Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

Espiar a nuestros hijos adolescentes

Ninguna tecnología, por sofisticada que sea, puede sustituir el desarrollo de un vínculo adecuado con nuestros hijos.

Por: Pablo Fuerte, Psicólogo Brave Up
Espiar a nuestros hijos adolescentes

Ninguna tecnología, por sofisticada que sea, puede sustituir el desarrollo de un vínculo adecuado con nuestros hijos.

En toda relación habrá fases de todo tipo, de mayor y menor tensión, de más o menos encuentros y desencuentros, pero es algo que poco tiene que ver con la tecnología, y mucho con generar un lugar de contacto. Dialogar y buscar posiciones comunes entre padres e hijos es parte del proceso que supone crecer y desarrollar una asociación que con el tiempo deberá necesariamente prosperar y perfeccionarse hasta convertirse en una relación entre dos partes igualmente adultas y responsables.

Hasta aquí, creo que estamos todos de acuerdo, pero en la práctica entregar respeto y esperar lo mismo de vuelta no es tan fácil. Un artículo de este mes en “The Guardian” titula, sin ningún tipo de miramientos: Of course parents have a right to spy on their kids (Por supuesto que los padres tienen derecho a espiar a sus hijos). Muchos padres sufren por lo que hacen o podrían hacer sus hijos adolescentes en sus celulares y entre ellos hay quienes piensan que ya que pagan sus planes de datos deberían tener acceso a todas las interacciones que se realizan en esos dispositivos.

 

 

Me temo que independiente de la ley o de los derechos que pensemos que tenemos es imposible vigilar completamente los actos de los adolescentes en las redes sociales. Tampoco es el camino más eficiente el controlar la conducta, si entendemos por controlar el saber que está haciendo el otro en todo momento. Simplemente no se puede, requeriría de todo nuestro tiempo y de capacidades tecnológicas que no poseemos. Tampoco lo podemos prohibir, ya que ellos necesitan de sus propios espacios para desenvolverse, para compartir ideas entre sus pares, para comunicarse.

La tecnología no va a arreglar ni mejorar lo que una relación de confianza y respeto mal planteada pueda haber estropeado. Convertirse en padres controladores que utilizan la tecnología para espiar todo lo que sus hijos hacen es un disparate: nadie puede vivir cómodo normalmente pensando que está en todo momento bajo control. Incluso si fuera posible controlar y vigilar, quien está siendo vigilado siente el peso de la desconfianza, se sabe controlado y naturalmente buscará liberarse.

Como alternativa podemos acompañar, podemos enseñar a comunicarnos, podemos ayudar a desarrollar las habilidades sociales necesarias para desenvolverse en espacios de interacción social, sean físicos como el colegio o la casa, o virtuales, sean los que sean. Podemos preocuparnos, y lo haremos de seguro, pero no servirá si no desarrollamos espacios de confianza y seguridad entre nosotros. Toda relación está compuesta por dos partes, cada una con sus deberes y responsabilidades, e ignorar esto sería otra receta más para el desastre. Nosotros como adultos estamos llamados a dar el primer paso para generar esa sinceridad mutua porque ya fuimos adolescentes. En otra época quizás, pero con las mismas dificultades. Antes de pensar que la tecnología y el control de ella va a ser la solución a un problema de relación entre personas, es mejor agotar antes otros caminos: diálogo, respeto, confianza creciente, responsabilidad mutua y más diálogo si es necesario.

Link vínculo: https://www.theguardian.com/commentisfree/2017/aug/20/parents-have-a-right-to-spy-on-theirchildren

Deja un comentario

Últimos Artículos

Exitoso seminario de deserción escolar

Ver más →

Conéctate con la naturaleza con estas Apps

Ver más →

Enseñando en motocicleta por La Tirana

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.