Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Dic 2018 - Edición 227

Educar desde los primeros años

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Conoce los planes

Fallo de la Haya en la Sala de Clases

Conocimos el pasado 1 de octubre un fallo histórico, como lo es el que dirime sobre la demanda que presentó Bolivia contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia en 2013. Este hecho, no puede pasar inadvertido para el mundo educativo, y es necesario que alumnos de enseñanza media conozcan del hecho, más allá de lo que informan los medios de comunicación, sino, desde un punto de vista académico y pedagógico.

Por: Ivette Arriagada
Fallo de la Haya en la Sala de Clases

El proceso de este litigio por la reivindicación marítima de Bolivia, partió en 2013 y tiene varios capítulos. En septiembre de 2015, la Corte rechazó la objeción preliminar de Chile sobre la
competencia de la Corte. Sin embargo, en ese fallo los jueces argumentaron que, cualquiera fuese la decisión, al tribunal “no le correspondería tampoco predeterminar el resultado de cualquier
negociación que pudiera tener lugar como consecuencia de dicha obligación”.

En marzo pasado concluyeron los alegatos orales presentados por las representaciones de ambos países ante los jueces, luego de casi cinco años de proceso. El profesor de historia del Colegio Cordillera, Roberto Valenzuela Moreno, señala que para abordar lo que pasó el pasado 1 de octubre en una sala de clases no deberían existir grandes dificultades porque es una situación de país, en la que una gran mayoría de la población sabe del tema.

El profesor Valenzuela dice además que esto “…. puede abordarse como una situación de las a veces accidentadas relaciones diplomáticas entre países”.

Si bien el tratamiento del tema va a depender del grado de madurez y el nivel de educación que tienen los alumnos, Valenzuela explica que es importante resaltar ante los alumnos que “…los argumentos esgrimidos por nuestra defensa se apoyaron en documentos legales cuya piedra angular la tuvo el Tratado de 1904, reconocido por ambas partes”. Agrega “creo que es importante que al ser abordado el tema por el docente, se busque también a través de los argumentos dar un ambiente de conciliación, de concordia y no una rivalidad que más que conducir a acuerdos, genera mayores enemistades”.

Las relaciones entre Chile y Bolivia, no han estado ni van a estar libre de conflictos. Hoy el conflicto se observa politizado, pero al abordar el tema en la sala de clases, el profesor Valenzuela señala que “es necesario que sea conocido y abordado por la historia y sus educadores, por el ejemplo que de él se desprende”.

“Un tema como éste viene a completar un ciclo más de la historia de las relaciones internacionales con Bolivia que tienen su punto de partida en lo relativo a límites por allá por 1866,1884 y 1904 en que tratados fueron buscando resolver temas fronterizos. Este último episodio (Fallo de la Corte Internacional) responde a una politización de la causa marítima por parte de Bolivia, más precisamente de su gobernante; pero que, gracias a la justicia, se puede hoy afirmar que el Derecho Internacional es el gran vencedor. Además, deja en claro un mensaje contrario a demandas artificiales de los Estados y al uso político de estos procesos para conseguir objetivos que más que acercar a los pueblos, los alejan”. Explica.

Les dejamos este especial de Emol sobre el Fallo de la Haya: https://www.emol.com/especiales/2018/actualidad/internacional/bolivia-chile-la-haya/index.asp

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Primera Infancia, una etapa crucial para el buen desarrollo neuronal de los niños

Ver más →

Conoce porqué las "Escuelas Efectivas" marcan la diferencia

Ver más →

Navidad: ¿Por qué un libro es el mejor regalo para los niños?

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Siguenos @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.