Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2021 - Edición 257

Escuelas Inclusivas

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El valor de acercar las ciencias a la Educación

Encuesta de grupoEducar a 796 profesores reveló la escasez de docentes en Física, Matemática y Biología, además de la falta de recursos económicos.

 

Para palear este problema, se abrirá el primer programa en el país de “Formación de Profesores de Educación Media en Ciencias y Matemática” que entrará en vigencia en marzo del 2013.

Pocos educadores, sueldos bajos y escasez de recursos para educar en el área de ciencias, son las quejas más recurrentes de los docentes. Así lo evidenció una encuesta elaborada por grupoEducar a más de 700 profesores de todo el país.

El 90% de los encuestados señaló que “no existen suficientes profesionales del área, pocos o nulos incentivos y los recursos disponibles para implementar talleres y laboratorios, son también pobres”.

Además reclaman que “no son apreciados y que existe muy poca valorización de la especialidad”. Ello se suma a la advertencia que se menciona en el informe “Preparación de maestros y líderes escolares para el siglo XXI”, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Allí se indica que “la escasez de profesores en áreas específicas como ciencias y matemáticas, la contratación de educadores de calidad recién egresados y la mantención de los mismos ejerciendo en las aulas o en colegios complejos, siguen siendo enormes desafíos para los sistemas educacionales de diversos países del mundo, incluido Chile”.

Se señala también que “la escasez de profesores en Ciencias y Matemática en Chile llega al 35%, y el país figura entre los cinco más altos, después de naciones como Turquía y Luxemburgo. En promedio, el déficit entre las naciones que integran la organización es inferior al 20%”.

Especialización en Ciencias

Reclaman los educadores que faltan políticas públicas. Justamente por ello es que a partir del próximo año entrará en vigencia el “Programa de Formación de Profesores de Educación Media en Ciencias y Matemática”. Así nos contó el docente de la UC, Renato Lewin, quien está a cargo de esta nueva iniciativa. “Con este gran proyecto buscamos aportar a la sociedad con profesores de Ciencias y Matemática de alta calidad, efectivos y capaces de conducir el aprendizaje de todos sus alumnos”.

A juicio de Lewin, “efectivamente hay un déficit, más aún si se considera que cerca de la mitad de los profesores de ciencias en ejercicio no tienen especialización en la asignatura. Siendo conservador, se trata entonces de un déficit de entre tres y cuatro mil profesores calificados. No tengo cifras sobre las tasas de retiro (por jubilación u otra). Naturalmente este programa ayudará, al menos para producir un recambio con profesores de primer nivel”.

Y esa es justamente una de las maneras de revertir ese problema, que aconseja la OCDE en el informe: “la mejora de las capacidades de los profesores a lo largo de su carrera, a través de la formación continua, es la clave, ya que, de esta forma, puedan afrontar los retos de aulas cada vez más diversas, así como para desarrollar métodos personalizados de enseñanza”.

Con este proyecto se buscará solucionar otra de las dificultades. “Es indudable que para una educación en ciencias efectiva, deben combinarse los libros con el laboratorio. Nuestro Programa pondrá una especial atención en ello. Naturalmente, los laboratorios implican costos relativamente altos no solo en su implementación los que, al fin y al cabo, son gastos por una vez, sino que en su operación día a día”, explica el profesor de la UC.

Por otra parte, cuenta Lewin, “no es cuestión de hacer una licitación y comprar 5.000 laboratorios de química, de física y de biología y repartirlos en los colegios. Ya tenemos experiencia con los computadores que se repartieron antes y lo que ha sido de la mayoría de ellos. Antes del laboratorio está la capacitación de los profesores. Nosotros esperamos que nuestros egresados ya tengan estas competencias y cuenten con el equipamiento adecuado en sus futuros trabajos”.

Alternativas de aprendizajes

Por un lado, actualmente es posible desarrollar programas en el aula por medio de iniciativas del programa de Explora Conicyt, como “Tus competencias en Ciencias” (TCC), nos contó su directora, Marianela Velasco. “Uno de los aportes más significativos de este proyecto es la metodología utilizada para realizar las actividades de aprendizaje y promover el desarrollo de competencias científicas, la que en sus cuatro momentos sitúa en el centro al estudiante para lograr enseñanzas significativas a través de la contextualización y la práctica desde lo cotidiano”.

Según la directora, el docente puede aplicar en el aula y para cualquier temática, “un primer momento de motivación en el que busca llamar la atención de los participantes, basado en la experiencia, seguido por otra etapa de experimentación, en la cual los estudiantes son los protagonistas y desarrollan un problema de forma colaborativa, conectándose con sus aprendizajes previos y con el contenido científico que se está desarrollando; el que luego es compartido en un tercer momento de socialización, moderado por el profesor, donde todos discuten y comentan sobre los alcances de la actividad y finalizando en el momento de síntesis, donde el docente recoge las principales conclusiones de los estudiantes y las conecta con el objetivo planteado al iniciar la actividad”.

Lo que ocurre es que esta metodología de trabajo está centrada en el logro de aprendizajes para la valoración de la Ciencia y Tecnología a través del desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes de pensamiento científico. Pero que al mismo tiempo “promueve desde su base competencias transversales que le permiten actuar a los estudiantes en el marco de distintas disciplinas con mayor autonomía, de manera colaborativa, expresando creatividad y juicio crítico, generando en el aula un clima de confianza entre sus pares y con el profesor, quien actúa como un guía en el proceso de enseñanza aprendizaje”.

“TCC se constituye en una herramienta que pone a disposición de los profesores y sus aulas, no sólo un conjunto de actividades de aprendizajes bien construidas y sus materiales, sino que además abre la posibilidad de utilizar las estrategias metodológicas que cambian el foco del proceso de enseñanza-aprendizaje desde la instrucción de contenidos hacia la construcción guiada de los aprendizajes”, resaltó Marianela.

“Vinculo entre la comunidad científica nacional, docentes y la comunidad escolar de Chile”

Otra de las formas de enseñar ciencias en Chile, es a través del programa de “Educación en Ciencias Basada en la Indagación (ECBI)”, que surge como un llamado de las Academias de Ciencias de varios países del mundo (Tokio 2000), con la finalidad de trabajar por un acceso equitativo al conocimiento de las ciencias y tecnologías para los alumnos.

En Chile, uno de los docentes que trabaja con esta metodología es Luis Barrera, físico de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). “ECBI propone contribuir al logro de una educación en ciencias de calidad para todos los niños, y se presenta como una alternativa ante la necesidad de renovación de la enseñanza–aprendizaje de las ciencias, y propone estrechar los vinculo entre la comunidad científica nacional, docentes y la comunidad escolar de Chile”.

La enseñanza ECBI no trabaja con el estereotipo de un maestro que entrega conocimientos, por el contrario, busca que el profesor se transforme en un mediador que “incentive a sus alumnos a formularse preguntas antes que entregar respuestas”, explica el profesor Barrera.

Pero la tarea no siempre resulta fácil. Porque “desarrollar las clases de ciencias, utilizando la metodología indagatoria implica, para la mayoría de los docentes, un cambio radical en su práctica pedagógica. Para enfrentar ese desafío, se requiere articular un programa de desarrollo profesional permanente que entregue el apoyo que los docentes necesitan, con explícito sustento del trabajo colaborativo entre educadores y científicos”.

Ello demandará del profesor una mayor reflexión y la actualización del conocimiento, en especial aquello que se refiere al ámbito científico. “Establecer vínculos entre la comunidad científica nacional, docentes y escolares, es la clave para generar recursos orientados a objetivos específicos de la enseñanza de las ciencias”, termina el profesor Barrera.

Renato Lewin, matemático, docente y encargado del nuevo programa de ciencias de la UC:

“Prefiero decir que es el Estado, más que el Gobierno, el que está al debe en educación. La Educación debe ser una política de estado, que no cambie de gobierno a gobierno. Una política de estado se preocupa del sistema globalmente, comenzando por una buena educación pre-escolar obligatoria y de calidad, una fuerte educación básica. La educación media, en ciencias y humanidades, sería así mucho más fácil de alcanzar”.

Luis Barrera, Físico, Docente de la UMCE y miembro del programa ECBI:

“La formación de los futuros profesores(as) de Chile requiere de una mirada más allá de las disciplinas básicas (Biología, Física, Matemática y Química). La sorpresa y el maravillarse ante los fenómenos naturales son cada vez mas difíciles de encontrar en los planes y programas en la enseñanza de las ciencias en niños y niñas de Chile”.

Marianela Velasco, Directora de Explora Conicyt:

“Tus competencias en ciencias durante el 2013 estarán disponibles para toda la comunidad a través de actividades virtuales orientadas al desarrollo de competencias científicas y que podrán ser aplicadas tanto en un contexto familiar, como escolar”.

Deja un comentario

Últimos Artículos

Informe: Estado Mundial de la Infancia 2021

Ver más →

Aprender a convivir HOY

Ver más →

La importancia de trabajar las emociones

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.