Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Nov 2019 - Edicion 236

Incluir a todos vale la pena

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El Teatro como herramienta pedagógica

Hoy, el colegio es responsable de entregar no solo conocimientos, que sin duda son muy importantes, pero hoy se necesitan niños y jóvenes con habilidades blandas o habilidades sociales que le permitan desarrollarse en una sociedad y en un mundo cambiante e incierto. El teatro es una de las herramientas que ayudan a cumplir con este objetivo.

Por: Ivette Arriagada
El Teatro como herramienta pedagógica

El teatro, es una de las manifestaciones artísticas más antiguas y primarias que conoce el hombre.En la antigüedad, ocupaba un gran lugar ya que era un fenómeno a partir del cual una sociedad podía exponer en tono de tragedia o de comedia aquellos elementos que caracterizaban su cotidaneidad.

A su vez, es una de las actividades formativas más completas que se pueden realizar en los establecimientos escolares. En él se abarca el perfeccionamiento del leguaje, la expresión y la pérdida de la vergüenza por parte de sus participantes.

Para la profesora de Lenguaje Soledad Herrera, quien ha trabajado el teatro con alumnos de diferentes niveles y colegios, el teatro tiene múltiples beneficios: Ayuda a expresar emociones; mediante la adopción de diferentes roles y personajes, el teatro es la mejor herramienta para que el niño pueda mostrar sus sentimientos e ideas, y haga público especialmente aquello que le cuesta verbalizar.

Además la profesora explica que “potencia las relaciones personales con sus compañeros y con los adultos, le permite desarrollar valores como empatía, responsabilidad, respeto y compromiso”. La formación integral del niño como ser social se ve favorecido en actividades donde de él depende el trabajo de otros y a la vez él de pende de lo que otros hagan.

Permite desarrollar las diferentes formas de expresión, desde el lenguaje hasta el movimiento corporal o la música. Ayuda a mejorar la expresión oral, que muchas veces se ve afectada con la comunicación online de los jóvenes.

Además al perder el miedo a hablar en público, el teatro fomenta la confianza en uno mismo y aporta una mayor autonomía personal, ayudando a los más tímidos a superar sus miedos.

Desarrolla la empatía, ya que enseña a los más pequeños a ponerse en el lugar de otras personas diferentes a ellos. Al ponerse en la piel de diversos personajes, los estudiantes pueden experimentar lo que se siente en situaciones que quizá no podrían haber vivido de otra forma.

Y lo que es muy importante hoy en día, la profesora Soledad Herrera señala que “el teatro como actividad extra programática en los colegios, ayuda a que los niños ocupen su tiempo libre en una actividad que los entretiene y además le ayuda a desarrollarse”.

Muchos colegios realizan festivales de teatro, que después de muchos ensayos de una obra en particular, presentan a los padres en horario estelar. Pero también puede ser usado como una herramienta pedagógica que ayude a afianzar conocimientos, de historia con representaciones improvisadas de episodios históricos por ejemplo, o de biología con alumnos representando células o moléculas. Solo hace falta creatividad de los docentes y de los alumnos.

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Danza y teatro se incorporan al currículum escolar de terceros y cuartos medios

Ver más →

Escolares de Tercero y Cuarto Medio podrán asistir gratis al teatro por dos años

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.