriela. Y así lo demuestra al hablar sobre su labor con los jóvenes de cuarto medio. Está motivada, ayudándolos todo lo que puede. ‘Necesitan de un apoyo ciento por ciento. Debo trabajar con ellos no solo el aspecto académico, sino también lo afectivo. Debo tratar de contenerlos en sus decisiones en lo vocacional y en sus diferentes realidades familiares y personales. Ellos en el colegio son mi familia, a los que acompaño hasta decirles adiós y es muy triste verlos partir a fin de año. Pero lo más bello es cuando, tiempo después me encuentro con ellos, y me saludan con un tremendo cariño. Ahí es cuando me doy cuenta que lo que hice lo hice bien, lo que me da ánimo para un nuevo día’, asegura la profesora.

 

Proyecto Innovador

Cuando Gabriela llegó al colegio Espíritu Santo se hizo cargo de la Sala Pitágoras, un lugar al que van los niños de kinder a octavo básico a talleres de Matemática. Decorada con figuras, en este espacio se encuentra material didáctico, concreto y lúdico para trabajar los cuatro principios de la asignatura, es decir, números, álgebra, geometría, datos y azar. ‘La usan todos los profesores de Matemática. Existen academias aparte, a las que otros alumnos asisten con su respectiva profesora de Matemática. Cuando realizo mis academias hay quienes piensan que deben ir sólo los mejores alumnos, pero no estoy de acuerdo con eso. Yo dejo que vaya el niño que se quiera inscribir, ya que este lugar es un paso para que al estudiante se le quite el miedo a la Matemática, para que al que le cuesta aprender, conozca la asignatura desde otro punto de vista, partiendo por lo concreto’, asegura la profesora. Pero su esfuerzo por llegar a sus alumnos, por ayudarlos a entender y querer la Matemática no pararon. ‘Cuando llegué a trabajar a este colegio se hacía el mes de la cultura, donde cada departamento tenía que presentar algo, como por ejemplo, una obra de teatro, pinturas, concurso de vocabulario en lenguaje. Siempre he pensado que en colegios de alta vulnerabilidad como este, es bueno involucrar a los padres de alguna manera. Así creé las ‘Olimpiadas Matemáticas Familiares’. Una actividad interna que permite a los padres compartir los conocimientos y avances que van teniendo sus hijos durante las clases. La primera vez que se hicieron, el año 2006, tuvieron una excelente convocatoria, ya que se reunieron alrededor de 300 personas. La actividad, que dura 45 minutos y que se realiza todos los años en el mes de octubre, consiste en que concursa un niño o joven con su padre, el que lo acompaña y ayuda en la respuesta. Este solo puede guiarlo para llegar al resultado, pero nunca tomarle el lápiz. A través de esta actividad, se busca incentivar el acercamiento entre el niño, el adulto y el grupo familiar en torno a un objetivo común, que es resolver un problema sencillo visto en clases, junto con integrar a la comunidad escolar en una experiencia de aprendizaje. Este proyecto le permitió al establecimiento educacional incorporarse a la Red de Educación de Calidad contra la Pobreza, entidad liderada por la Fundación Chile, El Mercurio y Fundación Minera Escondida. Y la idea de esta destacada profesora traspasó su propio colegio. Para dar un paso más adelante, el año 2007 creó las ‘Olimpiadas Matemáticas Familiares Externas’, en donde participan los primeros lugares de cada curso del Colegio Espíritu Santo con alrededor de 20 colegios de la V Región. En total suman unas 500 personas. ‘La acogida de la comunidad ha sido espectacular. Nos da gusto ver a los demás chicos con sus papás discutiendo entre ellos sobre algún problema. Este es un tremendo esfuerzo a nivel de colegio. Mis colegas me han ayudado mucho, es un verdadero trabajo en equipo. Luego, hacemos la premiación con un gran acto, con diplomas y medallas. Ha sido una excelente experiencia, un trabajo exportable que mientras yo trabaje aquí, espero seguir fomentando’, asegura la gestora.

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

¿Cómo enseñar a los jóvenes a amar?

Ver más →

Con gran convocatoria se lleva a cabo seminario Grupo Educar sobre la importancia de la lectura

Ver más →

5 excelentes podcasts de cuentos e historias para leer con los ojos cerrados

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.