Encuenta el contenido que necesitas

Ingresa a tu cuenta grupoeducar

Sep 2020 - Edición 244

Tecnologías ¿De enemigas a aliadas?

Suscríbete a nuestra revista y podrás leer el contenido exclusivo online

Regístrate y accede a la revista

El éxito de Finlandia

0

El día de mañana, los alumnos finlandeses serán los profesionales más preparados del planeta. Lo más probable, porque desde que la OCDE comenzara en el año 2000 a elaborar su informe PISA, Finlandia ha acaparado los primeros puestos en Europa por su excelente nivel educativo. Nos queda, entonces, preguntarnos si es posible importar el modelo a Chile y para ello conversamos con Yasna Jelinicic, directora de la Facultad de Educación de la Universidad del Desarrollo, quien acaba de llegar de una estadía en la nación nórdica.

Por Marcela Paz Muñoz Illanes

¿Por qué nos comparamos con un país como Finlandia, siendo que pareciera una realidad muy lejana a la nuestra?

Me parece sorpresivo que actualmente nos comparemos con un país como Finlandia, considerando que no hemos sido capaces de centrar nuestras discusiones y políticas en lo que realmente generará el impacto al interior de las escuelas. En primer lugar, el cambio de mentalidad y comportamiento que requiere asumir responsabilidades, a nivel de comunidad, para el logro de la educación de calidad. Por ejemplo, ¿serán capaces los estudiantes universitarios de mejorar su conducta, interés por el saber y niveles de autonomía una vez que la gratuidad sea concebida? ¿Los padres entenderemos que cumplimos un rol trascendental en el manejo y uso del conocimiento que va más allá de simplemente llevar a los niños al colegio, apoyar las agobiantes tareas y firmar las comunicaciones? ¿Los docentes serán los principales analistas y gestores de los cambios que ocurrirán en su propio campo de experticia? ¿El director dejará su rol de oficina para tomar las aulas con un liderazgo pedagógico que apoya y mejora el rol docente?

“Y en segundo lugar, y a mi juicio la clave del éxito finlandés, la importancia de las políticas que regulan la selección, formación y retención de quienes están a cargo de liderar los procesos de enseñanza y aprendizaje dentro de nuestras salas de clases: los docentes. El status que tiene la profesión hace verlos con otros ojos, dándoles la confianza que necesitan para trabajar de manera autónoma, sin presiones ni evaluaciones de por medio, con la simple finalidad de lograr aprendizajes de calidad.

Los resultados de los alumnos finlandeses son excelentes en todas las evaluaciones internacionales realizadas en los últimos 20 años. Los informes PISA y los de la International Association for the Evaluation of Educational Achievement (IEA) revelan excelentes puntajes en competencia lectora, científica y matemática. Además, el porcentaje de estudiantes con un bajo nivel de desempeño es mínimo, y la mitad de los alumnos tiene promedios notables o altísimos en todas esas pruebas. Y como si fuese poco, el fracaso escolar en ese país, es también muy reducido (5%).

¿Qué elementos llaman más la atención de ese modelo educacional?

Luego de presenciar clases en Finlandia, no me queda más que decir que la educación de calidad no se construye necesariamente con grandes innovaciones dentro de aula, infraestructuras monumentales, tecnología de punta, jornadas extendidas, evaluaciones sistemáticas, currículum rígido y restricciones dentro de las escuelas.

“La clave del éxito de un país en educación , que no presenta grandes recursos naturales ni un clima privilegiado para propiciar el intercambio, radica exclusivamente en dos razones que a mi parecer están alejadas de la discusión que bombardea actualmente nuestras portadas: el valor social que se le entrega a la educación como la principal medida de desarrollo de una cultura y la admiración que existe hacia el docente como factor principal de cambio al interior de las escuelas, logrando aprendizajes que van más allá de lo disciplinar, pues su interés va en el desarrollar personas con habilidades para enfrentarse adecuadamente a las exigencias del mundo actual.

“Además, los estudiantes finlandeses tienen autonomía absoluta para dirigir su aprendizaje, dado a que están conscientes que la contribución de estos conocimientos son indispensables para el éxito en la sociedad. No se observan inspectores, porteros ni reglamentos que regulen sus conductas dentro de las escuelas”.

Cuenta la decana que en ese país, los alumnos simplemente asisten y gozan de la magia de aprender. Interactúan entre ellos, de manera permanente con un profesor capacitado, que no requiere de una distribución especial del mobiliario dentro de la sala, grandes recursos materiales ni tecnológicos para encantarlos con nuevos saberes. Basta con la pasión por la enseñanza y conocimiento exacto de la disciplina que éste imparte para lograr aprendizajes significativos en sus estudiantes. Él es el líder del saber y por ende, la sociedad confía en su capacidad para cumplir con lo que se demanda con plena autonomía”.

¿Es posible replicar el modelo en Chile?

A nivel de política educativa, es posible en cuanto a la manera cómo evalúan los aprendizajes de los estudiantes para realizar comparaciones y mejoras. En Finlandia no se realizan evaluaciones nacionales durante toda la básica y, menos, publican los resultados a modo de no generar comparaciones y competición entre escuelas. De hecho, la obtención de muestras basta para analizar cómo el currículum se lleva a cabo al interior de las escuelas y, la información obtenida de esta instancia, es sólo conocida y empleada por el Estado regulador.

“En relación a la escuela, existe el desarrollo de la autonomía de todos los agentes educativos, especialmente alumnos y docentes. Dar espacios de interacción donde todos los estamentos conversen y opinen respecto a las metas institucionales, de manera de hacerlos partícipes y responsables de éstos. Entregar roles de importancia a los docentes que vayan más allá de la planificación y generación de material, por ejemplo: formar líderes o expertos para capacitar a otros docentes, permitirles generar su horario, proponer talleres para sus cursos y dar a conocer las buenas prácticas a beneficio de la formación de nuevos profesores, lo cual será posible siempre y cuando logremos entender que las nuevas generaciones de profesores son responsabilidad de las instituciones superiores y establecimientos educacionales”.

¿Cuáles son los principales desafíos que debe sortear un director de un establecimiento para implementar aquellas políticas educativas que han hecho de Finlandia un país a seguir en materia educativa?

Los desafíos van asociados a:

1. Aplicar el liderazgo pedagógico donde toda decisión tiene como meta el aprendizaje de los alumnos de manera distributiva, dado a que todos son responsables del logro de buenos aprendizajes.

2. Mayor reconocimiento para el equipo docente, basado en las altas expectativas de su desempeño como expertos dentro de la sala de clase.

3. Generar espacios donde los estudiantes puedan explorar su creatividad.

4. Pasar de la evaluación al acompañamiento técnico.

5. Analizar las instancias evaluativas que se realizan a nivel escolar para poder disminuir al máximo su periodicidad. Lo ideal, es dejar el número adecuado de acuerdo a la capacidad técnica del colegio para analizar los datos y generar las adecuaciones respectivas.

 

Claves del modelo educacional finlandés

  • Durante los primeros seis años de la primaria, los niños tienen en todas o en la mayoría de las asignaturas el mismo profesor, que vela porque ningún alumno quede excluido. Hasta 5º no hay calificaciones numéricas.
  • Alto nivel de preparación y prestigio social del profesorado. Para ser maestro se necesita una calificación de más de un 9 sobre 10 en sus calificaciones.
  • El financiamiento de la educación es público.
  • En Finlandia el 80% de las familias va a la biblioteca el fin de semana y el sistema social finlandés contribuye con numerosas ayudas oficiales a las familias, que pueden conciliar su trabajo y la atención a sus hijos.
  • Existe una herencia cultural luterana basada en la responsabilidad que fomenta la disciplina y el esfuerzo, también acompañada por un clima que empuja a encerrarse en casa, pero estos factores también están presentes en otros países vecinos, como Suecia o Dinamarca, que disfrutan de mayor nivel económico y sin embargo figuran varios puestos por debajo en PISA. 

www.educación.uc.cl

 

Deja un comentario

Últimos Artículos

Exitoso seminario de deserción escolar

Ver más →

Conéctate con la naturaleza con estas Apps

Ver más →

Enseñando en motocicleta por La Tirana

Ver más →

Mantengamos la conversación, búscanos en twitter como @grupoEducar

Ingresa a nuestra comunidad en Facebook y profundicemos el debate.

Créate una cuenta en grupoeducar

Revisa nuestro contenido en todas las plataformas desde un teléfono hasta nuestra revista en papel.