Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2019 - Edición 234

Profesores Extraordinarios

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Experto de la OIT se refirió al futuro del trabajo y los desafíos de la formación profesional en América Latina

En el marco del Seminario organizado por Fundación WorldSkills Chile, Enrique Deibe entregó un completo contexto de la situación laboral en el continente. “La educación técnico-profesional tiene un papel central en incorporar talento joven al trabajo”, expresó.

Experto de la OIT se refirió al futuro del trabajo y los desafíos de la formación profesional en América Latina

El director del Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional (OIT/Cinterfor), el uruguayo Enrique Deibe, ofreció una charla en el marco del seminario sobre educación técnico-profesional organizado por Fundación WorldSkills Chile y el Grupo Educar, en la que se refirió a la situación que experimenta América Latina y el Caribe sobre el trabajo y cuáles son los principales desafíos de cara al futuro.

El experto explicó que actualmente el continente presenta 25 millones de desempleados, la mitad de la fuerza laboral se concentra en sectores informales, el 30% de la población vive bajo la línea de la pobreza, “y han aparecido con fuerza problemas ligados a la discriminación de género y desigualdad persistente en América Latina”, sostuvo.
Ante esta situación, Deibe confirmó que la organización a la cual representa ha definido cuatro factores de cambio, con lo que buscan revertir esta tendencia: factores demográficos, tecnológicos, de desarrollo productivo y nuevos modelos de negocios.

Sobre el primero, el especialista internacional planteó que “América Latina es la región más desigual del mundo, pero también es la más joven. La educación técnico-profesional tendrá un rol fundamental al integrar talento joven al mundo laboral”, dijo.

Agregó que “el tema de la educación técnica y la formación profesional tiene una alta valoración en los países de la OCDE, pero en América Latina este fenómeno no se replica, quizá por un tema cultural de no valorizar la educación técnica de la misma manera de cómo se valoriza en los países de la OCDE”, aunque, sostuvo, esta tendencia comienza poco a poco a revertirse.

ANTICIPACIÓN DE DEMANDAS

Por otra parte, Enrique Deibe planteó que el factor humano es una de las claves en la formación profesional para enfrentar los drásticos cambios que se avizoran en el campo laboral de Chile y de otros países del continente. “Generar nuevas calificaciones es una de las claves para el futuro cambio del trabajo y ahí hay que poner el eje central”, enfatizó el experto.

El director de OIT/Cinterfor cree que debe existir una “anticipación de demandas” en las instituciones de educación superior para “prever las nuevas necesidades que requerirá el mundo laboral y, así, orientar la formación técnico-profesional para que pueda ofrecer las herramientas que el nuevo trabajador requerirá”, dijo.

Asimismo, Deibe hizo mención de otro importante tema: el aprendizaje de calidad, que está vinculado con la formación dual y la formación en alternancia que combina teoría y práctica, “lo que permite desarrollar mejores posibilidades para los jóvenes. En el planteo de aprendizaje de calidad, desde la OIT, promovemos el diálogo social como una forma de acordar entre empleadores, trabajadores y gobiernos un modelo de aprendizaje que no genere precariedad laboral”, sentenció.

Deja un comentario

Últimos Artículos

Seminario sobre Convivencia Escolar deja importantes conclusiones

Ver más →

WhatsApp para la educación

Ver más →

Google lanza herramienta educativa para combatir el plagio

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.